Opinión

Sin consenso ante la epidemia

  • Persiste una actitud de 'guerracivilismo' que impide todo acuerdo
  • La precampaña electoral permanente en que vivimos desemboca en el "todo vale"
La distancia entre Pedro Sánchez y Pablo Casado se agranda pese a la pandemia

La falta de consenso entre Gobierno y oposición ha llegado al paroxismo de enfrentarse por el proceso de vacunación iniciado en España. Lo que en principio es una gran noticia, probablemente la mejor del año, se ha convertido en una serie de agravios y reproches.

Resulta inconcebible que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el líder de la oposición Pablo Casado no sean capaces de vacunarse a la vez para infundir confianza en los ciudadanos. Según el CIS más de un 28% de los ciudadanos no está dispuesto a vacunarse porque no se fía de la bondad de las vacunas contra el Covid-19.

Esta crispación ha llevado a que España sea el único país del mundo donde se ha intentado derribar a un Gobierno por la gestión de la pandemia. Primero fue a través de los tribunales y de un grupo de la Guardia Civil que trató de recoger datos contra las autoridades sanitarias por la manifestación del 8 de marzo. Dado que los tribunales han rechazado hasta el momento de cualquier intento de instrumentalizar la enfermedad contra el Gobierno, Vox presentó una moción de censura que fracasó. Hay que recordar que el jefe de la oposición retiró el apoyo al Gobierno en pleno estado de alarma, creando una situación de incertidumbre que se ha mantenido durante los nueve meses de la pandemia.

Si esto ha ocurrido frente a un contagio que ha provocado 50.000 muertos oficialmente y 2 millones de infectados, para el resto de las cuestiones mejor ni hablar.

Efecto del multipartidismo

Gobierno y oposición se echan mutuamente la culpa presentando al adversario como un enemigo a batir. Si bien la auténtica causa es la desaparición del bipartidismo que permitía que los gobiernos, fueran de mayoría absoluta o no, durasen la legislatura para la que habían sido elegidos. Ya no. Existe la sensación que el Gobierno puede cambiar la semana que viene.

Esto explica que estemos en una especie de campaña electoral permanente. No hay que esperar tres años, que es cuando por ley se celebrarán las siguientes elecciones generales. La oposición está convencida de que el Gobierno de Pedro Sánchez puede caer en cualquier momento, de ahí su afán de desgastarle utilizando cualquier asunto. Todo vale. Esto es la guerra.

Esta situación contrasta con la que existía hace cuarenta años cuando el consenso entre todas las fuerzas políticas permitió alumbrar 17 estatutos de autonomía descentralizando el país. Un consenso que había permitido elaborar la Constitución como colofón de una transición ejemplar de la dictadura a la democracia.

Como escribe el catedrático Fernando Bécker, esta transición comenzó mucho antes que la muerte de Franco y fue posible gracias a la llamada "generación del 39". En el libro homenaje que se dedica a Carlos Robles Piquer, explica que hubo un destacado grupo de liberales conservadores que trabajaron desde dentro del Régimen para que España llegara a una vida democrática plena, se integrase en Europa y fuese un país moderno. Fue esto lo que permitió el pacto constitucional entre republicanos y monárquicos a través de la monarquía parlamentaria.

Ganar el futuro

Este grupo de intelectuales que vivieron la Guerra Civil pero no lucharon en ella, fueron una pieza fundamental en el consenso que permitió a España vivir los cuarenta mejores años de su historia. Hubo muchos, en una y otra orilla, que a pesar del franquismo supieron tender puentes y crearon un caldo de cultivo para que España ganara el futuro.

Resulta descorazonador comprobar que aquel clima de entendimiento entre dirigentes de planteamientos políticos diferentes no se pueda mantener en la actualidad. Probablemente en la derecha persiste un franquismo sociológico que no ha desaparecido y lo mismo sucede en la izquierda donde se ha instaurado una especie de "guerracivilismo" dispuesto a terminar con el pacto constitucional y lo que denominan el régimen del 78.

La recuperación de la fragmentación en las dos Españas sería lo peor que nos podría pasar después de la pandemia. Como en la película de Alejandro Amenábar el futuro no es posible Mientras dure la guerra (2019).

comentariosforum8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 8
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Facior
A Favor
En Contra

Decía Voltair: "No estoy de acuerdo con lo que dices; pero daría mi vida por defender el derecho que tienes a decirlo."

Esa frase es la mejor definición de democracia. Defender el derecho a pensar de diferente manera se demuestra compartiendo mesa y dirección. Cuando no se busca el pacto, el término medio, el ceder algo para dejar espacio al adversario, es que se lleva un dictador dentro.

El no va más de dictador subyacente se demuestra insultando y fomentando odios en lugar de formular argumentos.

Puntuación 4
#1
Nicaso
A Favor
En Contra

No nos fiamos de la bondad de las vacunas contra el Covid-19, de qué se extraña usted ?. Todo alrededor de las dichosas vacunas resulta hasta sospechoso desde las prisas del diablo en conseguirlas saltándose su experimentación y dejando muchas sombras sobre sus efectos secundarios que dan mucho miedo metérselas en el cuerpo.

Por otro lado caballero las críticas que le hace a la oposición se las podía haber hecho al PSOE cuando se cargó al PP sin más. La transición al actual sistema fue una evolución natural desde el franquismo porque el franquismo quiso. La población española del momento era sustancialmente de clase media que dijo si a la constitución sin renunciar a la vida anterior. La guerra en aquellos tiempos estaba en el más absoluto olvido y no como hoy que parece un instrumento político más.

Buen año caballero.

Puntuación 13
#2
Carmen
A Favor
En Contra

Y esta la escoria esta divagando como siempre. Se olvida de todas y cada una de los delitos que ha cometido este gobierno de asesinos, y culpa de todos los males a la oposicion: A ver si se aclara, don hemorroide, Pedro el sepulturero y el chepudo asesino de mayores. Si usted sigue vivo es porque no estaba en la lista de los que ha matado con su voto, usted y todos los cretinos que han votado al sepulturero.

Puntuación 11
#3
Diego tabarnés
A Favor
En Contra

Y es que los que se llenan hoy la boca hablando de democracia, libertad y otras falsedades, que pactan con terroristas asesinos y separatistas golpistas, son los auténticos dictadores.

Los años del franquismo después de los 40's de la posguerra, inevitables por desgracia, fueron los de mayor paz y verdadero progreso en España. Como mucho podría hablarse de dictablanda, pero nada de dictadura, años grises ni sandeces. Podría hacer una lista bien larga de ejemplos de esas 3 décadas florecientes, aunque resumiendo mucho lo dejo en los años dorados del turismo, la creación de una seguridad social de la que hoy disfrutamos todos, o el desarrollismo en la industria e infraestructuras que tenemos hoy en nuestro país;. Lean, lean, infórmense bien; no sean tan políticamente correctos ni se dejen achantar por la farsa de politicuchos de medio pelo que no hacen otra cosa que remover el pasado y volver a incendiar a la población enfrentándonos con acontecimientos ya olvidados en lugar de mirar hacia el futuro, que sería lo suyo, mientras ellos viven de la sopa boba y pensiones vitalicias.

Con los 80's y el socialismo felipista, reenlazado con un PSOE que provocó la guerra "incivil" junto con otros movimientos de talle ultrazurdista, empezamos a ir de guatemala a guatepeor, y huelgan comentarios de como y en qué lugar nos tenemos que ver hoy, salta a la vista...

Puntuación 10
#4
Facior
A Favor
En Contra

A 4) Diego Tabarnes,

La democracia no es real si no existe una clase media amplia. Durante el franquismo se creó por primera vez una amplia clase media. Los poco pudientes invadieron la Universidad, con frecuencia compatibilizando el estudio con el trabajo y emigrando en verano a fregar platos en un restaurante alemán para poder ayudarse económicamente en invierno. Todo ello fue posible por un sociedad que premiaba el esfuerzo y un régimen que fue favorable a ese desarrollo. Cuando se alcanzó un nivel de vida adecuado, los franquistas se hicieron el haraquiri legalizando todos los partidos y trajeron la democracia.

Ahora estamos en el proceso inverso. Se está empobreciendo el país reduciendo la clase media para poder instaurar un régimen bolivariano. Que Budha o Alá nos proteja,.

Puntuación 13
#5
Ya se lo decía zapatero a Iñaki Gabilondo..."nos interesa tensión"...¿más claro?
A Favor
En Contra

El muy...se le ocurrió sacar las batallitas de la "memoria histórica" etc

Pues no es nada con lo que los nuevos están jugueteando...Valle de los Caídos... Franco...(y todo estaba olvidado!!!!, por todos!!!!).

Es lo que tiene tener que vivir de la política el mediocre (pero por multitudes). Si no sales...al paro!!!!

Pues ahora "se nos ocurre" TENER EL UNICO GOBIERNO SOCIAL-COMUNISTA DE OCCIDENTE!!!! con gente de verguenza ajena en Europa, lo peor del peor pesoe y comunistas rancios tropical-bananero; todo alejadísimo de una Socialdemocracia moderna europea...¿está clarito lo que pasa?

Tampoco la Oposición está para tirar cohetes...

Puntuación 10
#6
Usuario validado en elEconomista.es
farmyard
A Favor
En Contra

Oiga Guindal, que Sánchez derribó un gobierno por una sentencia judicial manipulada por juez afín al PSOE. Pudo gobernar con el apoyo de PP pero prefirió a Podemos.

Puntuación 3
#7
Diego tabarnés
A Favor
En Contra

A 5, Facior:

Efectivamente, la cultura del franquismo de premiar el esfuerzo y la honradez, valores que se han ido perdiendo, al igual que la clase media, que es la que sustenta un país. Dudo que haya existido un período tan dorado en España, como dudo que Budha y aún menos Alá nos proteja, más bien nos ponen con el culo al aire apuntando a la Meca. A los pocos creyentes cristianos que quedamos nos toca ir sorteando la coyuntura como podamos, aunque por mi parte no renuncio a la fe.



A 6:

Tampoco la oposición está para tirar cohetes, pero a algo hay que agarrarse.

Puntuación 2
#8