Bolsa, mercados y cotizaciones

Los tres ciclos que mueven los mercados vaticinan volatilidad y poca claridad durante los próximos meses

  • Los tres ciclos que mueven el mercado: económico, político y de liquidez
  • El ciclo de liquidez ha comenzado a mejorar desde principios de año
  • El político y el económico presentan las grandes amenazas para el mercado

Tras un 2018 para olvidar en los mercados, este 2019 ha comenzado de una forma más agradable. De los tres ciclos que mueven los mercados, uno (el de la liquidez) ha ayudado a que los precios de las acciones y los bonos suban, otro (el económico) ha pasado de negativo a neutral, mientras que el tercero (el político) deja entrever un futuro turbulento que podría causar fuertes movimientos para los mercados financieros. La combinación de estos tres factores, que se van a mover en direcciones opuestas, pueden desencadenar bruscos movimientos en unos mercados (acciones y bonos) que no van a encontrar una tendencia clara tras las subidas de estos últimos meses.

Joachim Fels, director general de Pimco, la mayor gestora de renta fija del mundo, analiza en un nota la situación actual de los mercados y su devenir a medio plazo a través de los tres ciclos que mueven las finanzas en el mundo. Este experto cree que "hay tres factores macro para los mercados: el ciclo económico, el ciclo de la liquidez y el ciclo político. A día de hoy estos tres factores son globales e interactúan entre ellos, aunque cada uno tiene sus propios conductores". La creciente divergencia entre estos tres componentes globales puede desembocar en mayor volatilidad para la bolsas y los bonos sin que el mercado persiga una tendencia concreta en los próximos meses.

Pimco: "Una recuperación moderada del crecimiento mundial en la segunda mitad de los año está en las cartas con las que jugamos"

Por ejemplo, el principal componente del ciclo económico hoy corresponde sobre todo a la economía de China, mientras que en el pasado estuvo monopolizado EEUU. En la actualidad, los problemas en China parecen afectar de forma importante a los mercados globales dado su creciente peso en la economía mundial (el PIB más grande del mundo en paridad de poder adquisitivo) y en el comercio internacional.

La Fed ha hecho su trabajo

Sin embargo, el ciclo de la liquidez sigue dominado por la Reserva Federal, no sólo por su tamaño, también porque el resto de grandes bancos centrales acostumbran a replicar los movimientos de la Fed. Por último, está el "ciclo político que siempre ha sido un factor más bien doméstico y que solía favorecer a los mercados financieros, pero esto ha cambiado con el ascenso de los populismos", sentencia el director general de la mayor gestora de renta fija del mundo.

"De una forma simple, la combinación de estos tres ciclos han determinado la dirección de los activos a corto y medio plazo". En 2018, estos tres factores pesaron mucho sobre los mercados. La economía global tocó techo, mientras que las subidas de tipos de interés de la Fed y el auge de los populismos llevaron a que 2018 "fuese un mal año para la mayoría de los activos".

Este 2019 la situación parece diferente, aunque no muestra claridad alguna: "Desde el comienzo de este año, los tres ciclos han comenzado a divergir. Primero y más importante, la liquidez global está mejorando ante la respuesta de la Fed". El banco central de EEUU parece decidido a no subir tipos a la par que ha anunciado el fin de la reducción de su balance, que estaba drenando parte de la liquidez inyectada durante los últimos años.

Por otro lado, aunque la economía mundial no está brillando, los datos 'macro' presentados por China y la Eurozona dejan entrever que la desaceleración ha tocado fondo: "Es probable que el estímulo fiscal y crediticio de China encuentre una mayor tracción en los próximos meses y que las condiciones financieras globales se hayan relajado sustancialmente desde el comienzo del año. Una moderada recuperación del crecimiento mundial en la segunda mitad de los año está dentro de lo previsto".

Sin embargo, el ciclo político podría presentar un mayor deterioro a lo largo de este año. Las elecciones europeas en mayo amenazan con dar mayor poder a los partidos populistas, mientras que el presidente Donald Trump ha puesto el punto de mira en los bienes europeos. No obstante, los partidos populistas tienen también una cara positiva para los mercados, que es una mayor relajación fiscal que puede ser un apoyo importante para el crecimiento económico.

A modo de resumen y combinando los tres ciclos, "el mercado de activos de riesgo carecerá de una dirección clara a medida que la volatilidad vuelva a ganar terreno... los mercados ya han cotizado por completo la pausa de la Fed, mientras que el ciclo económico ha tocado suelo pero tampoco se puede esperar gran cosa en lo que resta de año. Lo que sí es más probable es que el populismo muestre su cara más fea".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0