Bolsa, mercados y cotizaciones

Sabadell: "Preferimos inmobiliarias a socimis porque son las que mejor se ajustan al ciclo actual"

  • Dia: "El mercado ya ha puesto en precio la caída de los bajistas"
  • Atlania podría esperar al último día de la OPA de Hochtief para contraofertar
  • "El negocio inmobiliario clásico es el que mejor encaja con el ciclo ahora"
Nicolás Fernández, director de Análisis de Banco Sabadell

La revalorización del cruce euro/dólar en las primeras semanas del año hasta niveles de 1,24 dólares está poniendo nerviosas a las bolsas europeas y, sobre todo, a quienes se ajustan a un perfil mucho más exportador, como las plazas alemana y británica. Nicolás Fernández, director de Análisis de Banco Sabadell, duda, no obstante, que el par pueda irse mucho más arriba, aunque, de hacerlo, sería un problema.

A los niveles actuales en el cruce euro/dólar, ¿cuándo piensa que empezaría a ser un problema para las bolsas europeas?

Cualquier nivel por encima de los actuales (de 1,25 dólares) ya empezaría a perjudicar a las compañías europeas. Sería un problema ya que resta competitividad a las empresas con respecto al comercio mundial, no sólo de Estados Unidos. Desde Banco Sabadell, calculamos que por cada subida del euro del 10% ésta tiene un impacto negativo del 5% en el BPA (beneficio por acción) de las compañías.

Finalmente, el Banco Central Europeo no se pronunció en su reunión de este mes sobre una próxima subida de tipos en la eurozona, aunque el mercado sí está descontando que ésta pueda adelantarse. ¿Hasta qué punto puede beneficiar esta situación a las bolsas?

Hemos vuelto a un escenario en el que se asume que, efectivamente, la subida de tipos de interés, aunque sin estar ahí, ya se intuye más cercana. Esto juega a favor de las expectativas de la subida de la rentabilidad de la deuda europea, también por unas expectativas de inflación un poco más altas. El mercado, viviendo de expectativas como vive, va a continuar cotizando esta posibilidad y será especialmente positivo para los valores financieros. En cambio, una subida de las TIRs es peor para las eléctricas. También es muy bueno para los valores cíclicos, aunque no habría que pasar por alto que a algunos de ellos les viene mal, por el lado contrario, la fortaleza del euro. Sigue siendo necesario ser muy selectivos con los valores.

El sector eléctrico ha pasado a estar en el 'ojo del huracán' en los últimos meses, más por temas relacionados con la regulación y con el Gobierno que por cuestiones puramente financieras. ¿Qué espera de él?

Por ciclo no es el sector que se ve más favorecido, más bien al revés. Si te fijas en el lado regulatorio es verdad que hay mucho ruido en el sector. Cada semana que se publica alguna noticia nueva se refleja que hay tensiones. Hay una especie de guerra soterrada que se añade a que es el año en el que se tienen que revisar las primas a las actividades reguladas y tal y como están las TIRs de la deuda (la retribución se basa en un spread sobre la rentabilidad del bono a 10 años español) implicaría un fuerte recorte de resultados. No tenemos ninguna exposición más que a Iberdrola porque es la única que creemos que está suficiente diversificada.

Si seguimos con el ciclo económico actual, destaca en bolsa el repunte que están protagonizando valores como ArcelorMittal y aquellas compañías vinculadas a las materias primas. ¿Cómo ve a las acereras que cotizan en el Ibex?

Lo que más está pesando ahora es la mejora de los emergentes en general y es verdad que en un ciclo económico favorable las materias primas tienden a hacerlo bien. Hay demanda y puede haber una mejora de precios, aunque sigue siendo lo mismo: Acerinox va a estar muy afectada por lo que haga el precio del níquel y ArcelorMittal, del acero.

2018 parece ser el año de la 'resurrección' del inmobiliario español, con hasta tres nuevas grandes promotoras que plantean su salida a bolsa. ¿Cómo ve el sector que está protagonizando, además, un buen arranque de año en bolsa?

El final del año pasado fue raro en el sentido de que diciembre fue un mes muy flojo y ahora están recuperando. Hay que tener en cuenta que hay un doble juego en estos momentos a raíz de una futura subida de tipos en la eurozona porque el hecho de que suba la rentabilidad de la deuda en principio juega en contra de las inmobiliarias, pero al mismo tiempo esto es fruto de que hay una mejora macroeconómica que deriva, a su vez, en una mejora de los precios. Ahora mismo, nosotros estamos más positivos en promotoras inmobiliarias, como Neinor o Aedas Homes, que creemos que presentan un mayor potencial que las socimis que, al final, son un mundo aparte (por sus diferentes tipologías de negocio) con sus propias ventajas fiscales. El negocio inmobiliario per sé, el más clásico, es el que mejor encaja ahora mismo.

¿El aumento del fondo Letterone, controlado por el magnate ruso Mikhail Fridman, hasta el 25% del capital de Dia puede mejorar la situación de la compañía en bolsa y espantar, de algún modo a los bajistas (que suponen cerca del 16% del capital)?

La situación, de hecho, ya ha mejorado. El mercado ya ha puesto en precio que los bajistas se han reducido muchísimo y que los resultados del cuarto trimestre de 2017 van a ser mejores. El futuro de Dia depende mucho de su modelo de negocio. Dia funcionaba bien, aun con todas las dudas del mundo, mientras crecieran las ventas like for like y mantuviera sus márgenes. Cuando una de esas dos fallara, iba a venir una fase mucho más dura ya que el problema es que el mercado espera ahora una respuesta. O luchas por el margen o luchas por el crecimiento de ventas porque el modelo se ha demostrado que no es sostenible. Y, ahora, la entrada de Letterone podría ayudar a decidir la estrategia. Esa es la gran pregunta. A los niveles a los que está ya ha recogido el aumento de la posición del nuevo accionista y ahora se moverá a golpe de resultado. Si los del cuarto trimestre son positivos podría repercutir positivamente en la acción.

Tal y como se ha resuelto la OPA de Atlantia sobre Abertis y la ahora aprobación de la oferta presentada por Hochtief, ¿qué futuro le depara a la firma española los próximos meses?

En lo que respecta al precio de la acción de Abertis ya está cotizando por encima del ofrecido por ACS (matriz de Hochtief). En este contexto, Atlantia tiene dos posibilidades: mejorar el precio y las condiciones ofrecidas por la alemana o esperar al último día de la OPA de ACS para pasar, de este modo, a la famosa oferta de sobres, aunque esto supone un riesgo para Atlantia. A no ser que la italiana decida elevar el precio de la oferta hasta los 22 euros, el potencial en el precio de Abertis estaría limitado y tendría que jugársela a que los accionistas prefieran la operación con ellos, algo que, desde el punto de vista de negocio, tiene más sentido que con Hochtief. Desde mi punto de vista, tiene sentido que Atlantia se decante por esperar hasta el último día para mejorar la oferta e ir sobres cerrados porque, de la contrario, si mejorara antes de llegar casi al límite podría enfrentarse a un aumento del precio de Hochtief por Abertis, aunque, sin duda, sería lo mejor para el accionista de la española.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin