Nacional

Cuándo abren las playas: cita previa y protocolos en Fase 1, 2 y 3

  • Desde la Fase 2 se puede acceder a baños recreativos o tomar el sol
  • El Gobierno ha elaborado un protocolo que no obliga a sectorizar las playas
  • Será decisión de ayuntamientos como los métodos para solicitar cita previa

Con ya casi la mitad de la población española en la Fase 2 y a las puertas del verano, una de las grandes inquietudes está siendo la apertura de playas. Un factor clave para el turismo y para el cual, el Gobierno junto con diferentes instituciones del sector se ha puesto manos a la obra para elaborar un protocolo común en todo el país. Sin embargo, la grandes diferencias entre unos y otros territorios costeros ha supuesto que las comunidades autónomas también decreten ciertas medidas, como el solicitar cita previa, con el fin de reducir el riesgo de contagio del coronavirus en los meses de calor. | EN DIRECTO: Todos los detalles de la evolución del coronavirus.

Fase 1

Desde que las primeras provincias o territorios accedieron a la Fase 1 de la desescalada, con Formentera, La Gomera, El Hierro y La Graciosa a la cabeza, las playas españolas comenzaron a experimentar una ligera apertura para paseos o actividades deportivas en el agua (surf o nado profesional). Siempre con las debidas medidas de seguridad y la distancia social, además estos permisos solo se dieron en las debidas franjas horarias.

Casi un mes después de que se decretasen las cuatro fases para llegar a la "nueva normalidad", por ahora solo se encuentran en esta circunstancia Girona, Barcelona, toda la Comunidad Valenciana, Granada y Málaga. Aquí todavía no está permitido tomar el sol, los baños recreativos o tumbarse en la arena.

Fase 2

Unas actividades más flexibles en la playa que sí se experimentan a partir de la Fase 2. Pese a que en un principio el Gobierno colocó la tercera fase como la clave para la apertura de las playas, con la disminución de los contagios en el país se acabó por desarrollar un protocolo desde esta parte de la desescalada.

Este documento ya cuenta con el visto bueno del Ejecutivo y las instituciones turísticas y desde el pasado 25 de mayo rige circunstancias en costas que han repercutido en las primeras grandes aperturas de las playas españolas. Desde la limpieza de tumbonas, baños o pasarelas, hasta las distancias y limitaciones en el agua, el protocolo también recoge tareas de vigilancia y asesoramiento en los socorristas.

Además, se ha expuesto un límite de aforo de una persona por cada cuatro metros cuadrados de playa, sin contar si la marea está alta o baja (aunque al principio sí se recogía, el BOE del 26 de mayo modificó este aspecto más lesivo para las costas del norte). Con este coto de personas en la Fase 2, además se exige la separación del eje de sombrillas cada cuatro metros, se recomienda evitar grupos de más de 15 personas en el agua (con distancias entre ellos), dejar separación en los paseos (superando los 2 metros de haber rachas de viento) y se permite que los distintos ayuntamientos puedan sectorizar la arena (mejor con madera que con hormigón) y/o habilitar mecanismos para reservar áreas como la cita previa.

Fase 3

A falta de saber qué nuevas medidas se incluirán en la última fase antes de la "nueva normalidad", todo parece indicar que el Ejecutivo y las autonomías mantendrán este protocolo que reduzca el riesgo de contagio en la playa. Para ello, el Gobierno se agarra a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en las que se indica que "el riesgo debido a la COVID-19 en el baño recreativo se relaciona más con el bajo respeto del distanciamiento social y menos con el virus en el agua".

Unas especificaciones que han demostrado diversos estudios y por las que se señala que el coronavirus tiene muy poco riesgo de contagio en superficies acuosas. Así pues, una vez que las provincias españolas pasen a Fase 3 (por ahora Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, solo Tarragona dentro de Cataluña, Región de Murcia, toda Andalucía menos Granada y Málaga, Baleares, Canarias y Ceuta y Melilla están en la 2), se esperan mayores aglomeraciones y más teniendo en cuenta que el verano estará cada vez más cerca.

Galicia

Dentro del protocolo fijado por el Gobierno central, las playas de Galicia han llamado la atención desde el inicio por las propuestas de la Xunta de fijar procedimientos de cita previa para acudir a la arena y el agua. Ya abiertas al encontrarse toda la comunidad en Fase 2, la zona de España con más kilómetros de costa tiene la experiencia de la cita previa en las Islas Atlánticas y en la de Las Catedrales, que antes del estado de alarma requerían de un procedimiento gratuito por Internet para acceder a ellas.

Ya también sin la limitación del aforo según la marea, que perjudicaba a sus playas, en los primeros días no se han visto grandes aglomeraciones y siempre bajo las recomendaciones de Sanidad. En algunos ayuntamientos, como el de Baiona, se ha propuesto sectorizar la arena para regular el aforo.

Cádiz

Con las excepciones de Chiclana, Cádiz capital y Puerto Real, todas las playas gaditanas están abiertas para el baño recreativo desde que la provincia accedió a Fase 2. Con carteles indicativos de las medidas de seguridad en todas sus áreas, las dos grandes particularidades de sus playas se han visto en Sanlúcar de Barrameda y Barbate.

Mientras el primero ha indicado que la estancia permanente en la playa solo podrá ser de 12 a 19 horas, dejando las horas anteriores y posteriores para paseos, el consistorio del segundo no ha limitado los aforos para el baño y confía en la "responsabilidad y civismo de la ciudadanía".

Barcelona

Pese a que las playas de toda España se debían abrir a partir de la Fase 1, el ayuntamiento dirigido por Ada Colau permitió pequeños paseos ya en la llamada 'Fase 0,5'. Ahora en la 1, las aglomeraciones de los primeros días se han conseguido controlar en Barcelona, mientras sus ciudadanos esperan a un nuevo avance para disfrutar de los primeros baños y una acogida al turismo clave para la ciudad condal.

Valencia

De una importancia vital para su economía, Valencia todavía se mantiene en Fase 1 por lo que solo están autorizados paseos por la orilla o baños deportivos. Para cuando la ciudad del Turia dé el siguiente paso en la desescalada, la Generalitat y el Ayuntamiento de Joan Ribó ya preparan distintos métodos para sus playas acordes al protocolo del Ejecutivo.

Uno de ellos es la instalación de una aplicación para solicitar cita previa o ver la situación de cada playa, mientras que la medida más curiosa se encuentra en la posible utilización de drones para asegurar las distancias de seguridad. Además, todo hace indicar que Valencia será una de las ciudades que sectorice sus playas con el fin de evitar las aglomeraciones habituales del verano.

Andalucía

La Comunidad con más provincias con acceso a playas tiene ahora mismo a dos de sus cinco territorios en Fase 1, por lo que mantiene aspectos diferentes. Mientras prepara condiciones para Granada y Málaga, Cádiz, Huelva y Almería ya pueden disfrutar de las actividades menos restrictivas.

La gran curiosidad de la región ha sido el anuncio por parte de la Junta de proponer 3.000 puestos de trabajo para controlar el acceso a sus playas. Para ello se han destinado 24 millones de euros y los elegidos tendrán que vigilar por el aforo y garantizar las medidas de seguridad y sanidad entre el 15 de junio y el 15 de septiembre. Además, Andalucía también estudia el requerimiento de cita previa para alguna de sus 800 playas.

Málaga

En línea con las directrices del Gobierno central y la Junta de Andalucía, Málaga se prepara para cuando acceda a Fase 2. Para ello, el alcalde de la capital Francisco de la Torre ya ha avisado que se instalarán procedimientos de cita previa, por lo que recomienda ver a través de una aplicación la situación de las playas antes de salir de casa y aprovechar las horas de menos afluencia.

Además, De la Torre ha garantizado que sus playas abrirán "de sol a sol" para permitir una mayor llegada de población y turistas, clave para la economía de la provincia malacitana.

Mojácar

Uno de los destinos más demandados en los últimos años durante el verano es la localidad almeriense de Mojácar. Habitualmente llena de turistas desde los primeros días de calor, sus playas han abierto al entrar en Fase 2 aunque con escasa asistencia de bañistas.

También con los primeros chiringuitos abiertos, la preocupación entre los empresarios es lógica por las limitaciones de aforo y la bajada de visitantes. Desde el consistorio se espera que la economía de Mojácar sufra el menor daño posible, mientras que se estudian unas medidas que, en palabras del alcalde, "no posibilitan que se controle la asistencia a sus playas".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin