Bolsa, mercados y cotizaciones

Lagarde casi da por hecha la bajada de tipos en junio: "Tenemos la inflación bajo control"

  • "La previsión de inflación para el año que viene y el siguiente roza nuestro objetivo, si es que no lo alcanza", explica
  • La bajada de junio no asegura que vaya a comenzar un proceso agresivo de recortes...
  • ...y Joachim Nagel, presidente del Bundesbank, se desmarca de las palabras de Lagarde
Christine Lagarde, presidenta del BCE
Madrid icon-related

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE), ha reconocido este martes que la bajada de tipos que todo el mundo espera en el encuentro del 6 de junio es casi cosa hecha. La confianza que tiene Lagarde por los buenos datos de inflación que está recibiendo el banco central ya es suficiente como para que la presidenta del organismo asuma el recorte de tipos como algo casi seguro, algo que se sale de la tónica habitual, marcada por la prudencia, que tiene el BCE. Si bien es cierto que varios miembros del BCE ya habían lanzado mensajes en este sentido, y hay indicadores que apuntan en esta dirección desde hace meses, la voz de la presidenta del organismo es especialmente importante, y aleja la posibilidad de que el banco central quiera tomarse algo más de tiempo antes de dar comienzo al recorte de tipos de interés que está a punto de comenzar.

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE) ha acudido a la televisión irlandesa este martes, y ha reconocido que el banco central está ya preparado para bajar tipos en la reunión del próximo mes de junio, siempre y cuando los datos lo permitan, algo que, a día de hoy, parece cosa hecha. "Si los datos que recibimos refuerza el nivel de confianza que tenemos ahora, hay una gran probabilidad" de que se produzca el recorte de tipos en el encuentro del 6 de junio, ha señalado la presidenta en declaraciones que recoge Bloomberg.

"Estoy muy confiada de que tenemos la inflación bajo control", reconoce Lagarde, según la agencia, y destaca cómo "la previsión que tenemos en este momento para el año que viene y el siguiente está ya muy cerca del objetivo, si no es que ya lo alcanza. Por eso estoy confiada de que hemos entrado en una fase de control", ha señalado Lagarde.

Aunque la bajada de tipos de interés en junio parece cosa hecha desde hace meses, todavía sigue abierta la pelea contra la inflación, con un IPC corriendo aún por encima del objetivo del BCE del 2%. Por eso todavía hay miembros que advierten de que el proceso de bajadas de tipos tras el primer movimiento de junio no se puede dar por hecho. Es el caso de Isabel Schnabel, miembro del Consejo de Gobierno del BCE, quien, en una entrevista concedida a Nikkei, ha dejado claro que los tipos no se moverán en julio, salvo grandes sorpresas.

"Datos recientes han confirmado que el último tramo de la desinflación es el más difícil. El proceso de desinflación se ha desacelerado... y está resultando bastante accidentado, y esto parece ser un fenómeno global", destaca la economista alemana. Schnabel parece ser ahora la política monetaria que está siguiendo más a rajatabla el mensaje del BCE que dice ser "dependiente de los datos", evitando anticipar movimientos por parte del banco central antes de que tener certeza de que se llevarán a término, sustentados por los datos.

En este mismo sentido, Joachim Nagel, presidente del Bundesbank y también miembro del Consejo de Gobierno del BCE, ha declarado en una entrevista a El Mundo que, "incluso si los tipos bajan por primera vez en junio, esto no implica que vayamos a bajarlos más en las siguientes reuniones". Nagel, un conocido halcón del BCE (partidario de una política monetaria más dura), se desmarca así del mensaje de Lagarde, y evita pillarse los dedos con el recorte de junio. "No vendamos la piel de oso antes de cazarlo", advierte.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud