Motor

Estas serán las carreteras más caras de España y el precio que se pagará con la implantación de los peajes

  • El Ejecutivo ultima los detalles del fin de gratuidad de las autovías estatales
  • Todo hace presagiar que el céntimo por kilómetro será el modelo escogido
Foto: Europa Press.
Madrid

La clara intención del Gobierno de instaurar un sistema de peajes en la mayoría de carreteras españolas, con las autovías como punta de lanza, va a derivar en 2024 con el fin del carácter de gratuidad que siempre ha caracterizado a las infraestructuras españolas. Un nuevo modelo de negocio, para acabar con el enorme déficit que se acumula en el mantenimiento de estas vías, que sin embargo aún tiene detalles por pulir como el precio. Pero independientemente del coste que se instaure todo hace presagiar que la A-66, la A-4 y la A-2 tendrán los carriles más caros.

Objetivo, acabar con los casi 8.000 millones de pérdidas que supone la conservación de la red de carreteras del Estado. La implantación del pago por circular por las autovías nacionales, que se adentró dentro del plan del Gobierno para optar a los fondos de recuperación de la Comisión Europea y, pese a las numerosas críticas recibidas, con la firme idea de instaurarlo en poco más de dos años.

Para ello, el Ejecutivo ya está estudiando diferentes modelos, precios y características, con la clara observación de los sistemas que se usan en países del entorno. Hasta el punto de fijarse en Austria o Portugal, donde los peajes por viñeta se han establecido con bastante éxito y diferentes fórmulas.

Pese a que al principio se sondeó cobrar hasta 5 céntimos por kilómetro, todo hace presagiar que el coste será de 1 céntimo

Además, una vez se escoja el modelo por el que se pasará a cobrar en todas las autovías, así como en un futuro no se descarta el pago en otras carreteras convencionales, el plan del Gobierno pasa por instaurar un precio claro. En un primer momento se barajó la posibilidad de cobrar entre 3 y 5 céntimos, en los últimos días todo hace indicar que el coste escogido será de 1 céntimo por kilómetro así como habría tarifas para los que habitualmente usan estas vías para trabajar, estudiar o ir al médico.

Estos son los precios de las autovías más caras

De esta forma, las cinco vías por las que más se pagaría por circular serían la A-66, la A-4, la A-2, la A-6 y la A-8. Las cinco redes de comunicación más largas de la geografía española que unen Gijón y Sevilla, Madrid y Sevilla, Madrid y Barcelona, Madrid y A Coruña y Vizcaya y Lugo, respectivamente.

Con un precio de 6,92 euros por su entero recorrido, de instaurarse la tarifa de 1 cént/km, los 692 kilómetros de la Vía de la Plata pasan por hasta siete provincias para unir cinco autonomías por el histórico trazado ideado por el Imperio Romano.

Su paso total sería el más caro aunque no el más popular. Hecho que le corresponde a la A-2 que registra el mayor trasiego de tráfico diario al unir Madrid, Guadalajara, Zaragoza, Lérida y Barcelona. Su precio de la capital a la ciudad condal sería de 5,33 euros solo superados por la citada A-66 y la A-4 (5,76 euros por sus 576 km entre Madrid y Sevilla con paso clave por Córdoba).

El norte podría ser la región más perjudicada por su menor red de carreteras

Por último las otras dos principales vías que pasarían a generar más dinero serían la A-6 y la A-8. Claves por la menor red de infraestructuras en el norte, el pago por estas autovías sería más inevitable que en otros territorios generando 5,18 euros entre Madrid y A Coruña y 4,51 euros por unir todo el Cantábrico entre Bilbao y la provincia de Lugo.

Todo con vistas a que a lo largo del final de 2021 y el principio de 2022 tenga un plan claro para instaurarse alrededor de 2024. El fin de la gratuidad de las autovías españolas que llegaría para solventar una delicada situación de déficit en las infraestructuras y desde el Gobierno se apunta como un pago "justo con la distribución del territorio".

comentarios7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

-
A Favor
En Contra

El coche es un lujo ( o este impuesto es el que pagamos al comprarlo ). Usar el coche va a ser otro lujo. Si se promocionara el transporte publico ( de momento es un lujo para los de las ciudades ) dejaríamos de pagar los dos lujos anteriores. Pero fumar tabaco es un lujo que se paga, beber es otro lujo que tiene su impuesto; de momento respirar no es un lujo, pero solo hay que dar tiempo a los siervos del capital para que se pague.

Puntuación 13
#1
Joaquin
A Favor
En Contra

Hay una manipulación absoluta de los datos. No hay una perdida de 8.000 millones por las carretas, si no un deficit por la falta de inversión en años previos. El importe ha sido calculado por la patronal de las grandes constructoras. Este año (según PPGGEE) se prevé gastar mil millones en conservación, hay que recordar que las nuevas inversiones cada vez serán menores (la red ya es extensa) por lo que se dedicaran esos recursos a conservación de la red ya existente. Por lo que en un plazo no muy largo, se solucionará el deficit. Por otro lado, ya estamos acostumbrados a una red en mal estado...

Con las carreteras que ya tienen peaje que sucede?

Puntuación 27
#2
La ley del calzo
A Favor
En Contra

Lo dificil es meter la punta del calzo, luego es mas facil porque solo hay que ir dando pequeños golpes hasta que entra el calzo entero.

Puntuación 31
#3
jsus
A Favor
En Contra

Claro que hay un gran deficit en el mantenimiento de carreteras, los impuestos a las gasolinas no son finalista, por lo que van a los gastos del estado.

Luego el estado coge los mantenimientos y dice que ha deficit.

Si fuese finalista el impuesto de las gasolinas, habría un importantisimo superavit.

Este peaje va a ser un impuesto más que solo pagarán los que viajen.

Y por supuesto, tampoco será finalista, por lo que en unos años sacarán otro impuesto por el mismo motivo.

Puntuación 16
#4
jsus
A Favor
En Contra

Claro que hay un gran deficit en el mantenimiento de carreteras, los impuestos a las gasolinas no son finalista, por lo que van a los gastos del estado.

Luego el estado coge los mantenimientos y dice que ha deficit.

Si fuese finalista el impuesto de las gasolinas, habría un importantisimo superavit.

Este peaje va a ser un impuesto más que solo pagarán los que viajen.

Y por supuesto, tampoco será finalista, por lo que en unos años sacarán otro impuesto por el mismo motivo.

Puntuación 5
#5
Locomax
A Favor
En Contra

"con las autovías como punta de lanza, va a derivar en 2024 con el fin del carácter de gratuidad que siempre ha caracterizado a las infraestructuras españolas."

Pues hay zonas de España donde esa justamente NO ha sido la característica. Será para Madrid y alrededores, que prácticamente no conocen un peaje.

Puntuación -10
#6
paco
A Favor
En Contra

Al principio para no asustar demasiado nos pondra 1 centimo por Km pero esto sera insuficiente a corto plazo para alimentar a las sanguijuelas ( POLITICO@S) que como de costumbre son tan insaciables como siempre.

Las SANGUIJUELAS predican siempre que todo los impuestos van dirigido a los mas ricos pero la pura realidad es que la pagamos siempre y con mas esfuerzo economico los que dependemos de un SALARIO o PENSION el caso es que estas alimañas nunca estaran hartas.

Puntuación 9
#7