Bolsa, mercados y cotizaciones

La curva de tipos se invierte por primera vez desde 2007 en EEUU y deja la puerta abierta a una nueva recesión

  • Los bonos de la parte corta de la curva pagan más que el bono a 10 años
  • Tras la inversión de la curva la recesión llega entre 9 y 25 meses después

Uno de los momentos más temidos por los inversores ha llegado: la curva de tipos del bono del Tesoro de EEUU se ha invertido por primera vez desde 2007. Los bonos a corto plazo (un mes, tres meses, seis meses y un año) ofrecen más rentabilidad que el bono del Tesoro a diez años. Históricamente, una vez que la rentabilidad del bono a un año supera a la del bono a 10 años se ha producido una recesión entre nueve y veinticinco meses después.

El giro de la política monetaria de la Reserva Federal prometiendo "paciencia", poniendo fin a la reducción del balance  y descartando nuevas subidas de tipos para este año han dado la 'puntilla' a la curva de rendimientos, que ya venía aplanándose desde que la Fed iniciase en 2015 el ciclo de ajuste monetario con la primera subida de tipos tras la Gran Recesión. Todo ello se ha unido a los malos datos 'macro' publicados en la Eurozona y en EEUU, que dejan entrever que la desaceleración de la economía no ha terminado. Las bolsas del Viejo Continente han sido hoy víctimas de este temor con caídas que han superado el 1,5%.

La inversión de la curva entre el bono a tres meses y el bono a 10 años se ha producido por primera vez desde el 22 de marzo de 2007. No obstante, el diferencial entre el bono a dos años y el de diez (uno de los más fiables y seguidos por la Fed) aún sigue siendo positivo por doce puntos básicos para el bono de mayor plazo. 

Algo poco habitual

Esta forma de la curva (invertida) es poco habitual y se ha producido en momentos contados a lo largo de las últimas décadas. Como apunte extra, algunos expertos aseguran que a partir de ahora será más habitual ver una curva de tipos invertida por los cambios que han experimentado los factores que componen los rendimientos de los bonos.

En condiciones normales, la curva de tipos tiene una pendiente positiva en la que cada bono ofrece una rentabilidad superior a medida que aumenta su fecha de vencimiento. La explicación es lógica: grosso modo, no es lo mismo prestar dinero a alguien durante tres meses o un año que hacerlo con una promesa de devolución a diez o veinte años. La deuda o los bonos con vencimientos más largos suelen ofrecer un interés superior (prima a plazo), porque un mayor espacio de tiempo es sinónimo de incertidumbre.

En diez o veinte años pueden pasar muchas cosas, como un shock inflacionario que erosione el valor real del dinero prestado, que la empresa, estado o persona a la que se le ha prestado el dinero desaparezca o que los tipos se disparen. Esto último, es otro de los componentes que determinan el interés de un bono y se conoce como expectativas sobre los tipos. Sin embargo, en tres meses o un año la incertidumbre es inferior. Por todo ello, la curva de tipos comienza en la parte baja con las letras o pagares y va escalando hasta los bonos de mayor plazo. El riesgo y la incertidumbre se pagan con un mayor interés.

Su inversión asusta a los inversores y otros agentes porque es el mejor vaticinador de crisis futuras. Como destacan desde BBVA en un documento de trabajo sobre las posibilidades de recesión en EEUU, la crisis suele tardar en hacer su aparición entre 9 y 25 meses desde que el bono a un año y el bono a 10 años se invierten. 

No obstante, la inversión de la curva es una consecuencia, no la causa de la llegada de una recesión. Con EEUU creciendo alrededor del 3% y el mercado laboral en pleno empleo, parece difícil pensar que su economía pueda comenzar a registrar tasas negativas. Pero hay consenso entre economistas e instituciones que EEUU ha entrado en la última fase de su ciclo expansivo. 

Los analistas de TD Securities añaden que "los bancos centrales globales mantienen balance muy grandes si se analizan desde una perspectiva histórica. Por lo tanto, los rendimientos a largo plazo pueden ser más bajos y las curvas más planas, por razones que en realidad deberían respaldar una mayor expansión económica". A pesar de que este es cierto, siempre que se invierte la curva han sonado voces argumentando que "esta vez era diferente" y finalmente la crisis terminó llegando.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5
forum Comentarios 5
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

KEMIEDO
A Favor
En Contra

LA SEMANA QUE VIENE SERA DE INFARTO.

Puntuación 7
#1
novedades el borrico
A Favor
En Contra

De nueva recesión nada, pero nada, es la misma que s ele esta cayendo el maquillaje.

Puntuación 18
#2
viene una gordísima
A Favor
En Contra

La gente está tan jodida que no hace ni comentarios, por eso intuyo que se viene una muy gorda y si encima nos animan con buenas perspectivas para España para que se animen los inversores, pues de mal en peor. El BCE quierehacer de comprador de aacciones porque ya no se anima nadie ni a comprar. Se jodió todo. Perspectiva triple A para España para animar el cadáver fluctuante. Que semana de infarto nos espera y que 2019 de mierda.

Puntuación 10
#3
Algonocuadra
A Favor
En Contra

Como puede haber recesión cuanto te están intentando vender en una ciudad pisos entre 300.000 y 400.000 euros imposibles de comprar ? Ojala fuera asi, que todas las inmobiliarias tipo Neinor, Aedas, etc.. se fueran a la mierda y quebraran.

Puntuación 9
#4
Juan
A Favor
En Contra

Si -4- intentan vender porque algún tonto con dinero aun queda, y además los bancos en una inverosímil aberración están cayendo en los mismos errores de antaño, además el que vende infla el precio para poder bajar y bajar en un margen de negociación amplio para que el memo con dinero entre al trapo.

Puntuación 2
#5