Motor

Palma de Mallorca también prohíbe los patinetes eléctricos y monociclos en el transporte público 

Patinetes eléctricos. Foto: Istock.

Primero Barcelona, después Madrid anuncia que está estudiando la medida y ahora Palma de Mallorca. El área de Mobilidad del Ayuntamiento de la capital balear prohibirá los patinetes eléctricos y monociclos en todos los autobuses de la EMT a partir del próximo lunes 30 de octubre.

En un comunicado, el área de Mobilidad dirigida por el teniente de alcalde Toni Deudero, ha explicado que la medida se ha adoptado "por razones de seguridad debido al peligro que representan a bordo de los autobuses por su gran volumen y a los espacios que ocupan, que están destinados a sillas de ruedas y cochecitos de bebé.

En palabras del propio teniente de alcalde, con esta prohibición "hacemos prevalecer el principio de seguridad preventiva en lo que hace referencia a la protección de los usuarios y del personal que trabaja en el servicio del transporte público".

"Por ello y con el fin de evitar posibles daños a los pasajeros, sobre todo a aquellos especialmente vulnerables, como personas mayores, con movilidad reducida, los que viajan en sillas de ruedas o cochecitos de bebés, se ha aprobado esta instrucción que entra en vigor el próximo día 30 de este mes", ha anotado el edil.

Deudero ha añadido que a lo largo de esta semana se informará a los usuarios de la EMT de la entrada en vigor de esta medida, tanto a bordo de los autobuses como en las redes sociales de la empresa municipal.

Barcelona ya dio el paso y Madrid está en proceso

Los patinetes eléctricos son uno de los grandes debates sobre movilidad que están afrontando las grandes ciudades. Cataluña fue una de las primeras regiones en dar un paso al frente después de la explosión de uno de estos dispositivos en el interior de un tren de Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC), que dejó tres personas heridas en noviembre del año pasado.

De hecho, este viernes la Autoritat del Transport Metropolità (ATM) de Barcelona anunció su prohibición de acceso de forma indefinida en el transporte público. Al respecto, la ATM apuntó que la actual regulación de estos vehículos "no aporta, hoy en día, las suficientes garantías de seguridad" para permitir su presencia en el transporte público.

Por su parte, la Comunidad de Madrid está estudiando también su prohibición en el transporte público después de que hace dos semanas explotara la batería de un patinete eléctrico y obligara a cortar la circulación de la Línea 2 del Metro y la actuación de los Bomberos. El incidente no dejó heridos, pero sí que dejó calcinado parte del vagón.

"Estamos valorando la posibilidad de prohibir la entrada de este tipo de dispositivos en los vagones", avanzó el consejero de Presidencia, Justicia y Administración Local de la Comunidad de Madrid y portavoz del Gobierno regional, Miguel Ángel García, al tiempo que insistió en que cuando tengan un análisis definitivo de lo sucedido y "una decisión clara la trasladaremos".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud