Motor

La automoción alerta de que la elevada inflación hará perder competitividad a las factorías españolas

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, conversa con representantes del clúster de automoción FACYL
Valladolid

El presidente del Clúster de la automoción de Castilla y León (FACYL), Félix Cano, ha alertado este lunes de que la elevada inflación que presenta la economía española desde "antes de la Guerra de Ucrania" hará perder competitividad a las factorías del sector, aunque sigan siendo "muy productivas".

Así lo ha señaladoen declaraciones a los medios de comunicación mientras se celebraba la asamblea del Clúster FACYL para analizar la evolución del sector en 2021.

Cano ha aseverado que el pasado ejercicio "hizo bueno al año de la pandemia", en referencia a 2020, pues como ha explicado 2021 estuvo marcado primero por los problemas de la falta de suministros como los microchips y después, sobre todo en la segunda mitad, por la subida de costes de los componentes y de la energía que ya "antes de la Guerra se había multiplicado por cinco", según ha defendido el también CEO de Lingotes Especiales.

El presidente del FACYL ha incidido en que con todo ello, a lo que se han añadido las consecuencias del conflicto armado provocado por Rusia, la economía ha llegado a la denominada "estanflación", que según ha explicado es "la unión de las palabras estancamiento e inflación" y supone "la antesala de la recesión".

En este sentido, ha recalcado que "lo que faltaba en Europa" actualmente es "después de la guerra tener recesión en algunos países importantes" y con ello teme que las factorías del sector del automóvil en España pese a que son "muy productivas" pueden perder "competitividad".

De esta manera ha reclamado "arreglar esto sí o sí", aunque posteriormente se ha centrado en mayor medida en los posibles errores en la gestión energética de los últimos años que en las propuestas para mejorar la situación actual.

Cierre de térmicas: un sacrilegio

En este sentido, Cano ha calificado de "sacrilegio" y "tiro en el pie" algunas decisiones de años pasados como "no solo cerrar, sino volar" las plantas de generación con carbón de Castilla y León que, según ha defendido, actualmente podrían dar energía a "500.000 habitantes" y trabajo a "6.000 empleados".

También ha sumado a ello las decisiones sobre la energía nuclear mientras otros países del entorno de España "lo están haciendo bien".

Por su parte, Carlos Fernández Carriedo, ha precisado que, pese a los datos positivos que ha esgrimido como que Castilla y León será "una de las primeras comunidades que recuperen el nivel de PIB previo a la pandemia" o entre las que tiene "una de las mayores bajadas del paro", no hay que dejar de ver las dificultades que se plantean "por delante".

Así, ha planteado que la situación exige en primer lugar "una política fiscal que favorezca la creación, inversión y, por tanto, el empleo"; en segundo, un marco normativo que "dé estabilidad, seguridad y confianza" y, por último, "el apoyo a las empresas, al sector productivo y a la innovación".

De hecho Fernández Carriedo ha asegurado que la Junta ofrece su "mano tendida al Gobierno" pues cree que es "una buena ocasión" para crear un "marco normativo estable, para bajar impuestos en favor del sector, del desarrollo económico" y reorientar los fondos europeos para que "estén donde más se requieren" y que, así, sirvan para apoyar a los sectores productivos y especialmente al sector del automóvil.

En este sentido, el consejero 'popular' del Gobierno formado por PP y Vox ha criticado que el PERTE de la automoción "no se pactó con el sector productivo ni con las empresas", algo que considera que no debería ser así porque son "quienes están en el día a día del sector".

Asimismo, ha apuntado que es positivo para el sector de la automoción en Castilla y León que la salida de esta situación "depende en gran parte de la colaboración de todos y del acierto", en una comunidad que, defiende, presenta unas "potencialidades muy importantes", como ser "el mejor sector productivo de toda España", tener universidades "muy especializadas" con centros tecnológicos.

A ello ha sumado la necesidad de que las administraciones públicas estén "en la misma dirección de apoyar el empleo, la inversión y apoyar al sector del automóvil"

Electrificación demasiado rápida

Por otra parte, Félix Cano ha explicado que el objetivo de la electrificación se ha planteado con una velocidad "demasiado rápida" y, pese a que recalca que está a favor del coche eléctrico, ha puntualizado que debe "llevar el apellido de 'para la ciudad'", pues defiende que "para el resto" de desplazamientos "no lo hay como el motor de combustión".

También ha abogado por estudiar otras alternativas como combustibles sintéticos como los que asegura que se emplean ya "en la Fórmula 1", y otras formas de propulsión como el hidrógeno.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

¡Que no somos competitivos!...No me extraña. Las plantas las han ido destrozado poco a poco, a base de recortar el personal cualificado necesario, de no sustituir la maquinaria que se iba quedado obsoleta y bajando la calidad de los materiales que no se ven, para abaratar costes...Claro que muchos de esos ahorros, se destinado ha colocar a las niñas de altos cargos en puestos de dirección, bajo la premisa de que tener la mala baba, las capacita para el puesto...y gestionar, no es eso, como ustedes saben muy bien...

Puntuación 0
#1