Motor

La DGT recuerda cómo actuar en una rotonda frente a un grupo de ciclistas

Las rotondas son una de las intersecciones en las que más altercados se pueden producir. Ya sea por imprudencia, por despiste o por desconocimiento, de vez en cuando conviene recordar cómo actuar dentro de ellas en determinadas ocasiones.

Una de ellas, destacada por la Dirección de Tráfico en su Revista Tráfico y Seguridad Vial, concierne tanto a coches como a bicicletas.

Desde Tráfico se han realizado muchos esfuerzos para visibilizar a los ciclistas, con pleno derecho para circular en la vía. Así, resulta evidente que cuentan con la misma entidad que un coche, camión o moto a la hora de entrar y atravesar una glorieta.

https://www.eleconomista.es/motor/noticias/11578122/01/22/Polemica-en-Bilbao-por-el-nuevo-carril-bicirotonda-Sabrias-como-circular-por-el.html

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando un grupo de ciclistas trata de incorporarse a una rotonda? ¿Quién tiene preferencia?

Como si fueran un solo vehículo imaginario

La norma general rige que la preferencia siempre la tienen los vehículos que se encuentran circulando por el anillo circular respecto a quienes pretenden acceder. Por tanto, parece evidente que los ciclistas que ya están dentro de la glorieta tienen preferencia respecto al resto de vehículos que pretenden entrar.

No obstante, la norma hace una excepción para este tipo de casos. Los ciclistas, cuando viajen en grupo, tienen prioridad de paso respecto a los vehículos de motor cuando el primero haya accedido a la rotonda. Es decir, una vez entre uno, será preciso aguardar a que lo haga el resto del pelotón.

"En definitiva, es como si el conjunto del grupo de ciclistas formara un solo vehículo imaginario, cuya parte delantera fuera el primer cicloturista y la trasera el último", ejemplifica la DGT.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin