Opinión

Atractivo en Bolsa del fútbol europeo

Los clubes europeos tienen la capacidad de generar beneficios a través de gestión eficiente

Según publica Financial Times, el fondo de inversión americano Silver Lake ha alcanzado un acuerdo para adquirir una participación del 10 por ciento en City Football Group (CFG), propietario del Manchester City, a cambio de un importe cercano a 500 millones de dólares. Esta operación refleja el creciente atractivo del fútbol desde el punto de vista del inversor a largo plazo.

El Mapfre AM Behavioral Fund, fondo de inversión gestionado por Mapfre AM, tiene precisamente entre sus principales posiciones a dos clubes europeos: el Ajax de Ámsterdam y el Olympique de Lyon. En nuestra opinión, a pesar del rechazo generalizado que provoca entre la mayoría de los inversores, los fundamentales económicos de la industria están mejorando de manera significativa.

Los controles financieros se están volviendo más estrictos. Los gestores empiezan a hablar en términos de rentabilidad económica y profesionales brillantes comienzan a acceder a puestos directivos. En nuestra opinión, en cinco o diez años este cambio será obvio para todos y parecerá normal ver a clubes europeos cotizando en los principales índices. Sin embargo, como decía Warren Buffett, la oportunidad para interesarse por invertir en un sector o en una compañía es, precisamente, cuando nadie más lo hace. El llamado "sesgo de disponibilidad" hace que los humanos asignemos mayores probabilidades de repetirse a los eventos que llegan a nuestros oídos con más facilidad. En el mundo del fútbol, los escándalos y malas prácticas de gestión eclipsan totalmente las historias de éxito empresarial.

Para la práctica totalidad de inversores europeos, resulta imposible dejar atrás los prejuicios sobre este sector, por lo que ni siquiera están dispuestos a estudiarlo. Analizándolo de manera fría, el fútbol europeo es un magnifico producto. Su importancia para el consumidor es muy alta y su coste económico es relativamente bajo. Una buena gestión empresarial no es en absoluto incompatible con resultados deportivos satisfactorios, que hagan feliz a las aficiones. Existen varios casos que así lo prueban. Además, si miramos las valoraciones actuales, ob-servamos circunstancias que llaman la atención.

Según Forbes, el precio medio de una franquicia de deporte americana se sitúa en torno a los 3.000 millones de dólares. Por su parte, el precio medio de un club de fútbol europeo está más cercano a los 300 millones de euros. Es decir, casi diez veces menos. Sin embargo, la diferencia en los derechos de televisión no es tan elevada e incluso pensamos que puede estrecharse mucho más. Además, los clubes europeos, a diferencia de las franquicias americanas, tienen la capacidad de generar beneficios a través de una gestión eficiente del mercado de traspasos.

Al contrario de lo que se piensa, los equipos ya priman la rentabilidad económica

¿Cómo aprovechar esta circunstancia a través de las bolsas? Como en cualquier sector, resulta imprescindible elegir bien el equipo gestor en el que confiamos y tener claro que nuestro horizonte es el largo plazo. Este último punto es especialmente importante en el fútbol, ya que su propia dinámica potencia el comportamiento irracional que los mercados financieros tienen en muchas ocasiones en el corto plazo. A largo plazo, también en esta industria, los fundamentales económicos tienden a imponerse. Veamos un ejemplo dentro del Mapfre AM Behavioral Fund. ¿Por cuánto comprar el Ajax de Ámsterdam? Hagan los cálculos con nosotros y verán que la respuesta es sorprendente. La capitalización de mercado actual del club holandés es de unos 310 millones de euros. Sin embargo, cuenta con caja neta a 31 de diciembre de 2018 y con una participación del 13 por ciento en su estadio. Nosotros valoramos ambos activos en unos 80 millones de euros.

Por otro lado, el club ha vendido jugadores en verano por un importe superior en 110 millones al gasto en fichajes (descontados impuestos y comisiones). Además, cuaeta con un activo líquido como es Donny van de Beek, por el que otros clubes han mostrado interés. Sus pretendientes estarían dispuestos a pagar una cantidad cercana a los 45 millones (de nuevo, después de impuestos y otros gastos).

Por último, la caja a 31 de diciembre tampoco incluía los pagos pendientes por premios y derechos de TV de la última Champions League, ni el importe que el club ya ha asegurado por su participación en la presente edición. Ambos conceptos deberían sumar unos 75 millones de euros (después de impuestos).

Si hacemos la cuenta, los 310 millones de capitalización, menos los 80 millones de caja neta y estadio, menos los 110 millones del mercado de verano, menos los 45 millones de Van de Beek, menos lo 75 millones de la Champions League dan un resultado realmente sorprendente: cero euros.

El caso del Olympique de Lyon también resulta llamativo. El club invirtió 410 millones para estrenar en 2016 un nuevo estadio, que puede utilizar los 365 días del año. Allí organizan congresos, conciertos o partidos de rugby. Fuentes de ingresos en crecimiento y que no están prácticamente correlacionadas con los resultados deportivos.

Si sumamos la caja generada por las entradas de los partidos y por estas otras actividades en el estadio, nos situamos cerca de los 50 millones al año. Es decir, este negocio inmobiliario genera una rentabilidad anual de más del 12 por ciento sobre el capital invertido, cubierta contra la inflación y con capacidad para crecer. En el entorno actual de tipos de interés, no se encuentran muchos activos así.

En ambos casos, los números resultan realmente sorprendentes. El fútbol europeo aporta también diversificación frente a otros activos financieros. Se trata de un negocio que ha crecido de manera casi ininterrumpida durante más de 150 años. Lejos de pensar que esto vaya a detenerse, factores como la tecnología o la mayor incorporación de la mujer a la base de aficionados que pueden acelerar su expansión. La oportunidad, como decía Buffett, es mayor cuando nadie más se interesa.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin