Motor

Así puedes comprobar si el amortiguador de tu coche está en mal estado

Imagen de iStock

El cometido de los amortiguadores consiste, a grandes rasgos, en otorgar una marcha lo más confortable posible a los ocupantes de un vehículo, al absorber las irregularidades del terreno.

Además, son un componente vital para mantener la seguridad del vehículo. Las oscilaciones de los muelles permiten ganar adherencia a la vía, mejoran la estabilidad en las curvas y reducen la distancia de frenado. Por ello, su revisión en las inspecciones técnicas resultan fundamentales.

Así, el capítulo de ejes, ruedas, neumáticos y suspensión es el segundo (19,3 %) en el que más defectos se detectan en la ITV, según datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Por ello, desde la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV) ofrecen consejos para que sepamos si los amortiguadores están en buen estado o, si por el contrario, necesitan un remplazo.

Cómo comprobar su estado

Según explica la asociación, existen formas sencillas por las que cualquier usuario o conductor puede comprobar el estado de los amortiguadores, de forma sencilla y en cualquier lugar.

"Simplemente debemos apoyarnos sobre el capó u otra parte de nuestro vehículo que nos permita realizar una fuerza vertical hacia abajo, es decir, hacer rebotar el vehículo. Una vez aplicada la fuerza soltaremos de forma rápida y dejaremos que el vehículo vuelva a su altura normal", indica.

https://www.eleconomista.es/motor/noticias/11565458/01/22/Estos-son-los-sintomas-para-saber-si-tu-embrague-esta-averiado-o-en-mal-estado.html

Si están en buen estado, el vehículo debería oscilar una sola vez para regresar a su posición natural. Y si por el contrario se producen varios rebotes, puede que el sistema esté deteriorado.

Otro método consiste en echar un vistazo con detalle a los amortiguadores, tanto a los delanteros como a los traseros. "En esta comprobación tendremos que estar atentos a manchas de aceite, golpes o abolladuras presentes en los mismos", explica la asociación.

Tanto las manchas, como los golpes como las abolladuras son indicios de que el componente se encuentra en mal estado. Del mismo modo, también será un indicativo claro si la banda de rodadura de los neumáticos presenta un desgaste irregular.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin