Opinión

Casado con la Kitchen

Casado, asediado por la presunta corrupción del pasado PP

En el PP "nos crecen los enanos, pero el problema es que somos nosotros quienes les alimentamos para que crezcan". Con estas palabras, tan definitorias como rotundas, explicaba un exdirigente popular la trayectoria de un partido que parece condenado a ver como cuando más apurados están Sánchez y sus socios de gobierno, acorralados por las investigaciones judiciales y el desgaste de su pésima gestión de la economía y la pandemia, siempre aparece un nuevo escándalo de corrupción o de confrontación, que les coloca en el ojo del huracán público y mediático, mientras difumina los escándalos y la incompetencia del inquilino de la Moncloa y sus mariachis.

Así ocurrió con el fulminante cese de Cayetana Álvarez de Toledo y ocurre ahora también con la resurrección del caso Kitchen por el supuesto espionaje al extesorero Luis Bárcenas con fondos del Ministerio del Interior. Asunto que voces autorizadas del PP reconocen ya como "un acumulado de delitos con horizonte de cárcel para varios de los investigados y que constituye un daño irreparable para Pablo Casado".

En el PP admiten ya que la deriva del caso Kitchen apunta a "un horizonte de cárcel" para varios de los investigados y constituye "un daño irreparable para Casado"

Es evidente, como expone el propio líder de los populares, que en aquellas fechas él era sólo diputado por Ávila y casi con absoluta seguridad ni conocía ni sospechaba los posibles manejos de Interior. Pero, a su pesar y admitiendo su inocencia en este caso como en Gürtel, hay hechos que le mantienen unido a ambos procesos, como es su nombramiento como vicesecretario de Comunicación y portavoz del partido por Rajoy en el año 2015, año en que todavía se fechan las investigaciones sobre Kitchen y que meses antes había sido designado portavoz para los generales y autonómicas.

A ello se añade que, más de dos años después de su elección como presidente del PP ha sido incapaz de cumplir sus objetivos de regeneración, al menos a ojos de la opinión pública y la publicada, que no ha sabido coser los jirones abiertos en aquél congreso extraordinario, que barones y pesos pesados del partido admiten la "debilidad" del liderazgo de Casado y cuestionan la competencia del equipo de dirección de Génova con su secretario general a la cabeza, para llevar las riendas de la formación y la estrategia de comunicación que sigue siendo tan ineficaz como poco convincente.

Caída en la intención de voto del PP, hasta el 20,3% y sólo 86 diputados, dos menos que los actuales, frente al 27% del PSOE

El mismo equipo de dirección que no percibe, o no quiere percibir, que lo que se esconde tras estas operaciones de acoso y derribo del PP es el objetivo de Sánchez, con la colaboración inestimable de la Fiscalía del Estado, para destruir al Partido Popular y encumbrar a Vox, a sabiendas de que la derecha extrema nunca podrá ser alternativa y así perpetuarse en el poder.

De momento, los resultados del último Electopanel, del 13 de septiembre, reflejan ya los primeros efectos del "caso Kitchen", con una fuerte caída del PP, hasta sólo 86 diputados y una intención de voto de sólo el 20,3 por ciento, frente al 27 por ciento del PSOE y el 16,6 por ciento de Vox que sigue acerándose a los populares. Datos a los que las citadas voces del PP añaden el "ultrasilencio de Aznar", que consideran "un certificado".

Y frente a esta operación de acoso y derribo Casado, como el avestruz, responde escondiendo la cabeza, cuando la situación exige contundencia y contraatacar con las mismas armas y la "guerra sucia" que utiliza un enemigo que tiene muchas vergüenzas que ocultar. Ahí está el silencio cómplice con el robo del dinero de los parados en Andalucía, el mayor caso de corrupción de los juzgados en España, o la presencia en el Ejecutivo de ministros que ocupaban consejerías en aquella Junta gobernada por los condenados Chaves y Griñán. El mismo Sánchez que, en un ejercicio de extrema hipocresía mantiene a un vicepresidente investigado por delitos más graves que los que él esgrimió contra Rajoy en la censura que le aupó al Gobierno, además de convertirse en colaborador de sus actividades al impedir que se investiguen en la Cámara de Diputados.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Carmen
A Favor
En Contra

"para destruir al Partido Popular y encumbrar a Vox, a sabiendas de que la derecha extrema nunca podrá ser alternativa y así perpetuarse en el poder"

Pues no, no todos son como vosotros, peperoni. El psoe de Sánchez le ha dado muchas oportunidades precisamente para distanciarse de vox y volver al centro, al constitucionalismo. Es preferible una oposición con la que poder hacer política en los momentos de país. Con los ultras de derechas la izquierda ni agua. Mejor una competencia sana que tener que convivir con los profranquistas que todo lo violentan y no sirven para nada.

Y que sigáis los subjetivos periodistas con la historia de los eres... el PSOE no robó el dinero de los parados. Se dio dinero de más a personas que no les correspondía. Ya fueron juzgados. El pp lo que ha buscado es evitar que los juzguen, que es más grave. No es un enano precisamente. El pp es una torre de mierda de cerdo que cae por sí sola.

Puntuación -1
#1
autodisuelvanse
A Favor
En Contra

tu si que estas acorralado , vaya articulos mas tendensiosos

Ya hace tiempo que PP y Vox tendrian que estar ilegalizados , no pasan los estandares europeos y mira que hay derechitos en Europa

Puntuación 0
#2
AROUND THE WORLD
A Favor
En Contra

Casado no tiene arrestos para iniciar una catarsis para regenerar el PP. Es muy peligroso para él porque puede que acabara descabalgado de la Secretaria General del partido (los adversarios son poderosos) y entonces, ¿Qué iba a hacer él?.

Alguien que no ha hecho nada en su vida más que medrar en política; con un más que sospechoso aprobado en derecho "by the face" (era incapaz de aprobar la carrera y de repente en seis meses se la liquidó de un plumazo); y con un master en la Universidad de Harvard-Pin y Pon, no se yo en que podría trabajar el pobre.

Desde luego o tiene unos buenos contactos o el salario del que disfruta ahora me resulta imposible con sus (magros) conocimientos profesionales.

Puntuación 4
#3
JUAN
A Favor
En Contra

Jose Maria, hay que poner otros actores , y nuevo escenario para que la música y la letra sean acordes.

Puntuación -1
#4