Bolsa, mercados y cotizaciones

Marta Izquierdo (IG): "Hemos pagado justos por pecadores con la nueva regulación para los CFD"

  • "El apalancamiento permitido es demasiado restrictivo"
Foto: Nacho Martín

Los contratos por diferencias -o CFD- cargan con un estigma difícil de limpiar. Más del 80% de quienes invierten en ellos acaban en pérdidas. El regulador europeo (ESMA) aprobó hace casi un año una nueva regulación para combatir la mala fama que se ha granjeado el sector. Marta Izquierdo, directora en España de IG, el mayor bróker de CFD nacional, reconoce que, aunque muy exigentes, estas medidas son necesarias para controlar a quienes se aprovechan de las pérdidas de los inversores.

¿Están satisfechos con la nueva regulación impuesta por ESMA?

Hemos pagado justos por pecadores y me preocupa lo que estén haciendo en otros países, como Chipre, con una regulación mucho más laxa. Muchas veces el cliente se deja llevar por las comisiones, sin pararse a pensar en otros costes, como que la ejecución no sea buena, o, lo más importante, el modelo de negocio del bróker, es decir, que no necesite que el cliente pierda para hacer ingresos. Nosotros cubrimos todas nuestras posiciones a mercado, lo que implica que nos da igual que el cliente pierda o gane, aunque evidentemente queremos que gane, ya que lo que cobramos es la comisión. Hay otros brókeres que no cubren estas posiciones a mercado, en general los que están regulados fuera de España, con lo cual su interés es que el cliente pierda, porque lo que le cobran al cliente es lo que se embolsan en pérdidas. Estos chiringuitos han generado que el ESMA tenga que tomar medidas de emergencia.

Una de esas medidas es cómo se califica al cliente. Ahora, el minorista no puede operar en CFD. ¿Qué les parece esta medida?

Algunos brókeres son también muy laxos sobre a quién le abren la cuenta. Es un poco la tormenta perfecta: haces un marketing muy agresivo, la persona que la abre no está preparada para ese producto, la ejecución es mala y no hay atención al cliente adecuada.

¿Dónde está la barrera para admitir ahora a un 'cliente profesional'?

Hay que cumplir dos de tres criterios. Realizar un número mínimo de operaciones; tener una cartera de inversiones de, al menos, 500.000 euros, sin contar con las inversiones inmobiliarias. Y la tercera condición es experiencia profesional de, al menos, un año, en nuestro caso con derivados apalancados.

Pero el 80% de los clientes de CFD sufre pérdidas.

Sí. El CFD es un producto de mucho riesgo, con una posibilidad de rentabilidades muy altas. Esto es así, no lo puedo defender. Lo que sí defiendo es que el cliente tiene el control absoluto de sus inversiones y, en general, lo prefiere. El CFD es un producto para tener una pequeña parte de tu cartera de inversión, como máximo un 20%.

Tras la nueva regulación aprobada por ESMA sobre los CFD, ¿están pensando en ampliar su negocio en España a otros productos?

Estamos mirando opciones para diversificar a través de más productos. Hay que tener en cuenta que para los clientes profesionales la nueva regulación no ha supuesto cambios, y nosotros tenemos un porcentaje elevado de este tipo de clientes, lo que nos está ayudando a sortear mejor las pérdidas del resto del sector. En febrero, lanzamos las denominadas barreras, que son un híbrido entre las opciones y los CFD. Son menos complejas que las opciones, porque no tienen vencimiento ni les afecta la volatilidad.

¿Y se plantean crear un bróker de acciones al contado?

Los clientes nos piden acciones al contado, pero se aleja de nuestro modelo de negocio. No son operaciones tan cortoplacistas, lo que implica que en número esas operaciones se van a reducir.

ESMA obliga, además, a cerrar posiciones si la pérdida supera el 50% del nominal.

Nosotros ya lo hacíamos desde hace muchos años. Lo contrario es una irresponsabilidad por parte del bróker.

¿Entiende el límite de apalancamiento (veces que se puede multiplicar la inversión real) impuesto por ESMA en el caso del Ibex, que no se le reconoce como 'índice principal' en Europa?

Es demasiado restrictivo. Para divisas es de 30 veces, para los índices principales es de 20 veces y de 10 en el caso del Ibex. En ESMA han tenido en cuenta la volatilidad de los índices, pero la del Ibex no es tan distinta que la del Cac o del Dax. Las restricciones al apalancamiento han sido demasiado ambiciosas. Otro ejemplo es el apalancamiento máximo permitido para todas las acciones, que es de cinco veces y da igual el tamaño de la compañía o el mercado en el que cotiza.

Si hubiera un Brexit duro, nos afectaría al cien por cien

¿Qué se opera más en España?

Los índices son los activos más populares y, entre ellos, el Dax es el rey, seguido del Ibex y del Dow Jones.

¿Y son operaciones intradía?

Hay desde gente que hace scalping (operar con minutos de diferencia) a quien está buscando el dividendo de las acciones. Técnicamente, no es un dividendo, pero se aplica un ajuste dinerario a esa acción si tienes un CFD. Y si estabas corto (bajista), se te descuenta.

¿Se ha notado un repunte en la negociación de divisas por el 'Brexit'?

No especialmente, porque también se opera en el Footsie londinense y afecta al Dax. Sí se nota un repunte del volumen de negociación.

¿Hasta qué punto les puede afectar el 'Brexit'?

Si hubiera un Brexit duro, nos afectaría al cien por cien. De lo contrario, daría igual porque decidimos cambiar hace tiempo nuestra ubicación a Alemania.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

los derivados son una estafa a los pequeños inversores
A Favor
En Contra

hicieron bien en prohibir-los los bancos y hedges fund los mueven a su interés.



en usa están prohibidos los derivados sobre empresas sólo índices.

deberían prestar dinero sobre acciones de calidad. pero son subnormales. en carteras diversificadas.

Puntuación 0
#1