Opinión

La necesaria evolución del sector sanitario a través de la tecnología

Urge la digitalización de la sanidad

Durante el último año hemos sido testigos de un momento de gran aceleración en la adopción de nuevas tecnologías en todos los sectores. En el sector sanitario, la pandemia ocasionada por la COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad acuciante de implantar soluciones tecnológicas que dieran respuesta a los grandes retos del presente y del futuro.

En una crisis de salud pública como la que vivimos se ha evidenciado que las organizaciones sanitarias no estaban preparadas para atender de forma personalizada a pacientes que no llegaran a través de las vías habituales. Necesitamos una nueva forma de atención digital, una telemedicina que consiga conectar con los pacientes de forma preventiva, en la que el historial médico esté siempre disponible y se puedan recibir prescripciones de forma remota.

Para poder llevar a cabo este reto la tecnología se ha convertido en nuestra gran aliada: un pilar fundamental que nos da la posibilidad de trabajar de una manera flexible, colaborativa y segura. La implantación tecnológica en Sanidad permite registrar y gestionar la actividad de cada paciente, facilitando el trabajo de los profesionales sanitarios a la hora de tomar decisiones.

Sin duda, nos encontramos en un momento en el que debemos ser capaces de reimaginar el futuro del sector sanitario a través de la digitalización y poder aplicar, de esa manera, todo lo aprendido durante los últimos meses. La sanidad ha demostrado su resiliencia adaptándose a las difíciles circunstancias del pasado año, pero ahora debemos poner a su disposición las herramientas necesarias no solo para dar respuesta a la pandemia, sino para definir nuevas formas de relación con el paciente que mejoren su atención.

Hoy es más crucial que nunca poder compartir datos de salud para acelerar la investigación médica y avanzar en la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Para ello es necesario contar con soluciones seguras, de extremo a extremo, capaces de generar mayor interacción con los pacientes, incluso en la atención médica a distancia. Una forma idónea de dotar a la medicina de la base sobre la que construir toda su digitalización es la nube, que facilita a las organizaciones sanitarias una gran flexibilidad, ahorro y sostenibilidad a la hora de poner en marcha o actualizar sus infraestructuras de TI.

Necesitamos que el personal médico pueda acceder a los datos sensibles de un modo seguro, así como a contar con herramientas integradas para, por ejemplo, ser capaces de desarrollar medicina personalizada o de precisión mediante la aplicación de analítica predictiva sobre texto, imágenes o genoma. Pero no sirve cualquier nube para ello, ya que aspectos como la seguridad o la privacidad, cumpliendo la normativa del sector sanitario, no están implícitos en todas las alternativas en el mercado. Por este motivo surgen soluciones como Microsoft Cloud for Healthcare, la primera nube específica para el sector sanitario, diseñada para adaptar las herramientas de análisis y procesamiento de datos al sector de la salud, garantizando el cumplimiento de los estándares de seguridad más exigentes.

Por otro lado, contar con herramientas que nos ayuden a compartir y acceder a datos desagregados y anonimizados de los sistemas de salud es esencial para lograr dar un impulso muy relevante a la investigación médica. La ciencia del dato nos posibilita mejorar significativamente en medicina predictiva, optimizar la atención sanitaria, mejorar la calidad de vida de los pacientes y, además, lograr al mismo tiempo una reducción de costes en los sistemas sanitarios.

El sector sanitario estará, sin duda, cada vez más marcado por lo que denominamos Intensidad Tecnológica. Una nueva era, basada en la innovación, en la que la Inteligencia Artificial será clave. Poner la tecnología en manos de los expertos ayudará a acelerar la creación de nuevas soluciones y mejorar el acceso a la asistencia sanitaria en todo el mundo. Ejemplos actuales de ello son casos como el de Ribera Salud, que ya es capaz de predecir qué pacientes COVID-19 requerirán ingreso en UCI mediante la Inteligencia Artificial; o HM Hospitales, que ya está trabajando con tecnologías de machine learning como uno de los principales ejes es la mejora de la capacidad de procesar información de paciente y avanzar así en la denominada 'Medicina de Precisión'.

Dar el paso hacia la transformación digital es responsabilidad de todos, desde las organizaciones hasta los profesionales que las conforman. Debemos promover, en conjunto, un cambio cultural que nos ayude para afrontar los nuevos retos de la era digital, y todo ello pasa, necesariamente, por la capacitación del capital humano.

Las empresas del sector sanitario no solo deben ser capaces de atraer personal con talento y competencias digitales, sino también generarlo y retenerlo. Ahora más que nunca, la cultura digital ha dejado de ser algo único de la industria tecnológica. La COVID-19 ha traído consigo un aumento exponencial de desafíos tecnológicos que necesitan de personal preparado para afrontarlo. En España, en los próximos cinco años, se prevé la creación de dos millones de empleos en torno a la tecnología y no se trata únicamente de puestos de trabajo exclusivos del sector tecnológico. Según datos de LinkedIn, hoy en día, cerca del 60% de las ofertas de trabajo para desarrolladores provienen de empresas que no forman parte del sector tecnológico.

Por ello, nosotros apostamos por democratizar el acceso a las tecnologías desde todas las organizaciones para que estas sean capaces de desarrollar competencias digitales propias. Para impulsar su competitividad y capacidad de crecimiento del sector, la sanidad necesita contar con una fuerza laboral capacitada en materia digital.

Ahora tenemos una oportunidad única para contribuir y ayudar al mundo a resolver problemas de salud urgentes a través de la tecnología. Debemos ser conscientes de la necesidad real del sector y promover soluciones innovadoras gracias al uso de tecnologías como la Inteligencia Artificial y la ciencia del dato para seguir desarrollando nuevos modelos que ayuden a la investigación y la transformación del sector sanitario de cara al futuro.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
mariaq56
A Favor
En Contra

La digitalización en este sector es esencial y más aún en las circunstancias actuales. Con los formularios digitales los profesionales de salud podrán generar desde su móvil, un informe médico detallado y emitir automáticamente una prescripción médica durante consultas médicas a domicilio. Les dejo este artículo por si les interesa https://www.kizeo-forms.com/es/emita-informes-y-prescripciones-durante-sus-consultas-medicas-a-domicilio/

Puntuación 0
#1