Opinión

La confianza que ahora despierta Brasil

  • El gigante americano ofrece crecimiento económico e incluso estabilidad política
Las alzas de tipos del Banco de Brasil acaban con el efecto divisa adverso.

Aún se recuerdan los problemas que la exposición a Brasil provocó a las multinacionales españolas en el inicio de la pandemia; sin embargo, ahora la situación es la opuesta.

Los daños que el gigante americano creaba se debían a un efecto divisa adverso que se disipó en marzo, con la primera alza de tipos en seis años. Esa decisión no fue un hecho aislado ya que se esperan más subidas, hasta llevar las tasas del 2% al 7% en coherencia con una economía que experimenta una fuerte expansión.

Es más, Brasil ofrece incluso un rasgo tan infrecuente en América Latina como la estabilidad política, ante la perspectiva de que el presidente Bolsonaro vuelva a ganar en 2022. Puede afirmarse, por tanto, que el país es un activo al alza para empresas como Telefónica o Iberdrola.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin