Bolsa, mercados y cotizaciones

A la gestión activa le llega un 2019 con más viento a favor frente al Ibex

Los gestores reconocen que el pesimismo actual en mercado fructificará en suculentas ganancias el próximo año para valores que han sido injustamente castigados

Een el último trimestre del año han salido 85.000 millones de euros de la gestión activa a nivel mundial, parte de los cuales han ido a parar a fondos pasivos o indexados. Los gestores creen, en cambio, que tras un año de pérdidas en la bolsa española y en plena desaceleración -que no recesión- económica, 2019 debería ser un año para volver a apostar por la gestión activa. "La situación en España sigue bien, aunque peor que en 2017, lo que nos hará valorar mucho más el papel de la gestión activa. Creo que será mejor que la hecatombe que todo el mundo ve para el próximo año", apuntó Lola Solana, gestora de la gama de fondos Small Caps de Santander AM, durante la celebración de la primera Jornada La gestión activa en la bolsa española, organizada por elEconomista en la Bolsa de Madrid, con el patrocinio de Crece MyInvestor y la colaboración de BME.

"La ola de pesimismo" que afecta al mercado", tal y como la definió Ricardo Vidal, director de inversiones de EDM y cogestor de EDM Inversión, ha servido, sin embargo, para "dejar valoraciones muy atractivas". Esto, en su opinión, permitirá a los gestores "pescar en río revuelto", porque 2019 seguirá siendo un año de "volatilidad". Alfonso de Gregorio, responsable de renta variable de Trea AM, sostuvo que "esa incertimbre seguirá estando" dentro de unos meses, lo que abrirá un escenario muy provechoso para "las compañías que fueron penalizadas sin justificación en bolsa, sobre todo pequeñas y medianas empresas -de donde más dinero ha salido-, que podrían rebotar con fuerza a partir de enero". Esos inversores a la fuga son, en gran medida, estadounidenses que no solo han vendido fondos de gestión activa, sino también inmobiliarias, provocando una abultada corrección de mercado, afirmó De Gregorio, y también bancos. "Están cansados de que en España cotice permanentemente el riesgo de ruptura del euro (...) y el descuento que se le aplica sólo por ser un país periférico", afirmó José Ramón Iturriaga, gestor de fondos de Abante Asesores. "Estamos en una de esas ocasiones en las que las carteras pueden ofrecer altas rentabilidades. 2019 puede asimilarse a 2013, un año en el que se volvió a la normalidad, y en el que interiorizaremos que el Banco Central Europeo (BCE) va a terminar subiendo tipos de interés. 2019 será el año en el que se cerrará el descuento por valoración al que cotizan algunos valores", concluyó el gestor.

"Aunque menos, Inditex seguirá creciendo a tasas del 10%"

EDM Inversión es de los fondos de gestión activa de renta variable española que mejor aguanta el tipo en lo que va de año, con una caída del 4,76%, según datos de Morningstar, frente al 11,2% que pierde el Ibex 35, y eso que su portfolio está compuesto por una clara exposición a ciclo. Por sectores, el principal es el consumo cíclico, seguido de industriales y de servicios financieros, que representan un 46,7% del total.

Inditex es la segunda compañía para EDM Inversión, a pesar de las dudas que genera la irrupción de Amazon y otras plataformas de comercio online que están desafiando a las firmas de moda tradicionales. "Tiene un modelo integrado entre la parte física y el online, que es donde más crecimiento registra.

La disrupción de Internet está ahí, pero eso no impide que siga siendo la segunda mayor apuesta del fondo, por detrás de Grifols, aunque vaya a moderar su crecimiento a futuro, en todo caso cercano a tasas del 10%", apuntó Vidal. Santander y Bankinter son las dos únicas posiciones financieras del fondo EDM Inversión. "Durante mucho tiempo no hemos tenido bancos por su valoración. Hoy creemos que Santander tiene una gran diversificación geográfica y decidimos entrar en el valor cuando cayó por debajo de 5 euros", afirmó Ricardo Vidal, cogestor del fondo, que ha convertido a la entidad en la décima posición más importante de su cartera. Recientemente, "la sentencia emitida por el Tribunal Supremo sobre las hipotecas" les dio "la oportunidad de entrar también en Bankinter".

Otro de los valores destacados en su cartera es Repsol, con la quinta mayor ponderación, que se ha incorporado, además, recientemente, a pesar de la caída del 32% del precio del petróleo desde máximos de octubre. "La compañía ya no depende tanto del precio del petróleo. Tiene una integración muy vertical".

"Aprovechamos la última caída de Cie para comprar más"

"A nosotros, en principio, nos interesa todo aquello que cae mucho", reconoció Alfonso de Gregorio, hoy responsable de renta variable de Trea AM. Y, este sentido, destaca el sector del automóvil, muy castigado en bolsa tanto por distintos escándalos -como el diéselgate o por temas de corrupción-, por futuribles aranceles desde EEUU a las importaciones o por la nueva legislación sobre emisiones. Cie Automotive, con una ponderación del 5%, es la primera posición del fondo Trea Iberia Equity, que este año acumula pérdidas del 5,55%.

"Es una compañía que tiene visibilidad, con un crecimiento que le va a permitir cumplir sobradamente su plan estratégico hasta 2020. Cuenta con márgenes ebitda del 18% y con una gran diversificación. Cie, que a principios de año subía un 45%, ahora solo lo hace un 5% y esa es la razón por la que hemos aprovechado las caídas para incrementar nuestra posición", apuntó Gregorio. Sin embargo, el gestor reconoce abiertamente las dudas que le genera un sector tan cíclico como las acereras. Vendieron ArcelorMittal hace unos meses, aunque mantiene su confianza sobre Acerinox -cuarto valor del fondo- con una valoración muy atractiva tras las útimas caídas.

"Cotiza con un descuento del 50% sobre la media de PER de los últimos cinco años y otro 30% por debajo sobre precio valor contable. El mercado se ha pasado de frenada". Sin embargo, De Gregorio aseguró estar infraponderado en el sector financiero. Únicamente tienen en cartera CaixaBank y Liberbank. En su opinión, "son dos claros ejemplos de cómo están limpiando el balance y están bien capitalizados. En Liberbank, la composición accionarial es más proclive a un movimiento accionarial, sobre todo, con Unicaja".

"Quien pague una prima del 30% por BBVA se lo lleva"

José Ramón Iturriaga, gestor del fondo Okavango Delta -también de Spanish Opportunities y Kalahari- de Abante Asesores se define por su gusto por dos sectores claramente penalizados en la bolsa española: bancos e inmobiliarias, entre las que representan un 63% de la cartera. Dadas las caídas que se han visto en bolsa, para Iturriaga existe, actualmente, "una enorme distorsión en el mercado" que refleja "la ineficiencia enorme" de cómo están cotizando socimis y entidades financieras en bolsa y que podría dar lugar a dos situaciones en 2019: o una espectacular revalorización de sus acciones u operaciones corporativas por parte de grandes inversores extranjeros, como lo sucedido ya con Blackstone con la compra de Hispania y luego de Testa Residencial.

"Estamos en una situación tan distópica que entidades como BBVA cotizan a 0,85 veces valor en libros, cuando tiene casi el 60% en América del Norte (México y EEUU) donde los bancos cotizan a ratios de dos veces", dice el gestor. "BBVA puede ser objetivo de actividad corporativa, con 30.000 millones de capitalización que es prácticamente lo que vale Bancomer -su filial en México-.

Alguien que hoy pague una prima del 30% por el banco se lo lleva. Si lo hiciera, por ejemplo, BNP, que no quiere exposición a Latinoamérica, solo con vender lo que tiene allí lo compraría casi gratis". El "aluvión de operaciones corporativas" del que habla Iturriaga es extensible a las inmobiliarias. "Merlin Properties cotiza hoy con el mayor descuento sobre el valor neto de sus activos desde que salió a cotizar hace cinco años", a pesar de "su gran atractivo". "Teniendo en cuenta que su principal accionista es un banco (Santander)" no descarta que pueda recibir ofertas que le resulten interesantes.

"El inmobiliario, el gran ganador de más demanda interna"

Defendiendo la tesis contraria sobre la banca está Lola Solana, gestora de la gama de fondos Small Caps y de renta variable de Santander Sostenible en Santander AM. Su fondo, Santander Small Caps España, especializado en las pequeñas compañías nacionales, debería beneficiarse, según dice, del "aumento de la demanda interna". La gestora defiende que, aunque "el mundo esté muy negativo, especialmente con España", lo cierto es que el menor crecimiento que se espera para nuestro país en los próximos años viene "por la caída de la demanda exterior".

Los valores que se beneficiarán del tirón del consumo interno son, para Solana, "compañías del sector inmobiliario, el más correlacionado no sólo con la demanda interna, sino también con el empleo. Está relacionado, además, con las firmas de ascensores, con líneas de Internet, etc. Y esto es lo importante, buscar compañías con crecimiento de ventas porque los márgenes van a estar, de cualquier manera, presionados. También buscamos compañías sin deuda o, al menos, que generen rentabilidad de flujo de caja".

Destacó, además, firmas farmacéuticas o vinculadas al envejecimiento de la población. En cartera tiene valores como Zardoya, Euskaltel o MásMóvil. Sin embargo, para Lola Solana no está tan clara "la tendencia de que haya que coger ciclo en el momento actual", ya que no ofrece "mucha visibilidad". Tampoco se muestra partidaria del sector bancario. "El ahorro está cayendo en nuestro país" y es de "los sectores con menor visibilidad" a medio plazo, aunque "por valoración" reconoce tener "algún banco doméstico en cartera" [Unicaja, Bankia y Sabadell]. Para la gestora de Santander AM, pagar un PER (número de veces que la acción recoge en precio el beneficio) "de 13 veces puede ser atractivo" en el contexto actual, aunque "a largo plazo" pesa más que las compañías estén "en nichos de mercado, por ejemplo, con altas barreras de entrada".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin