Bolsa, mercados y cotizaciones

Un 35% de los dividendos de 2016 de las grandes empresas aún es 'irreal'

  • Gas Natural busca recuperar el pago en acciones

Los gestores y los grandes inversores prefieren, por regla general, cobrar el dividendo de una compañía en efectivo y evitar los pagos en acciones, realizados bajo la fórmula del scrip dividend. Las cotizadas lo saben y, en España, la tendencia es retribuir cada vez menos con títulos recuperando los pagos en efectivo. Sin embargo, Gas Natural quiere desempolvar este año esta política de remuneración para elevar el dividendo, según adelantó la compañía el pasado viernes. No es la única española que recurrirá al scrip en 2016: lo utilizarán seis de las once mayores firmas del Ibex.

Es cierto que para algunas de esas empresas, como Banco Santander, la entrega de acciones será una mínima parte de su retribución, gracias a que están retomando los pagos en metálico, pero otras, como Repsol o Iberdrola, ofrecerán a sus accionistas cobrar todo los dividendos del año con papelitos. La conclusión es que las grandes compañías de la bolsa española repartirán en efectivo un 65% de la retribución en 2016, mientras que el 35% restante seguirá siendo en scrip dividend.

Así, si las once mayores cotizadas podrían pagar 18.564 millones de euros en dividendos con cargo a los resultados de este año, 12.000 millones serían completamente en metálico. Esto no quiere decir que las empresas ampliarán capital por el resto (6.560 millones), porque de esa parte habrá quienes opten por reclamar el pago en efectivo. Pero no hay que olvidar que si no se comunica nada, la empresa reparte papelitos, de ahí que esta política aparentemente tenga una buena acogida entre los inversores.

Pagos con 'papelitos'

En contra de la predisposición por remunerar en cash de las empresas españolas, Gas Natural -que fue una de las primeras en retirar de su política el pago en acciones en 201X- desenterrará esta práctica en su plan estratégico 2016-2018 que presentará el próximo 11 de mayo. Pese a que el grupo se compromete a elevar el porcentaje destinado a remunerar (pay out), "nos gustan los valores que reparten dividendos vía efectivo por el efecto dilutivo que conlleva el scrip, por lo que este movimiento no nos resulta muy atractivo, ya que nos parece que va en contra de la tendencia actual del mercado de abandonar este tipo de formato, ya que los inversores buscan el efectivo en sus inversiones", opina Ángel Pérez, de Renta 4.

Fuentes de la eléctrica explican que la entrega de acciones "se puede contemplar para los dos pagos" de 2016, aunque aún debe concretarse en el plan estratégico. Es decir, que el cien por cien del dividendo mínimo de 1 euro por acción que ha comunicado tendría la posibilidad de cobrarse con acciones.

Esto mismo ocurre en Iberdrola y Repsol, que en 2016 no pretenden abonar ningún pago en efectivo sino emplear el scrip en sus dos entregas. Repsol busca recuperar un dividendo en torno a 1 euro en 2016, tras reducir la cifra a 0,766 euros en 2015, e Iberdrola podría elevarlo un 6% en línea con el objetivo de aumentar el beneficio de su plan estratégico.

Ninguna ha dado pistas sobre cuándo pueden retirarlo. Es más, algunos analistas creen que no se enterrará por completo esta práctica en la bolsa española. "Posiblemente, la fórmula del scrip no vaya a desaparecer del todo, y que algunas entidades opten por seguir usándolo o combinar ambos tipos de dividendos, scrip y efectivo", considera Victoria Torre, de Self Bank.

Año de transición en la banca

El sector que con más claridad se está decantando por volver a pagar en efectivo es la banca. El Santander -que tuvo que reducir el dividendo un 67% para reestablacer su política- ha anunciado que elevará un 5 % los pagos de 2016, hasta los 0,21 euros, y que 0,165 euros se abonarán en efectivo, es decir, un 78,6% del total. Eso significaría un desembolso de 2.382 millones (a lo que se sumaría el dinero que reclamen cobrar en efectivo en el scrip).

También BBVA y CaixaBank tenderán hacia las entregas en metálico. La entidad presidida por Francisco González ya adelantó que su objetivo es repartir todo en cash en 2017. De momento, para 2016 la intención es realizar dos dividendos en efectivo y dos scrip. Si el esquema es el mismo del año pasado, de los 0,37 euros previstos, más de un 43% será en efectivo.

CaixaBank también ha aclarado que solo utilizará el pago en acciones en uno de sus cuatro dividendos abonados con cargo a los beneficios de 2016. Los analistas prevén que mantenga la entrega total en 0,16 euros por acción, por lo que la entidad repartiría en metálico casi 700 de los 932 millones.

La compañía que quiere eliminar por completo la retribución en papelitos este mismo año es Telefónica, siempre que culmine la venta de O2. La teleco distribuiría así 3.730 millones de euros sin recurrir al scrip. Esta fórmula de remunerar al accionista nunca ha sido utilizada -ni de momento lo será- por otras grandes firmas del Ibex como Inditex, Endesa, Aena o Amadeus.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

pedro luis abello
A Favor
En Contra

Los pequeños accionistas reciben papeles y los grandes billetes. Tomadura de pelo.

Puntuación 4
#1