Bolsa, mercados y cotizaciones

Reacción al 'Brexit': calma con IAG, ocasión en las aseguradoras y ganancias con Shire

  • Se ha retirado el 'stop loss' de la aerolínea en los 3,9 euros ante un posible rebote si cae a 3,7/3,5 euros

Que el Brexit ha causado un impacto en los mercados está claro; sin embargo, las reacciones de las compañías de elMonitor han sido diferentes. Aunque IAG se deja más de un 35% desde que se celebró el referéndum, la paciencia es la clave con la compañía ante la posibilidad que de retome su tendencia alcista.

Las aseguradoras Axa y Prudential han respondido al Brexit con un abaratamiento por PER, mientras que Shire ha intentado mantenerse al margen hasta conseguir las cifras positivas en el año.

IAG atraviesa un momento muy difícil. Pero lejos de perder los nervios, desde la herramienta se recomienda calma y se ha producido un cambio de estrategia. La aerolínea no se marchará de elMonitor si pierde los 3,9 euros: eliminamos el stop loss establecido en este nivel, ante la posibilidad de que se produzca un rebote si su cotización cae hasta los 3,7/3,5 euros.

Y es que, su aspecto técnico recomienda no desprenderse del valor en los 3,9 euros, y menos después de una caída que supera el 30% desde su apertura. Joan Cabrero, director de estrategia de Ecotrader, explica que "la fuerte caída que sufrió el martes la cotización de IAG aproxima al título a la zona de gran soporte de largo plazo y de giro potencial que suponen los 3,7/3,5 euros. Hablamos de una antigua resistencia histórica que frenó los ascensos en 2007 y 2011, y cuya ruptura en 2013 abrió la puerta a que IAG entrara en subida libre absoluta". La importancia del soporte es grande, con lo que evitamos resignarnos y asumir pérdidas en los 3,9 euros. Cabrero explica que "la vuelta a los 3,7/3,5 la consideraremos como una gran pull-back tras el cual lo más probable es que se retome la tendencia alcista de largo plazo".

Tras confirmarse el tenido Brexit, Axa y Prudential muestran una oportunidad para el inversor, pese a que este escenario suponga una reducción severa de sus beneficios. Ambas firmas siguen recibiendo un consejo de compra, ofrecen rentabilidades por dividendo interesantes y cotizan a un PER más atractivo que el estimado antes de que se votara la salida de Reino Unido.

Axa capitalizaba al cierre de la sesión del viernes 43.026,8 millones de euros y mantenía un PER (veces en las que el beneficio está recogido en el precio de la acción) de 7,4 veces, a pesar de que la estimación de sus beneficios para 2016 cayó un 1,2% respecto a la proyectada antes del Brexit. Asumiendo posibles escenarios muy adversos en lo que a beneficios se refiere, si estos disminuyen incluso un 40 por ciento, Axa seguiría cotizando a un PER inferior al de la media de elMonitor: 11,71 veces, frente a las 17,5 veces de la herramienta.

Prudential ahora cotiza a un PER de 10 veces. La estimación de beneficios para el año 2016, sin embargo, ha crecido un 3% desde que tuvo lugar el Brexit. De todos modos, si sus beneficios se vieran reducidos un 20%, aún cotizaría con un descuento de más del 20% con respecto a la media de la cartera. Sus acciones han perdido más de un 10% de su valor desde el Brexit. Pese a ello, el precio objetivo que le estiman los analistas es de 15,55 libras, pues sólo ha perdido un 3,8% con respecto al que tenía antes del referéndum.

A por el positivo

Shire no deja de dar señas de fortaleza y en un primer momento se movió de forma independiente al mercado al subir mientras las bolsas se deprimían con el Brexit. Ahora ha conseguido pasar por alto la probabilidad de éxito de sólo el 30% de su fármaco Premacure y ya logra borrar sus números rojos en 2016.

El fármaco Premacure, destinado a combatir la retinopatía de la prematuridad (enfermedad ocular que se produce en algunos bebés prematuros causando el crecimiento de vasos sanguíneos anormales en la retina) ha arrojado sólo un 30% de probabilidades de éxito y, tal y como señalan desde JP Morgan "no cumple con el criterio principal de valoración en el ensayo de Fase II".

Pero el mercado parece haber cotizado la inminente aprobación por la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense de Lifitegrast que podría ser el próximo 22 de julio. Para JP Morgan, este medicamento que trata los síntomas del ojo seco en los adultos podría tener un "pico de ventas de 1.400 millones de dólares para el año 2026".

Esta alegría del mercado se ha hecho notar en el balance anual de la farmacéutica que ya logra colocarse en positivo registrando una subida del 3,1%. Algo que también ha venido ayudado porque, como el grueso de su negocio proviene de EEUU con más del 70%, la firma logró escapar del tirón bajista que asoló a la renta variable tras conocerse la victoria del Brexit en Reino Unido.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin