Motor

Así cargaremos los coches eléctricos sin que tengamos que parar a recargar

  • Se recargan las baterías de los vehículos eléctricos mientras se circula por la carretera, sin necesidad de cable
  • Cada kilómetro de carretera costaría unos 2 millones de euros

¿Os imagináis no necesitar buscar, encontrar y recargar el coche en un punto de carga, tal y como ocurre hoy en día? Te contamos en qué se está trabajando para que un vehículo cargue sus baterías mientras se conduce y no haya que preocuparse por la autonomía.

Sí, el futuro eléctrico pinta bien si finalmente este proyecto que se centra en la recarga de coches eléctricos se extiende a la vida cotidiana, a nuestra circulación por calles y carreteras. Nada de cables o de esperas mientras el coche carga; nada de preocuparnos si nos quedan pocos kilómetros de autonomía. Hablamos de la carga por inducción. ¿Quién no se acuerda de los coches de Scalextric y de las horas que podíamos pasarnos a los mandos de un coche eléctrico dando vueltas al circuito? Estos automóviles en miniatura se conducen por control remoto y toman su energía directamente de la pista de carreras, sin necesidad de parar en boxes.

Para conocer en primera persona la nueva tecnología para recarga de vehículos eléctricos, hemos viajado hasta Chiari (Italia), al circuito de pruebas de la Arena del Futuro, un proyecto fruto de la colaboración entre Stellantis y A35 Brebemi, una empresa filial del grupo mexicano Aleatica, varias universidades, centros de investigación y organismos públicos italianos.

En la Arena del Futuro no hay una pista con ranuras metálica para que los vehículos puedan cargar la electricidad, como en la pista de un Scalextric. En este innovador circuito de pruebas de 1.050 m de longitud, considerado como uno de los 100 Mejores Inventos del Año 2021 por la revista Time, se recurre a la tecnología de la transferencia inalámbrica de energía, conocida también por sus siglas en inglés, DWPT.

¿En qué consiste la carga por inducción?

Para poder llevar a cabo la carga por inducción es necesario instalar debajo del asfalto de la carretera (a unos 12 cm de profundidad) un sistema de bobinas, alimentados por una potencia eléctrica de 1 MW, que proporcionan la energía suficiente para alimentar la batería de todo tipo de vehículos, desde turismos, como el Fiat 500 Eléctrico con el que se están realizando los ensayos, hasta autobuses o camiones.

Los vehículos, por su parte, tiene que llevar instaladas también unas bobinas en la parte baja. En un coche bastaría solo con una bobina. Para un autobús se necesitarían cuatro y para un camión, cinco. El sistema solo funcionará cuando la bobina de la carretera se encuentre con la que hay debajo del coche.

No se necesitan cables ni detenerse ante una estación de carga: un simple receptor basta. Podríamos llamarlo "la carretera inteligente" que, con una red de recarga por inducción bajo el asfalto, es capaz de proporcionar energía a la batería del coche mientras éste sigue en movimiento. Esta tecnología permitiría unos viajes por carretera con un consumo eléctrico casi nulo, lo que evitará que nos tengamos que parar a recargar por el camino.

¿Cuáles están siendo los resultados de las pruebas de carga por inducción?

En las pruebas realizadas, el Fiat 500 Eléctrico, con los rangos de velocidad en los que se circula habitualmente por autopista, el coche ha recibido electricidad desde la carretera, y esta energía ha sido suficiente para no tener que consumir electricidad de su propia batería.

Los kilómetros recorridos en la Arena del Futuro no se han traducido en la correspondiente reducción de autonomía. La eficiencia del flujo de energía que va desde el pavimento hasta el automóvil es similar a la que se puede encontrar en las estaciones de carga rápida.

La Arena del Futuro utiliza corriente continua (CC) en lugar de corriente alterna (AC), ya que reduce pérdidas de potencia y asegura una integración directa con la electricidad que proviene de fuentes renovables, sin necesidad de tener que convertirla a corriente alterna. Además, permite el uso de cables de aluminio, más delgados, ligeros y fáciles de reciclar que los de cobre.

Puntos clave de la carga por inducción para vehículos eléctricos

1- Media tensión/ Sistema fotovoltaico. Conexión a la red de distribución eléctrica y generadores renovables (incluidos paneles solares).

2- Subestación de conversión. La electricidad pasa de media a baja tensión y de corriente alterna a continua (AC/CC)

3- Unidad de gestión. La electricidad se convierte de CC a CA a una frecuencia adecuada para la transferencia inalámbrica de energía.

4- Bobina primaria. Bobinas enterradas a 12 cm bajo el asfalto que, al ser estimuladas por el paso de vehículos, les transmite energía por inducción.

5-Bobina secundaria. Una o más bobinas receptoras instaladas debajo de los vehículos recogen la energía que llega de la carretera por inducción y la envía a las baterías de a bordo o directamente al motor de tracción.

Carga por inducción: una inversión de 2 millones de euros/km

Instalar las bobinas bajo el asfalto es una inversión económica muy grande. De momento, cada kilómetro cuesta cerca de 2 millones de euros, por lo que en un tramo de solo 10 kilómetros el desembolso es enorme. Pero habrá que poner sobre la mesa los beneficios para la economía y la calidad de vida. Ahora toca elegir espacios para colocar estas calzadas de recarga. El primer paso será desarrollar proyectos cerrados, pequeños, para ver cómo funciona. En países como Suecia o Alemania ya se han puesto en marcha diferentes proyectos. Por ejemplo, en la localidad de Gotland, Suecia, ya se ha lanzado el primer autobús en pleno funcionamiento que utiliza la infraestructura de carga inalámbrica.

En Alemania, la ciudad de Balingen pronto estrenará un tramo de carretera dotado con carga inalámbrica para vehículos eléctricos, donde se probará con un autobús eléctrico de servicio público,

Lo que está claro es que el parque de vehículos será eléctrico y parece una utopía creer que contaremos con un enchufe en cada farola o bordillo para abastecer toda la demanda de recargad que necesitarán nuestros vehículos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud