Opinión

Tormenta perfecta en la economía

Todo confluye para ahondar en la histórica recesión que España ya padece

Las peores expectativas sobre el difícil cierre que esperaba al PIB español, formuladas durante el pasado verano, empiezan a verse superadas por la realidad. La descoordinación entre Administraciones en la gestión de los rebrotes se está ya cobrando un alto precio, como evidencian las nuevas restricciones a la movilidad que Madrid anunció ayer.

 Pero es en términos de profundidad prevista de la recesión donde mejor se calibra el deterioro de la situación. Ya suman una quincena los organismos económicos que esperan una mengua del PIB superior al 12% en este ejercicio. En paralelo, las expectativas sobre la recuperación se debilitan. La esperada salida de la crisis en V que el Gobierno vaticinó en mayo resulta imposible si, como el Banco de España ya calcula, el nivel de actividad previo a la epidemia empezará a recuperarse a partir de 2022. El gran paliativo para una situación así se encontraba en la recepción de los 140.000 millones en ayudas europeas acordados en julio. Sin embargo, su proceso de aprobación todavía no ha terminado e incluso la Comisión ve "optimista" que su liberación comience en la segunda mitad del año próximo. En nada mejoran la situación la parálisis y los conflictos internos del Gobierno. El futuro de los Ertes de fuerza mayor sigue sin aclararse a las mismas puertas de su pérdida de vigencia. Miles de empresas pueden así verse así atrapadas entre la imposibilidad de servirse de estos expedientes y la prohibición de facto de hacer despidos procedentes.

Las peores expectativas sobre la profundidad de la recesión y la velocidad de la recuperación se ven rebasadas

En paralelo, la lucha entre el PSOE y Podemos impide incluso la aprobación de unos Presupuestos a la altura de una crisis histórica. La economía, sumida en esta tormenta perfecta, se ve abocada a unas cifras sin parangón de destrucción de empleo y empresas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin