Bolsa, mercados y cotizaciones

El festín que se dan los inversores en renta fija les hace ganar un 5% en el año

  • El índice de deuda americana sin grado de inversión sube un 10% en el año
  • La semana pasada los grandes bancos centrales cambiaron sus políticas
Los estímulos de los bancos centrales impulsan el precio de los bonos
Madrid

En un año que no prometía demasiadas alegrías para los inversores en renta fija, estos activos siguen dejando ganancias a los inversores, que alcanzan el 10% en los bonos sin grado de inversión y el 5% en los bonos soberanos. Algunos títulos profundizan en las rentabilidades negativas tras confirmar los bancos centrales que volverán a proveer estímulos a la economía próximamente.

"Los inversores no están siendo compensados por el riesgo de tener en cartera la deuda con duraciones más largas". Esta conclusión a la que llega Markus Allenspach, responsable de inversión en renta fija en Julius Baer, es un buen resumen de lo que piensan los expertos, de forma general, cuando se les pregunta por las perspectivas que pueden tener los inversores que estén pensando entrar en esta clase de activos. Un año más, cuando muy pocos lo esperaban, la renta fija ha vuelto a sorprender con subidas en sus precios que dejan rentabilidades interesantes a los inversores en el conjunto de 2019, y que para muchos han más que agotado el recorrido alcista que pudiera tener este tipo de activos a principio de año.

El giro que han dado este año los principales bancos centrales en sus políticas monetarias, la Reserva Federal estadounidense (Fed) y el Banco Central Europeo (BCE), que ha sido confirmado definitivamente esta semana por los presidentes de ambos organismos, ha sido el detonante que ha activado las subidas de precio de los bonos en los últimos meses. Las referencias de menos riesgo, el Bund alemán y el T-Note estadounidense (los títulos con vencimiento a 10 años) suben más del 5% en precio en el ejercicio, mientras que con el bono español se gana un 9,6% en 2019, con el portugués un 11% y más de un 16% con el griego. Con el bono italiano los mercados están demostrando tener más dudas, lo que, sin embargo, no le ha impedido repuntar más de un 5,7% en el ejercicio.

Las 20 categorías de deuda que recoge Bloomberg están dejando ganancias a los inversores, desde el 2,05% que sube el índice agregado de deuda china, hasta el 10 % de ganancia que se logra de media con el agregado de deuda estadounidense sin grado de inversión (high yield). El índice de deuda soberana global acumula un rendimiento en 2019 muy parecido al del Bund y el T-Note, de casi el 5% en el año que, sin embargo, es uno de los menos rentables de la lista. Las compras de renta fija han hecho que los bonos profundicen en las rentabilidades negativas, con el Bund ofreciendo ahora casi el -0,3%, y los títulos franceses en el entorno del 0% por primera vez en la historia. El bono español a 10 años, por su parte, se mantiene en el entorno del 0,4%, también la menor rentabilidad que ha ofrecido nunca.

Incluso, el oro está haciendo gala de un comportamiento que confirma el atractivo de los activos más seguros para los inversores: el metal, el activo refugio por excelencia en los mercados, sube un 8,5 % en el año y ha batido esta semana los 1.390 dólares por primera vez desde 2013. "Con la Fed cambiando su política, las rentabilidades de los bonos soberanos han caído y también el dólar, lo que ha sido una bendición para el oro", explican desde WisdomTree.

El paso atrás de los bancos centrales

El miedo por la ralentización del crecimiento global suele venir acompañado de caídas en la renta fija, ya que los inversores rotan sus carteras hacia activos de menos riesgo. Y más, si encima existe la posibilidad de que un gran banco central, como el BCE, esté planteándose volver a inyectar estímulos, como ha dejado claro durante la pasada semana en el foro de Sintra. Y es que en 2019 los mercados han pasado de hacer quinielas sobre el momento en el que el BCE subirá los tipos por primera vez a descontar un nuevo recorte de tipos y más estímulos monetarios.

Ann-Katrin Petersen, vicepresidenta y estratega jefe de Allianz GI, confirma esta posibilidad y también cree que la propia Fed podría volver a implementarlos: "En el mercado monetario, los inversores cuentan ahora con que el BCE reduzca los tipos de interés antes de finales de diciembre" y que, "para evitar un endurecimiento indeseado de las condiciones financieras para las empresas y hogares, tanto el BCE como la Fed podrían pronto verse presionados para pasar de las palabras a los hechos", lo que se traduce en "rebajas de tipos o incluso de un segundo programa de expansión cuantitativa" en Europa, o "un cuarto programa en EEUU".

Los tres fondos que mejor lo hacen

Los tres fondos de inversión que mejor lo están haciendo de la categoría de renta fija global, disponibles a la venta en España, con 25.000 euros de inversión mínima como máximo y al menos tres años de recorrido, son un buen reflejo del grupo que mejor lo está haciendo en el año, ya que los tres invierten en el universo de bonos sin grado de inversión (bonos basura). Se trata del BNY Mellon Global Hi Yld, el Schroder ISF Glbl Hi Yld y el Nordea 1 Intl HY Bd, que logran un 11,5%, 11,4% y 11,3% de rentabilidad anual en el año.

De cara al futuro, los expertos destacan que las estrategias de inversión en renta fija exigen ahora un acercamiento flexible, que les permita moverse con facilidad en momentos complicados. Desde Pimco señalan cómo "la asignación de activos con un enfoque estratégico más flexible es una opción que los inversores deben considerar para enfrentarse a los retos de las rentabilidades negativas", y añaden que "frente a las estrategias tradicionales, orientadas a batir a los índices, una estrategia dinámica puede permitir al inversor un acercamiento basado en la paciencia, mientras se mantiene la pólvora seca para utilizarla en los momentos de volatilidad".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin