Opinión

Una adecuada fusión bancaria

La venta de la filial de EEUU allana el camino para la absorción de Sabadell por BBVA

BBVA pone en marcha una valoración de Sabadell, para la posible fusión de ambas entidades. Desde hace años, se ha especulado con esta operación, pero no debe extrañar que sea ahora cuando el banco presidido por Carlos Torres se decide a dar este paso.

 La venta de su negocio en EEUU, que acaba de llevar a cabo BBVA, tiene un alcance de enorme calado. Sin duda, rebasa con creces la, por sí sola, importante decisión estratégica de salir del mercado estadounidense, siempre difícil para el modelo de banca comercial minorista característico de los bancos españoles. PNC Financial pagará a BBVA 9.700 millones por su franquicia estadounidense. Se trata, por tanto, de una de las mayores operaciones financieras en las que participó una entidad española (comparable a la compra de Abbey National por el Santander). BBVA obtendrá de ella un superávit de 7.100 millones, recursos más que suficientes para incorporar a Sabadell sin tener que plantearse una ampliación de capital. Desaparece así otro importante obstáculo para una operación que ya contaba con pleno sentido empresarial antes de la crisis. La situación creada por la pandemia sólo refuerza los argumentos. La necesidad de mayores provisiones hace que BBVA y Sabadell se sitúen entre las cinco entidades españolas cuya rentabilidad descendió por debajo del 3%.

BBVA cuenta, tras su salida de EEUU, con recursos sobrados para acometer la esperada operación con Sabadell

Su unión fomentará las sinergias en el seno de un nuevo gigante español (inferior en sólo 35.000 millones de capitalización, a la futura Caixabank-Bankia) y las refuerza para participar en operaciones corporativas transfronterizas. La fusión si finalmente se materializa, discurre en el camino adecuado ante el aún difícil horizonte del sector bancario europeo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin