Opinión

El mercado laboral y las mujeres

La formación es clave para reducir la brecha de género

La fuerza laboral era predominantemente masculina en 1976, si bien no es cierto que apenas hubiera entonces mujeres que trabajaran fuera del hogar.

En las siguientes dos décadas, el desempleo se disparó en España y la ocupación de las mujeres era prácticamente la misma en 1995 que en 1976, porque el desempleo femenino alcanzó cotas altísimas. La situación mejoró después y la tasa de ocupación femenina en edades 16-64 pasó del 33,6% en el tercer trimestre de 1976 al 58,9% en el primer trimestre de 2020.

Las diferencias entre la ocupación femenina y la masculina se detectan sin más que comparar la distribución según el sector. El 88,5% de las mujeres ocupadas lo está en el sector servicios, con tan sólo un 8,2% en la industria y un 2,0% en la agricultura. Algo parecido ocurre en el nivel profesional, pues en la categoría de "Directores y gerentes" las mujeres representan tan solo el 33% (la diferencia es sensiblemente inferior a la histórica, y está en línea con la de otros países europeos. Así, en Noruega, según el SSB, un 36% de los puestos directivos los ocupan mujeres). En "Ocupaciones elementales" las mujeres representan el 58%. En "Empleo doméstico" hay 47,2 mujeres por cada varón. Los oficios mayoritariamente femeninos están en la enseñanza, en los relacionados con el sector sanitario, el funcionariado y el servicio doméstico.

Es en estas diferencias donde reside la llamada "brecha salarial" y no tanto en la discriminación, pues en España, desde hace muchos años, está prohibido pagar distinto salario para el mismo tipo de empleo en función del sexo del trabajador. El empresario que lo hiciera, además de al reproche social en los tiempos que corren y de dificultarse atraer y retener en su empresa talento del sexo peor pagado, se expondría a castigo legal por parte de las autoridades. Esta legislación nunca se cita cuando, con gran soltura, se escribe sobre la "brecha salarial", que sólo usa medias aritméticas.

Para hacer comparaciones nunca se deben utilizar medias aritméticas, sino que han de hacerse ceteris paribus, es decir, todas las demás cosas iguales, en este caso, los sectores y el nivel profesional. Aunque también conviene saber que la diferencia salarial media masculina respecto a la femenina no es superior en España a la de países teóricamente modélicos en igualdad entre mujeres y hombres, como Noruega, donde fue de un 31% en 2017 según el SSB (Statistisk Sentralbyrå, el INE noruego), por un 22% en España, según la estadística de "Mujeres y Hombres en España", del INE.

En una España en la que la inmensa mayoría de las mujeres en edad activa trabajan fuera del hogar, parece lógico pensar que el reducido porcentaje femenino en el total de empleos agrícolas esté muy ligado a la masculinización del campo.

La igualdad precisa que ambos géneros tengan una formación profesional pareja

Pero la gran diferencia en toda Europa Occidental entre sexos es en el porcentaje de ocupados a tiempo parcial. En todos los países europeos hay muchas más mujeres que trabajan a tiempo parcial que hombres. Y conviene saber que en España hay menos diferencia que en la Europa rica, y menos uso del empleo a tiempo parcial en los dos sexos.

Si se quiere ir hacia la igualdad, lo primero que es preciso conseguir es que las mujeres y los hombres tengan una formación profesional pareja, y eso no sólo depende de la cultura, también de la biología.

comentariosforum6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

mamandurrio
A Favor
En Contra

Que tonterías dice el estadístico. La mujer donde debe de estar es en casa. Como Dios manda.



ABBAS KAHL EL MAMANDURR

Puntuación -4
#1
Carmen
A Favor
En Contra

Yo he visto mujeres llevar sacos y capazos que hombres, solo por su fuerza bruta, no eran capaces de llevar. Menos rollo con la biología.

La brecha salarial existe porque aún en las profesiones preferidas o comunes para las mujeres, los hombres se llevan los mejores puestos. No es lo mismo decir que en los trabajos temporales hay misma cantidad de hombres que de mujeres, que decir que las mujeres, por su condición de madres, se ven más abocadas que los hombres a buscar trabajos temporales y finalmente dejarlos.

Torticero y falaz este artículo. La brecha salarial existe, no busque excusas de comparar entre trabajos iguales.

Puntuación -9
#2
Chuspi
A Favor
En Contra

Que sí Carmen que sí, que las mujeres tengan hijos es culpa de los hombre.... y que prefieran cuidarlos salvo raras excepciones también, en toda pareja debe reinar el acuerdo en estas cuestiones y no por mucho ladrar que si brecha salaria, que si machismo y demás zarandajas que lo único que buscan es dividir, entre hombres y mujeres, entre izquierdas y derechas, entre gaitas y flautas, etc.. no se cambiará nada porque nada hay que cambiar.

No existe brecha salarial y si la existiese pues ahí está la inspección de trabajo y demás leyes, simple. Que alguien, hombre o mujer, opte por sacrificar su vida profesional por la familiar quienes sois vosotros y vosotras para obligar cual fascistas a cambiarlo.

Totalmente de acuerdo con el Señor Leguina

Abur

Puntuación 6
#3
Estadius
A Favor
En Contra

Leguina, el que no sabe nada ni del mercado laboral ni de mujeres dando lecciones.. Leguina, deja de mentir y retírate a tu casa, que no vales ni para abonar el campo

Puntuación -3
#4
Facior
A Favor
En Contra

Yo he detectado discriminaciones de otra clase. Los partidos políticos es más probable que den cargos a quienes tienen un apellido que empiece por "A", por ejemplo, Arzalluz, Aznar, Anguita, Aguado, Ayuso, entre otros. También es más probable que los que empiecen por Iba, por ejemplo Ibarra, Ibarreche, entre otros. Donde más discriminación hay es en el cargo de ministro de Hacienda. Ese cargo es casi exclusivamente para los que tienen un apellido que contenga las consonantes "M". "N", "T" y "R", por ejemplo, Montoro, Montero, y sobre todo, Mentira que es la que más nos gobierna.

Puntuación 4
#5
mamandurrio
A Favor
En Contra

Yo he detectado discriminación de otra clase. Por qué los que votan a Vox son VOXTARATES, y los otros no.



ABBAS KHAL EL MAMANDURR

Puntuación -2
#6