Motor

Ford pacta el Erte de Almussafes con UGT: lo rebaja a 500 trabajadores al día hasta final de marzo

Un trabajador coloca el logo de Ford.
Valenciaicon-related

La factoría de Ford en Almussafes (Valencia) hará frente a la bajada de producción actual con un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) de nuevo. La dirección de la empresa ha aceptado las reivindicaciones del sindicato mayoritario, UGT, que pedía reducir el número de afectados diarios en las líneas de montaje, de 750 que planteaba la compañía a 500, además de recortar en un mes el plazo de aplicación.

Así, finalmente el periodo del Erte acordado entre ambos se extenderá desde mañana 23 de febrero al 28 de marzo, día en que los trabajadores de la factoría valenciana arrancan las vacaciones de Semana Santa y Pascua, frente al palnteamiento de la empresa que quería aplicarlo hasta finales de abril, coinicidiendo con la reunión prevista ese mes con la dirección mundial para plantar alternativas de carga de trabajo en la planta ante los continuos retrasos en la llegada de vehículos eléctricos.

Además, el ajuste incluye tres jornadas completas de Erte para la planta de motores de la factoría, donde todos sus empleados pararán los días el 13 y 19 de febrero, y 4 de marzo. El Erte se realiza con las mismas condiciones que los aprobados tras la pandemia, en que la planta ha encadenado más de una decena. De esa forma se asegura al menos el 80% del salario a los cerca de 4.800 trabajadores actuales de la planta..

Según, UGT, de esa forma se evitan que con el Erte sirva para cubrir el recorte productivo que la propia factoría ya tenía planificado y es conocido desde hace tiempo, al finalizar en marzo la producción de la Transit Conect. Precisamente el comité de empresa considera que tras la vuelta del descanso de Semana Santa en abril la factoría, que sólo producirá el Kuga, se encontrará con un importante exceso de mano de obra.

El otro sindicato presente en el comité, STM Intersindical, rechazó el acuerdo al considerar que supone una pérdida salarial para los trabajadores que ya habían hecho un esfuerzo que supuso pérdida de capacidad adquisitiva para el acuerdo de electrificación aprobado en 2022 que debía garantizar los eléctricos.

Incertidumbre eléctrica

Aunque la planta de Almussafes fue elegida frente a la alemana de Saarlouis por Ford para producir una plataforma de vehículos eléctricos, la inversión acumula varios retrasos, como el que llevó a la empresa a renunciar al primer Perte VEC, y sigue sin plazos concretos. La multinacional anunció hace unos meses que aplazaba todas sus inversiones en electrificación, lo que ha sembrado la incertidumbre en la planta valenciana, que lleva desde la pandemia periendo producción por la caída de la demanda y el final de la producción de cuatro de los cinco modelos que ensamblaba.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud