Bolsa, mercados y cotizaciones

El 'fiasco' de acuerdo entre las operadoras francesas hunde el precio de Orange y Bouygues

Orange, primer operador francés de telecomunicaciones, y Bouygues, cuarto del país, anunciaron este domingo el fin de las negociaciones para impulsar una fusión entre ambas compañías después de tres meses de contactos.

En base a las declaraciones públicas que han hecho ambas compañías tras la ruptura, el motivo principal parece ser la falta de acuerdo con respecto a la plantilla de Bouygues. La operadora habla en su comunicado del "riesgo de ejecución" que hubiera supuesto esta fusión, un proceso sin demasiadas "garantías sociales" para sus trabajadores.

El peor sector de Europa

La decepción que ha supuesto esta ruptura en seco del proceso negociador llevó al Stoxx 600 de telecomunicaciones (SXKP.ST) a ser el peor índice del Viejo Continente en la apertura de semana, al haber llegado a ceder un 0,96% en el arranque semanal.

Los protagonistas de la ruptura sufren importantes pérdidas, aunque esta corrección está pasando factura de manera particularmente virulenta a Bouygues Telecom (EN.PA), cuyas pérdidas han llegado a superar el 14,6%. Estas ventas le devuelven a la cota de los 30,20 euros por acción, un nivel no visitado desde el mes de enero de 2015. La caída para Orange (FTE.PA)en el mercado parisino ha llegado a ser superior al 5%, lo que, en su caso, le lleva a sostenerse por encima de los 14,5 euros por título, niveles de octubre de 2015. La operadora es, además, el valor más bajista de la tabla del EuroStoxx 50 (SX5E.ST). Desde Natixis resaltan que, tras esta decisión, "la posibilidad de ver un proceso de consolidación en el mercado francés podría quedar fuera de la agenda durante un tiempo, al menos, hasta las elecciones de mayo de 2017".

Rebaja de recomendación

El hecho de que estas conversaciones fuesen consideradas como "una de las últimas posibilidades de consolidación dentro del sector de telecomunicaciones francés", tal y como reconocen los expertos de Berenberg esta misma mañana, lleva a las principales casas de análisis que cubren el sector a empeorar la recomendación para ambas compañías.

De hecho, se antoja "complicado", dicen desde Goldman Sachs, que "las conversaciones puedan restablecerse en los próximos meses, incluso a pesar de los incentivos que existen para esta operación". Kepler Cheuvreux ha rebajado el precio objetivo de Bouygues desde 35 hasta 31 euros por acción, con la consecutiva decisión de reducir exposición desde mantener y otras casas de análisis como Berenberg llevan a su cobertura sobre el cuarto operador francés hasta la venta, desde mantener.

Ahora se espera que el mercado de telecomunicaciones francés se polarice entre Orange y Numericable, los dos operadores con redes y escalas, mientras que las firmas más pequeñas son las que más van a sufrir. "Estas empresas más pequeñas pueden convertirse ahora en operadoras de nicho si se mantienen los actuales precios en el mercado, con un consecuente peor comportamiento en bolsa o pueden optar por subir los precios", afirma Javier Borrachero, de Kepler Cheuvreux.

Iliad entre las más afectadas

En este sentido, Iliad es una de las empresas más afectadas por la ruptura de las negociaciones entre Orange y Bouygues al ser una de las principales candidatas a hacerse con los activos de los que deberían desprenderse ambas compañías para atenerse a las normas de competencia.

Deutsche Bank, Bryan Garnier, Kepler Cheuvreux han sido las primeras en reducir la recomendación que pesa sobre Iliad. De hecho, esta última firma ha afirmado que la empresa gala "es una la firma que más puede perder en conjunto de esta falta de acuerdo".

"Desde el punto de vista estratégico es muy duro para Iliad", asegura Javier Borrachero, de Kepler Cheuvreux. "De hecho", prosigue el experto, "ahora Iliad va a tener más difícil el acceso a tiendas y otra serie de activos que iba a lograr con el acuerdo, lo que hace que sea mucho menos atractiva". Todo ello ha desembocado en caídas que rondan el 10% en el mercado de renta variable. No es para menos al tratarse de una de las empresas del sector en este país que no genera flujos de caja positivos.

Telefónica esquiva el 'golpe'

Tanto la operadora española como su filial germana, Telefónica Deutschland, llegaron a ser de los valores más penalizados de su sectorial al inicio de la sesión, con caídas que llegaron a superar el 1%. Sin embargo, el impacto inicial se ha ido diluyendo con el paso de los minutos, y Telefónica recuperó el nivel 9,5 euros por título.

Si bien el contagio al resto de su sectorial se ha ido difuminando a lo largo del lunes, también lo hacen las dudas que existen sobre la operación que la teleoperadora española tiene abierta en Reino Unido. Las últimas informaciones hablan de que la venta de su filial O2 a Hutchison podría acelerarse más de lo previsto. Es más, desde Carax AlphaValue, ponen ya un día concreto para esta posible resolución: el próximo 22 de abril. Por el momento, la operación sigue parada por las autoridades de Competencia comunitarias.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin