Motor

¿Sabes cómo circular por una 'turborrotonda' o 'turboglorieta'? La DGT lo explica con este vídeo

Si ya de por sí a veces resulta complicado circular por una rotonda, desde hace pocos años comenzaron a funcionar en España otros elementos de circulación similares, destinados a facilitar el tráfico, pero más complejos si se desconoce su funcionamiento: son las 'turborrotondas' o 'turboglorietas'.

¿Qué es una 'turborrotonda'? En palabras de la Dirección General de Tráfico (DGT), son un tipo de intersección con un diseño especial que da un giro de tuerca al concepto convencional de rotonda. En ellas, rige la misma norma. Los vehículos que circulan por dentro tienen prioridad sobre los que pretenden acceder.

Entonces, ¿en qué se diferencian? "La principal (diferencia) es que en cada carril de una rotonda 'turbo' el tráfico va encauzado hacia distintas salidas, de tal forma que no es posible hacer la plaza completa por el carril exterior", explica la DGT.

https://www.eleconomista.es/motor/noticias/11642607/03/22/La-DGT-recuerda-como-actuar-en-una-rotonda-frente-a-un-grupo-de-ciclistas.html

En la teoría, parece fácil transitar por ellas. Sin embargo, este verano vimos cómo una 'turborrotonda', en la autovía de Reus a Tarragona, causó la confusión entre los conductores, quienes no tenían claro cómo actuar ante esta desconocida intersección, según informó TV3.

Según explica el organismo, las líneas continuas guían la conducción desde la entrada, con el objetivo de mantener el rumbo del vehículo encauzado desde que entra hasta su salida, evitando cruces de trayectorias y colisiones.

Tal y como se aprecia en el vídeo divulgativo, compartido en sus redes sociales, acceder a esta rotonda desde el carril izquierdo o derecho resulta de vital importancia. El derecho, que desemboca en el carril exterior de la rotonda, únicamente servirá para salir por la primera o la segunda salida de la misma. En cambio, el carril izquierdo, mediante el cual se accede al interior de la rotonda, solo servirá para salir por la segunda, tercera o cuarta salida.

No obstante, existen tramos de líneas discontinuas en determinados puntos de la rotonda para quienes quieran cambiar de uno a otro carril. Y solo así sería posible realizar una vuelta completa en el caso de que no se tenga claro qué salida tomar.

La clave: obedecer las señales

Más allá de que tengan dos o más carriles, la clave para conducir a través de ellas de forma correcta es permanecer atento a las señales de tráfico, tanto a las verticales como a las pintadas en el suelo.

"Las 'turborrotondas' son más sencillas, hay menos toma de decisiones, la circulación es más ágil y tienen mayor capacidad. Además, al eliminar los cambios de carril en la circulación interior, se reducen los puntos de conflicto", apunta Carlos Suárez, ingeniero del tráfico, 'importador' del concepto y diseñador de las primeras 'turborrotondas' en España.

Según recoge el medio especializado AutoBild, la primera 'turborrotonda' de España se construyó en la localidad asturiana de Grado, con réplicas en otras ciudades como Vigo, Oviedo o Santander.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin