Motor

Estas son las ciudades del mundo con las multas más caras en sus Zonas de Bajas Emisiones

Los ayuntamientos de cada vez más regiones de todo el mundo están implantando Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en aquellos puntos de las ciudades que más sufren la contaminación procedente del tráfico.

Londres, París o Milán cuentan desde hace tiempo con sus propias zonas restringidas al tráfico. Pero también Madrid o Barcelona, y pronto tendrán que adoptar medidas parecidas cada una de las casi 150 ciudades españolas con más de 50.000 habitantes, tal y como obliga la Ley de cambio climático.

No obstante, cada zona posee sus propias características y, por consiguiente, desarrolla sus propias normas. En consecuencia, también aplica sus propias sanciones a quienes deciden penetrar en su perímetro sin el permiso pertinente. En este sentido, desde el comparador de seguros británico Confused.com han recopilado la cuantía de las multas de las principales ZBE de todo el mundo.

"Con el fin de combatir el cambio climático y mejorar la calidad del aire, muchos países han introducido Zonas de Bajas Emisiones en las áreas del centro de la ciudad. Muchas requieren que los conductores paguen una tarifa por conducir vehículos contaminantes dentro del área. Si no se paga la tarifa, los conductores puede enfrentar costosas consecuencias en forma de multas. Estos cargos pueden variar desde tan solo 14 euros en Beijing, hasta 350 euros en algunas ciudades, como Bruselas", señala Alex Kindred, experto en seguros de automóviles de Confused.com.

Bélgica, el más estricto

Según el ranking elaborado por el comparador, tres ciudades belgas lideran la clasificación con las penas más altas por acceder a sus ZBE sin la autorización correspondiente. Bruselas (350 euros), Amberes y Gante (150 euros) son las ciudades que más sancionan a los conductores que invaden sus zonas restringidas.

"La totalidad de la Región de Bruselas-Capital se considera una ZBE y los vehículos de gasolina y diésel deben cumplir con el estándar de emisiones Euro 2 y 5, respectivamente", detalla el comparador. No obstante, su multa desciende a 150 si el infractor es una persona extranjera.

En cuanto a las otras dos ciudades, las multas ascienden para los reincidentes, partiendo desde 150 euros y llegando hasta los 350 euros.

Completan la lista de ciudades más estrictas Ámsterdam, La Haya, Utrecht, Arnhem y Barcelona, con multas de 100 euros, Londres, con 96 euros, y Estocolmo, con 94 euros.

Madrid, de las más permisivas

En el lado opuesto de la clasificación se encuentra la ciudad china de Beijing, donde saltarse la restricción únicamente se penaliza con 14 euros. En las ciudades noruegas de Oslo, Kristiansand y Bergen, 29, mientras que en Madrid, 45.

Siguen a estas París, Estrasburgo, Reims y Lille, donde invadir las ZBE sin permiso sale por 68 euros, y Roma, donde la multa asciende a 70 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin