Nacional

Lidl arrasa en ventas gracias a su última herramienta para convertir tu casa en un gimnasio

  • El Swing Stepper permite ejercitar desde piernas hasta todo el tronco
  • Por tan solo 49,99 euros, las primeras máquinas se han agotado en horas
Foto: Lidl.

La llegada de la primavera ha marcado el inicio de las operaciones bikini (o al menos empezar a pensar en sus dietas de cara al verano) y Lidl no ha querido quedarse atrás en su catálogo de productos. Con una máquina para ejercitar piernas, cadera, glúteo y tronco en casa, la cadena alemana ha vuelto a causar tendencia en lo que aparatos para la gimnasia y la tonificación se refiere.

Si algo nos enseñó la pandemia es que sin gimnasios se puede sobrevivir... mientras haya uno en casa. Y así, a pesar de que la mayoría de centros deportivos ya se encuentran abiertos, Lidl quiere seguir potenciando el ejercicio a menos de un metro del sofá o la cama

Esta vez con el Swing Stepper, los supermercados alemanes han causado furor en España hasta el punto de ver agotado la máquina en cuestión de horas. Una herramienta que solo se podía adquirir online, por menos de 50 euros (49,99 euros) y que llegaba bajo el soporte de la marca Crivit.

Características del Swing Stepper

Ideal para ejercitar hombros, la parte superior de la espalda, pectorales, bíceps, muslos y pantorrillas, el producto en sí tan solo pesa 8,6 kilogramos con unas dimensiones de 52 x 24,5 x 52 centímetros. De esta forma, se puede meter en cualquier rincón de casa sin que moleste una vez se haya terminado la rutina deportiva diaria.

Además, en lo que a sus características se refiere, el Swing Stepper viene con pantalla LCD para consultar los ejercicios y calorías, pedales y cintas elásticas regulables y plataforma antideslizante para un mejor ejercicio desde el salón de casa. Funcionando su electrónica con pilas, la máquina, eso sí, solo aguanta hasta 100 kilos de peso en sus herramientas. 

La última aplicación para ponerse a tono sin gastar mucho dinero y libre de covid-19, que eso sí, dado el éxito de Lidl habrá que esperar a una nueva remesa de stock para poder hacerse con ello. La operación bikini ya se acerca y la cadena alemana no quiere perder un ápice de la forma de ventas en la que se encuentra.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.