Motor

Se acerca el polen: estos son los consejos para conducir si eres alérgico

Con temperaturas propias de otras épocas del año más tardías, la floración de muchas plantas puede verse adelantada. Este fenómeno implica, irremediablemente, que la polinización llegue antes de tiempo y, con ella, las alergias.

"Parece haber una tendencia clara hacia el adelanto de las floraciones en todo el mundo", señalaba el meteorólogo José Miguel Viñas en un articulo dedicado al adelanto en la floración de los almendros, publicado por el periódico El País.

Calendario de alergias según la zona y la época del año. / DGT

Más allá del incordio y de las molestias que las alergias ocasionan, como irritación de ojos, congestión nasal, picores en la piel, estornudos, picor de garganta y problemas respiratorios, sus afecciones afectan de forma negativa a la conducción.

Más probabilidad de sufrir accidentes

Según recoge la Dirección General de Tráfico (DGT) en su Revista Tráfico y Seguridad Vial, "Hay estudios que alertan de que el riesgo de sufrir un accidente de tráfico aumenta en un 30 % con conductores alérgicos".

Además, avisan de que estornudar durante cinco segundos seguidos mientras se conduce a 90 kilómetros por hora implica dejar de prestar atención a la carretera durante más de 125 metros. Si la velocidad es de 100 km/h, la distancia recorrida sin mirar a la carretera puede alcanzar los 140 metros. Y si el tiempo estornudando se mantiene durante diez segundos, la distancia se duplica.

Para que la alergia perjudique lo menos posible a los conductores, desde la DGT, en colaboración con la Fundación Mapfre, recomiendan los siguientes consejos.

https://www.eleconomista.es/motor/noticias/11576029/01/22/Estos-son-los-consejos-de-la-DGT-para-conductores-con-problemas-de-vision.html

En primer lugar, las entidades recomiendan no automedicarse ante la presencia de síntomas; en su lugar, se aconseja acudir al médico e incidir en que se va a conducir, con el objetivo de evitar posibles efectos secundarios de los antihistamínicos.

Si se va a comenzar con un tratamiento, es preferible que se inicie dos o tres días antes de iniciar un viaje, ya que "los efectos sedativos disminuyen al adaptarse el organismo".

Además, se insta a no beber ningún tipo de bebida alcohólica si se está bajo tratamiento. "No sólo podría superar la tasa de alcoholemia permitida, sino al mismo tiempo, potenciar el efecto de somnolencia de los medicamentos".

Limpieza, gafas y ventilación

Sobre la ventilación, si se va a activar el aire acondicionado, lo preferible es que el coche cuente con filtros HEPA. Del mismo modo, se desaconseja bajar las ventanillas.

También, se recomienda utilizar gafas de sol (para evitar que el polen entre en los ojos). En este sentido, es mejor viajar durante el día y evitar tanto el amanecer como el anochecer, ya que es en esos momentos cuando más concentración de polen se da en el ambiente. También, es importante no dejar estacionado el vehículo en zonas húmedas.

En cuanto a la higiene del coche, se recomienda limpiarlo con frecuencia. "Use una aspiradora potente para eliminar ácaros de moquetas y tapicerías, y productos líquidos para ventanas, salpicadero, etc. especialmente si ha transportado animales en el mismo", explican.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin