Next Generation

Una economía basada en el conocimiento y la innovación

  • Solo un 1,7% de las personas que emprenden en Andalucía consideran que utilizan tecnologías altamente novedosas

Andalucía es una de las comunidades autónomas que más destaca por su iniciativa emprendedora: aporta al conjunto nacional 310.000 personas de un total de 1,8 millones, lo que se traduce en un 17% del territorio español, según recoge el último Informe GEM Andalucía.

La masa de emprendedores representa el 5,8% de su población (entre 18 y 64 años), un índice que la coloca en la sexta posición de la clasificación. Sin embargo, el emprendimiento andaluz, en su mayor parte, se sustenta en microempresas con escasos recursos y con una capacidad muy limitada en creación de empleo.

No obstante, según subraya el Gobierno andaluz, "la comunidad ha pasado de no estar reflejada hasta 2018 en los estudios sobre emprendimiento de España y Europa a ocupar posiciones de liderazgo en informes de la Comisión Europea o en el reciente Startup Ecosystems Ranking", en el que se destaca a Sevilla y Málaga como focos con mucho potencial, al ocupar las posiciones sexta y séptima en la clasificación por ciudades, aunque lejos de los principales ejes del país como son Barcelona, Madrid, Valencia y Bilbao.

En este contexto, en junio de 2021 el Consejo de Gobierno aprobó el Plan General de Emprendimiento de Andalucía (el primero con el que va a contar esta comunidad), un instrumento que guiará hasta 2027 las diferentes políticas y actuaciones de la Junta en esta materia, especialmente en el ámbito de la innovación y las startups y que estará impulsado por la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades. El objetivo es fomentar la cultura emprendedora en un sentido amplio, desde el autoempleo hasta la creación de empresas de alto crecimiento y desde la fase inicial hasta su consolidación e incluso su internacionalización.

Además de trabajar con todos los emprendedores, este Plan pone énfasis en un subconjunto de empresas que deben ayudar a marcar el futuro económico de la región: las empresas de base tecnológica y el emprendimiento basado en la innovación, puesto que "es un vector que contribuye al cambio de modelo productivo, dota de robustez a nuestra economía, atrae y retiene talento y empresas de alto potencial de crecimiento y puede situar a Andalucía en la vanguardia tecnológica y empresarial", recoge el Plan.

Precisamente, solo un 1,7% de las personas que emprenden en Andalucía consideran que utilizan tecnologías altamente novedosas frente a la media de España que alcanza el 4%. Asimismo, el mayor empleo de la tecnología en la comunidad se aplica a los mercados locales: 27% en el caso de productos/servicios y un 25% en el caso de procesos, frente a su baja aplicación a necesidades nacionales (3,5% en productos y 1,8% en procesos) e internacional (en torno al 3% en ambos casos).

En este sentido, el Plan General de Emprendimiento de Andalucía se ha formulado en relación a 8 objetivos estratégicos: la puesta en marcha de un Sistema Andaluz para Emprender eficiente y completo; el fortalecimiento del papel de las Universidades, la FP, y el sistema educativo en su conjunto, como factores clave de la cultura emprendedora; incrementar el emprendimiento genérico y la creación de nuevas empresas, autónomos y cooperativas; aumentar el emprendimiento de base tecnológica y otros de alto valor añadido; fortalecer el emprendimiento social y rural para aportar mayor valor a los sectores estratégicos de Andalucía; el crecimiento del emprendimiento femenino; aumentar el impacto de la inversión realizada para el apoyo al emprendimiento; e incrementar la retención, atracción y retorno del talento mediante el emprendimiento.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud