Bolsa, mercados y cotizaciones

Gane Clinton o Trump en EEUU, la Fed ya no volverá a ser la misma

  • Enfrentará profundos cambios con Clinton o Trump en la Casa Blanca

En el noroeste de la Avenida de la Constitución con la calle 20 de Washington D.C., la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, continúa vigilando atentamente la evolución de la economía estadounidense. Una labor supuestamente apolítica donde la inflación y el pleno empleo se erigen como los únicos oráculos a los que todo gobernador del banco central estadounidense debe atender. Sin embargo, con la carrera presidencial viento en popa, se aventuran cambios para los guardianes de la política monetaria estadounidense.

Y es que el precio del dinero y la vuelta a la normalización de los tipos de interés a este lado del Atlántico ha irrumpido con fuerza durante la campaña electoral. Con una sola subida de tipos desde diciembre de 2008 y la ingestión de más de 4 billones de dólares en activos respaldados por hipotecas y bonos del Tesoro, la Fed se ha postulado como el pilar sobre el que se apoya la recuperación económica.

Medidas que para algunos han funcionado, la tasa de paro ha descendido más de la mitad desde los máximos alcanzados durante la crisis y se han creado más de 14,8 millones de empleos, y para otros no tanto, con un incremento de la brecha social, salarios estancados y una economía que en estos momentos crece un 2,4%, según el indicador GDPNow de la Fed de Atlanta.

Un contexto que ha servido para incrementar el escrutinio del banco central dentro del ruedo electoral, especialmente dentro del campo republicano. Si la Cámara de Representantes ya ha propuesto hasta la saciedad, sin éxito eso sí, auditar al banco central, el nominado del partido a la Casa Blanca, Donald Trump ha sido mucho más directo, acusando a Yellen de apoyar a los demócratas con su cautela a la hora de subir tipos de interés.

"Trump ya ha dejado claro que no reelegirá a Yellen cuando su mandato termine en febrero de 2018, básicamente porque la considera una demócrata", señala Lewis Alexander, economista de Nomura en Nueva York, quien sin embargo matiza que el candidato republicano "es una persona que apuesta por mantener los tipos de interés bajos". "No es obvio si intentará usar los dos nombramientos al Consejo de la Reserva Federal si consigue la presidencia para intentar cambiar el rumbo de la política monetaria", incide.

El empresario ha declarado insistentemente que es importante que se audite a la Fed y acusó a uno de sus contrincantes durante las primarias, el senador por Tejas, Ted Cruz, de no acudir a la votación en la Cámara Alta para intentar pasar esta iniciativa. Trump, del que se dice que podría llegar a abolir el banco central más importante del mundo, considera que Yellen ha mantenido los tipos de interés bajos "porque Obama no quiere una recesión o una depresión durante su mandato".

La propia presidenta de la Fed ha tenido que defender públicamente la independencia de la Fed al asegurar "que nunca ha visto influencia política en las decisiones tomadas". Dicho esto, la gobernadora Lael Brainard, nominada por Obama, generó cierta polémica por sus contribuciones a la campaña presidencial de Hillary Clinton. Dicho esto la Fed ha subido y bajado tipos durante años electorales y la historia demuestra como algunos inquilinos de la Casa Blanca, como Richard Nixon, presionaron a la Fed, por aquel entonces presidida por Arthur Burns para imprimir más dinero.

Pero aunque sea Clinton y no Trump quien ocupe el Despacho Oval, la Reserva Federal sufrirá cambios. La nominada de los demócratas respaldó durante las primarias el plan para transformar el proceso con la que la Fed elige a los presidentes de sus 12 bastiones regionales.

El banco central de EEUU está capitaneado por 7 gobernadores, algunos elegidos por la Casa Blanca y aprobados por el Senado. Sin embargo, en las reservas federales regionales, los presidentes se eligen a través de consejos formados mayoritariamente por banqueros, que colaboran con los gobernadores de la Fed. Clinton respalda la propuesta de eliminar a los banqueros de estos consejos y aumentar la diversidad dentro del banco central estadounidense.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

La mafia
A Favor
En Contra

Pues que tenga cuidado, hubo 3 presidentes que se enfrentaron a la FED (o su equivalente de la época), el resultado 2 muertos y otro políticamente muerto. Y este ni siquiera es presidente así que, que tenga cuidado.

Por cierto, además la FED americana es ilegal desde su nacimiento en 1913.

Puntuación -1
#1