Next Generation

La industria advierte el peligro de que las pymes queden fuera de los fondos europeos por la burocracia

  • El sector pide agilizar la concesión de los fondos o perderá toda su efectividad
  • Reclaman que el Estado asuma parte del riesgo de las inversiones asociadas a los fondos
Barcelona.

El sector industrial español comienza a alzar la voz para que el reparto de los fondos europeos se convierta en una realidad palpable para las empresas, y más especialmente para las pequeñas y medianas compañías, con mayores dificultades para articular los proyectos necesarios que les permitan acceder a los planes de financiación europeos. Así lo pusieron de manifiesto representantes empresariales durante la la Jornada Next Generation Catalunya celebrada por elEconomista donde se puso también de manifiesto la importancia de la rapidez en la concesión de los fondos para que los planes estratégicos enarbolados por las diferentes compañías no pierdan efectividad y sirvan para el objetivo principal de transformar las cadenas de valor de nuestro tejido productivo.

Esta fue la principal conclusión que se arrojaron los participantes en la primera mesa de debate que abordaba una visión general del Next Generation en su comunidad y de las oportunidades que brindan al tejido empresarial de Catalunya, donde se advirtió igualmente de la vitalidad de que los fondos capilaricen y lleguen a las capas baja del tejido productivo, ya que se corre el riesgo de que se queden en las compañías de mayor tamaño, que además tienen mayor capacidad legal y burocrática para afrontar las convocatorias. "La burocracia nos preocupa. Nos preocupa que las convocatorias sean accesibles y no tan farragosas", advertía Josep María Mestres, presidente de Texfor (Confedereacion de Industria Textil) asegurando que para las pymes resulta "imposible" cumplir con los plazos impuestos por la Administración. "En agosto se lanzó la primera convocatoria para solicitar las ayudas con un plazo de diez días", apuntaba Mestres sobre estas dificultades burocráticas que afectan en mayor medida a las pymes.

"Las empresas no están preparadas para presentar proyectos en diez días", señalaba en esta misma línea Xavier Torra, presidente de EURECAT (Centro Tecnológico de Catalunya). En este punto, los empresarios y expertos de la realidad empresarial del momento recuerdan que este cuello de botella que supone para las pymes la burocracia necesaria para acceder a los planes de ayuda tiene otro riesgo asociado: que los fondos vayan a parar a las grandes empresas y pierdan su capilaridad hacia el resto del tejido productivo.

Sobre este aspecto, subraya Francesc Ribera, mánager de CEEC (Clúster de la Energía Eficiente de Catalunya), que existen tres elementos fundamentales sobre los que debe pivotar la estrategia de reparto de las ayudas europeas. "Existe una necesidad de celeridad en la toma de decisiones, una necesidad de concreción sobre los condicionantes y necesidad de capilaridad de los fondos", asegura Ribera advirtiendo sobre el riesgo de estancamiento de las ayudas en la parte de la pirámide del tejido empresarial.

En este sentido, subrayaba el presidente de CIAC (Clúster de la Industria de la Automoción de Catalunya), Josep María Vall, la importancia de que "la aportación de dinero se haga a través de toda la cadena de valor" y recordaba al respecto del sector automovilístico la importancia de las sinergias entre las diferentes industrias para abordar la estrategia de movilidad y consumos de energía en el medio y largo plazo, con los cambios a futuro que se prevén con un uso más sostenible del transporte.

Mayor rapidez en las concesiones

Así, asociado a estos riesgos de exclusión de parte de las compañías de nuestro país por los cuellos de botella burocráticos se encuentra la celeridad con la que estos fondos puedan llegar a las empresas. Advierten desde la industria que si este dinero no se hace realidad pronto, muchos de los proyectos que están desarrollando los distintos segmentos de la cadena de producción pueden caer en saco roto y perder su efectividad. "Ahora llevamos diez meses de vigencia de los fondos Next Generation, sabemos que existen, pero no los conocemos", señala el presidente de EURECAT, Xavier Torra añadiendo que "si no se pueden reducir los tiempos en la concesión de las ayudas vamos a perder efectividad". "La gestión de los tiempos es básica para reducir incertidumbre", recuerda.

Por ello, las industrias reclaman al Gobierno una vuelta de tuerca al modelo de concesiones de las ayudas tras la experiencia de la primera convocatoria de agosto. "El mecanismo de gestión y desarrollo puede no estar a la atura de las necesidades de las empresas. Pedimos que las ayudas lleguen rápido y de forma ágil para que lleguen a todo el ecosistema", subraya Francesc Ribera, mánager de CEEC. Además, añade en este punto que será fundamental conocer cuáles van a ser los elementos concretos de financiación, es decir. "de qué forma van a llegar a las empresas y cómo solicitarlos" para que nadie se quede fuera.

Las vías de financiación

En paralelo al elemento de la rapidez en las concesiones y la capilaridad de las misma, está la propia financiación. Por ello, Xavier Torra, presidente de EURECAT, señala su preocupación por que los proyectos que se lancen "generen competitividad" y "no sean negocios recurrentes", asegurando es importante "impulsar la innovación del mañana, no de hoy". Así advierte Torra su "temor por la financiación" ya que los proyectos que se presenten deberán "tener mucho sentido".

"Los fondos europeos van a contribuir en un porcentaje determinado los proyectos", señala Torra recordando que buena parte del resto de la inversión, entre un 70% y un 80%, deberán correr a costa de las empresas "que no están boyantes tras la pandemia" para acometer estas operaciones. Así, explica el presidente de EURECAT que al conllevar estas inversiones un riesgo real para los empresarios, sería conveniente que el Estado, a través de diferentes formas de financiación, asuma parte del riesgo de la inversión que correrá a cargo de las compañías, y que en muchos casos, "será difícil cubrir".

Aunque no solo están en el horizonte la llegada de fondos, para los que el Gobierno ha consignado inversiones por valor de casi 24.000 millones de euros para el próximo año en los Presupuestos Generales. También los fondos estructurales jugarán un papel fundamental. "No todos son los fondos europeos Next Generation, también llegarán los fondos estructurales, que será directamente gestionados por las Comunidades Autónomas", apunta Jordi Cartanyá, coordinador del Valle del Hidrógeno de Cataluña.

"Digitalizar, digitalizar y digitalizar"

"Por ejemplo, para formación. Los nuevos perfiles profesionales del hidrógeno deberán de ser formados. Necesitamos talento para el nuevo sector", apunta Cartanyá subrayando así la importancia de "alinear los fondos Next Generation con los fondos estructurales" para aprovechar toda la financiación posible. Más aún con el reto asociado a estos planes y en todos los segmentos de las industrias sobre digitalización. "Digitalizar, digitalizar y digitalizar", exclamaba el experto como objetivo primordial para el desarrollo de las nuevas cadenas de valor que demanda la concesión de los fondos.

"El 37% de los fondos van a la transición energética", señalaba al respecto Francesc Ribera, Mánager de CEEC, recordando que tenemos el reto global de la descarbonización y que "los fondos deben acompañar este cambio de paradigma". Advierte al respecto que las pymes tienen un problema ingente con el coste de la energía, "tenemos que hacer que los fondos lleguen a ellas" para que incorporen nuevas formas de energía. De ahí la insistencia en la necesidad de "crear nuevas cadenas de valor, ya que pocas veces nace una nueva energía", tal y como señala Jordi Cartanyá, coordinador del Valle del Hidrógeno de Cataluña, recordando que en el futuro 2050 una parte de la energía será hidrógeno.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

LiBERTAD, NO SUBVENCIONES
A Favor
En Contra

En mi empresa hemos llegado hasta aquí sin subvenciones y vamos a seguir sin subvenciones.

Solo pedimos que nos dejen producir, invertir, contratar libremente... y que bajen y quiten impuestos. Las subvenciones se las pueden ahorrar los gastadores políticos.

Puntuación 2
#1
Número 1
A Favor
En Contra

El problema, número 1, es que ni vas a tener libertad, ni por supuesto subvenciones, que serán básicamente dilapidadas en chorradas y compras de voluntades.

Puntuación 1
#2
An
A Favor
En Contra

España es un pais traidor de su pueblo.

Exclavo y ladrón,

Lo siento…

Pero es lo que pienso

Puntuación 1
#3