Motor

Qué pasaría con el suministro energético si todos nos pasamos al coche eléctrico, según Bloomberg

Imagen de iStock

El coche eléctrico cuenta cada vez con más adeptos. O, al menos, así lo dicen las cifras en España: según los datos de la patronal de fabricantes (Anfac), las ventas de estos vehículos crecen a un ritmo del 42,5 % en el acumulado del año, con 25.105 matriculaciones hasta el mes de septiembre. Pero no todos los conductores los ven con los mismos ojos.

Esta nueva tecnología cuenta también con un nutrido grupo de detractores, que se abastecen (con razón o no) de diversos argumentos para rechazarlos, como que su precio es muy elevado, que no ofrecen suficiente autonomía o que contaminan tanto o más que un coche de combustión, entre otros.

Esta semana, Colin Mckerracher, jefe de análisis de transporte y automoción en Bloomberg, ha dedicado un artículo a dar su visión sobre uno de los argumentos más recurridos por quienes no apoyan la movilidad eléctrica: ¿colapsaría el sistema eléctrico si todos utilizásemos el coche eléctrico?

A día de hoy, el 0,2 %

Según datos de Bloomberg, 2022 finalizará con 27 millones de vehículos eléctricos circulando por las carreteras de todo el mundo. Y estiman que la demanda mundial de electricidad que requerirán será de alrededor de 60 teravatios hora (TWh). Esta cifra, muy elevada, dista bastante de la demanda mundial de electricidad, "que rondará los 28.000 TWh este año", por lo que sumará alrededor del 0,2 % de la electricidad total y sin tener en cuenta que muchos usuarios poseen instalaciones de autoconsumo.

Ese cálculo básico, no obstante, no sirve para responder a la premisa inicial. Por ello, y para seguir aproximándose a la respuesta, el analista expone el caso de Noruega, país en el que los eléctricos ya representan el 20 % de los automóviles en circulación.

"Allí, los vehículos eléctricos han aumentado la demanda de electricidad un 1,4 %. Todavía no es mucho, pero Noruega es un caso especial. Tiene un consumo per cápita muy alto porque hace frío, hay mucha calefacción eléctrica y muchos procesos industriales electrificados, por lo que el denominador es grande", explica Mckerracher.

Sin embargo, esta radiografía tampoco permite vislumbrar qué pasará en un futuro cuando, mayoritariamente, la movilidad sea eléctrica.

Dos escenarios para 2040

Por ello, el analista explica cuáles son los dos escenarios más probables que maneja la agencia de noticias financieras para el año 2040. Estos, en función de que se implementen nuevas políticas y que los estados se encaminen hacia las cero emisiones netas, o que las fuerzas del mercado impulsen la transición a su ritmo, barajan que las ventas de vehículos eléctricos supongan entre el 75 % y casi el 100 % de las ventas para la década de 2030.

Tomando estos dos escenarios como referencia, habría entre 730 millones y mil millones de vehículos eléctricos en 2040. Así, las demandas mundiales de electricidad aumentarían, aproximadamente, entre un 7 % y un 9 %. "No todos los vehículos eléctricos son automóviles, por lo que la adición de autobuses, camiones y otros vehículos eléctricos a la combinación aumenta un poco más las cifras, agregando entre un 11 % y un 15 % a la demanda mundial de electricidad en 2040 en los dos escenarios", añade el analista.

Incluso yendo más allá e imaginando un 2050 en el que casi todo el transporte por carretera sea eléctrico, el análisis de Bloomberg estima que la demanda mundial de electricidad se incrementaría un 27 %. Por lo tanto, y al menos de aquí a 2050, no consideran que el sistema eléctrico vaya a colapsar ante una mayoría de vehículos eléctricos.

"La integración de los vehículos eléctricos en el sistema de energía requerirá una planificación cuidadosa, incentivos para la carga fuera de las horas pico para reducir la demanda máxima y un refuerzo de la red localizada en muchos lugares. Sin embargo, como parte de la demanda mundial de electricidad, la contribución seguirá siendo muy modesta durante algunos años", concluye Mckerracher.

comentariosicon-menu7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments

Comentarios 7

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

hp
A Favor
En Contra

Los últimos no llegan, atropello o accidente contra coche eléctrico es muerte. VIVA ETA y RUSIA.

Puntuación -28
#1
delgado
A Favor
En Contra

^>

El coche eléctrico, y demás historias verdes, es la mayor boutade pergeñada por el ser humano, superando con creces a la Torre de Babel

Es la Operación consciente del Genocida Socialismo para destruir la Civilización Occidental, e implantar la tan añorada dictadura Socialista

Pero como siempre, primero se llevarán por delante centenares de millones de vidas de seres inocentes,

Este invierno comenzará el segundo genocidio, y será con la dicotomía, morir de hambre o frío

Puntuación 4
#2
Woniu
A Favor
En Contra

Sera como mad max, pero en lugar de robar gasolina habra que buscas pilas.

Puntuación 17
#3
Baterias
A Favor
En Contra

¿Pero hay litio para hacer mil millones de baterias tamaño XXL?

Puntuación 29
#4
Sorp
A Favor
En Contra

Nos están saqueando con la ecología. A manos llenas y al final para nada.

Puntuación 9
#5
un lector
A Favor
En Contra

No creo que el principal problema sea la posible falta de suministro; en unos años la producción desde diversas fuentes lo cubriría de sobra.

Más que el "refuerzo de la red" que se menciona en el artículo, sería necesario llegar a una infraestructura ingente que pudiese cubrir los momentos pico de los viajes por carretera, incluido el transporte.

El coche eléctrico está bien para recorridos cortos y urbanos, recargando por la noche en la red ya instalada en los domicilios. Para recorridos largos por carretera y transporte, de forma generalizada, roza con la utopía.

Puntuación 9
#6
San Apapurcio
A Favor
En Contra

Según este publireportaje, dicen los urdidores de ESTE COLOSAL FRAUDE AGENDA 2030 , que a finales de este año habrá 27 millones de vehículos eléctricos circulando por el globo terráqueo.

O sea que ya han engañado, como mínimo, a 27 millones de tragacionistas, que se han creído el cuento del calentamiento climático y la necesidad de eliminar CO2.

Una de las vías que los canallas globalistas han puesto en marcha, con la ayuda de esos millones de alelados es el genocidio no sólo de humanos, sino de todo tipo de animales comestibles.

Si exterminan a media humanidad y a la mitad de la cabaña ganadera, dicen que ya se reducirá la emisión un 30%.

Y si en lugar de cocinar los alimentos (insectivoros) , se consumen uperizados y empaquetados en pastillas compost, se ahorrará la emisión de otro 20%

Y si los cadaveres transhumanos se convierten en galletas para alimentar a las demás cobayas, se conseguir una reducción adicional de otro 20%.

Con lo que sólo quedaría un 30% que sería de carácter industrial y no achacable a los humanoides (causa antropogénica).

¡NI BELCEBU SUPERA ESE PLAN DE INIQUIDAD!

Puntuación -1
#7