Opinión

Las cuestionables estadísticas turísticas

Las cifras oficiales que el sector turístico ofrece presentan dudas

Fue Mark Twain el que divulgó, atribuyéndola a Disraeli, la frase de que hay mentiras, malditas mentiras y estadísticas. En el mundo académico ingles han ido más lejos los que aseguran que el 90% de las estadísticas son falsas, incluyendo por supuesto esta última.

Vivimos rodeados de estadísticas que sin ser necesariamente falsas nos pueden llevar a conclusiones erróneas. En la puerta de mi gimnasio hay un camión con un enorme cartel que asegura que "52.000 personas mueren cada año en España por inactividad física". Cuando salgo el cartel sigue allí, pero yo ya no soy una de esas personas. O sí, si me acuerdo del humorista que aseguraba que si en su calle en la noche anterior habían cenado un pollo por cada dos personas no entendía por qué tenía tanta hambre.

Los datos de llegadas de viajeros nunca coinciden con los que aportan los países emisores

Pero si hay un sector en el que las estadísticas confunden más que clarifican, o son utilizadas como "manipulación proactiva ," es el del turismo , en el que nada es lo que parece.

La encuesta del INE dice que más de 83 millones de turistas visitaron España en 2019. lo que es aceptado todos los medios y los profesionales. Sin embargo no son 83 millones de turistas sino 83 millones de viajes. En realidad la cifra de turistas debe ser algo superior a los 60 , muchos de los cuales viajan al menos dos veces en el mismo año.

Pero es que estos datos tampoco coinciden con los que aportan los países emisores. Parece que unos cuantos millones desaparecen en el éter. Nuestras encuestas cifran en más de 18 millones los británicos que vinieron el año pasado, pero las suyas no cuentan más de 16. Y algo parecido ocurre con los procedentes de Francia, Alemania o Escandinavia, por ejemplo.

Lo de los chinos es un misterio mayor. Doscientos y pico mil visados emitidos en nuestros consulados, se convierten en más de 700.000 llegadas. La capacidad aérea de los vuelos directos no da para más de un tercio de esa cifra, por lo que los demás deberían venir a través de un aeropuerto europeo, pero no sabemos dónde se alojan porque muy pocos están en la encuesta de ocupación hotelera. Si vinieran todos los que dicen y pernoctaran lo indicado serían cinco millones de pernoctaciones, que no aparecen.

Urge un nuevo sistema de indicadores fiable y comparable a nivel regional y local

La encuesta del INE también dice que los turistas gastaron 95.000 millones. Esta cifra incluye los gastos realizados en origen que suponen de promedio -ya estamos- alrededor del 30%. Los gastos reales efectuados en España son los que contabiliza el Banco de España que, efectivamente, fueron de cerca de 70.000.000 millones el año pasado. Pero parece que los encuestados declaran una cosa en origen y otra en destino porque el National Office of Statistics británico siempre da una cantidad inferior- cerca de 2.000 millones de euros el pasado año- de lo gastado por los británicos y algo parecido ocurre con los alemanes, franceses o nórdicos. Con los chinos es al revés. Su Gobierno dice que gastan más de lo que aquí se registra, a lo mejor para compensar su superávit en la balanza comercial.

Los datos también indican que más de 50 millones de visitantes se alojaron en hoteles y realizaron 220 millones de pernoctaciones. La duración de la estancia en España fue de 7 noches. Pero si multiplicamos 7 por 50 sale 350 y si dividimos 220 entre 7 no llega a 32. O sea que uno de los tres factores está mal. ¿Cuál es? Y por supuesto no cuento que hay muchos turistas que repiten viaje o que duermen en más de un hotel en el mismo viaje. Además, los chinos no figuran entre las 15 primeras nacionalidades.

En cuanto al empleo las estadísticas indican que el sector emplea a 2,8 millones de trabajadores. 500. 000 en alojamientos de todo tipo, 1,5 millones en comidas y bebidas, menos de 200.000 en transporte -solo 30.000 en transporte aéreo- y el resto en otros. Es decir que todos los empleados de todos los bares de España trabajan, sin que ellos lo sepan, en el sector turístico.

¿ Y quién cuenta a toda la llamada economía colaborativa? Se dice que 10 millones de turistas vienen a visitar a amigos y familiares. Es decir invitados, pero cerca de la mitad mienten en la encuesta para evadir impuestos en su casa y en la nuestra.

Algunos lanzan estadísticas realmente osadas como el presidente de MSC Cruceros. En un foro reciente aseguraba que de los 83 millones de turistas que tuvimos el año pasado 10 venían en crucero, mezclando turistas, que pernoctan y visitantes que no lo hacen, mientras que Frontur cifra en menos de dos millones los turistas que llegaron en barco de cualquier tipo.

Por supuesto tanto la Organización del Turismo, como los grandes lobbies empresariales cuentan con datos, cedidos por los países, pero no están armonizados a pesar de todas las conferencias celebradas al respecto. El lobby de la patronal turística Exceltur ha pedido un nuevo sistema nacional de indicadores y estadísticas -no solo llegadas- fiables y comparables a nivel regional y municipal.

Se hace imprescindible que el Gobierno tome esas medidas y las acerque al mundo del big data. Unas estadísticas correctas determinan la calidad del marketing que debe acometerse.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin