Bolsa, mercados y cotizaciones

El shale oil de EEUU y la desaceleración de la economía pondrán techo al petróleo en 2019

  • "El camino hacia el equilibrio del mercado es un maratón, no un sprint"

El crecimiento de la producción de petróleo en Estados Unidos (sobre todo del petróleo de esquisto o shale oil) combinado con una desaceleración de la economía mundial presionarán a la baja los precios del crudo en 2019, desafiando la decisión de la OPEP de apoyar al mercado con recortes al bombeo, según ha asegurado este viernes la Agencia Internacional de Energía. Un choque de fuerzas que podría retrasar el equilibrio del mercado y amortiguar las subidas del precio del petróleo.

No obstante, el organismo internacional cree que la demanda y la oferta podrían equipararse durante la primera parte del año. "El viaje hacia un mercado equilibrado llevará tiempo y es más probable que sea un maratón que un sprint. Aunque Arabia Saudí está decidida a proteger sus aspiraciones y su política precios al realizar recortes sustanciales de producción, hay menos claridad con respecto a su socio ruso", señala la AIE. En todo caso, el techo (hablando de precios) al precio del crudo lo pondrán el crecimiento de la producción en EEUU y el crecimiento económico.

La demanda crecerá 1,4 millones de barriles

Por otro lado, la AIE, que coordina las políticas energéticas de las naciones industriales, mantuvo sin cambios su estimación de crecimiento de la demanda de petróleo para este año en 1,4 millones de barriles por día, cerca de los niveles de 2018.

"El impacto (sobre la economía) de unos precios del petróleo más altos en 2018 se está desvaneciendo, lo que ayudará a compensar un menor crecimiento económico", ha asegurado el organismo con sede en París en su informe mensual.

El petróleo se recuperó por encima de los 85 dólares por barril en la segunda mitad de 2018 ante la preocupación por unos menores suministros por parte de Irán debido a las nuevas sanciones de Estados Unidos.

Pero el crudo cayó a 50 dólares a fines de 2018 debido a una desaceleración económica y al aumento de la oferta en EEUU, lo que llevó a la OPEP a recortar la producción en un esfuerzo por mantener los precios por encima de los 60 dólares.

La AIE muestran que el suministro global de petróleo el mes pasado cayó en 950,000 bpd, aproximadamente 1%, arrastrado por una menor producción de la OPEP incluso antes de que el nuevo pacto de reducción de los suministro de la organización entrara en vigencia en enero.

La AIE dijo también que el crecimiento del bombeo de productores que no pertenecen a la OPEP iba ??a desacelerarse a 1,6 millones de barriles por día en 2019, luego de un avance anual récord de 2,6 millones de bpd en 2018. Sin embargo, Estados Unidos seguirá aumentando su producción.

"Estados Unidos (...) reforzará su liderazgo como el productor de crudo número uno del mundo. Para mediados de año, la producción de crudo de Estados Unidos probablemente sea mayor que la capacidad de Arabia Saudita o Rusia", sostiene la AIE.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0