Bolsa, mercados y cotizaciones

La rentabilidad del bono de EEUU a 2 años ligado a la inflación toca máximos de 2009

  • Está en el 1,6% al haber llegado a rozar el 2% a finales de 2018
Foto: Archivo.

El año 2018 fue un ejercicio complicado para los inversores en bonos del Tesoro de EEUU ligados a la inflación. Según datos de Bloomberg, este papel dejó pérdidas del 1,3% para el inversor el pasado año incluyendo el cambio en precio y el pago de intereses. La caída fue especialmente dolorosa en aquellos bonos con una duración de más de 10 años, cuyas pérdidas rozaron el 6%. En este contexto, esta deuda con un vencimiento a 2 años acabó el ejercicio con una rentabilidad cercana al 2%, el nivel más alto desde 2009. En este inicio de 2019 la rentabilidad se ha relajado hasta el 1,6%, pero sigue en un nivel muy por encima de lo vivido en la última década.

"La gran subida en la rentabilidad de estos bonos ligados a los índices de precios durante el último año es la respuesta lógica a una política de la Fed más dura de lo que había esperado el mercado, pero es probable que se dé la vuelta en 2019 cuando la Reserva Federal deje de subir tipos más rápido de lo que anticipan los inversores", señalan en Capital Economics.

Los tenedores de esta deuda reciben un cupón -que es inferior al que paga la deuda normal con el mismo vencimiento- y un incremento en el principal que va ligado al cambio en el índice de precios al consumo. Así, el diferencial entre el bono genérico de EEUU a 2 años y el ligado a la inflación se situó en el arranque de 2019 en mínimos no vistos desde mediados de 2016, en los 59 puntos básicos -si bien ahora repunta hasta los 93 puntos básicos-, lo que implica que las expectativas de inflación se han desplomado durante los últimos meses.

En este escenario, algunos expertos ven atractiva este tipo de deuda de cara a 2019. "Nuestras conversaciones recientes con los gestores de crédito indican que tienen menos predisposición a comprar deuda de empresas en un entorno de debilidad y los retornos esperados de los gestores de bolsa parecen que se han movido significativamente a la baja. Con estos ingredientes, creemos que no es muy probable que la rentabilidad de estos bonos esté por encima del 1% durante un periodo de tiempo muy largo", resaltan en Citi.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.