Bolsa, mercados y cotizaciones

Rusia descubre las mayores reservas de petróleo del mundo en un lugar casi imposible de explotar

Rusia ha encontrado las mayores reservas de petróleo en el mundo en un lugar 'prohibido'. Los buques de exploración rusos han hallado enormes cantidades de crudo y gas en la Antártida, una zona en la que está terminantemente prohibido la explotación de recursos, mientras que las prospecciones y actividad permitidas solo pueden estar relacionadas con la ciencia y el mundo científico. Además, justo donde Rusia ha encontrado esta gran cantidad de crudo es una zona reclamada por el Reino Unido y Argentina, lo que añade mayor tensión al hallazgo.

La gran pregunta es, si está prohibida la explotación de los recursos de la Antártida, ¿por qué Rusia sabe que hay miles de millones de barriles de petróleo? Según revelan desde Yahoo Finance y The Telegraph, buques de investigación (supuesta investigación científica) rusos han informado a Moscú de que hay reservas por un total de 511.000 millones de barriles de petróleo -una cantidad que casi duplica todas las reservas de petróleo de Arabia Saudí-, según las pruebas presentadas la semana pasada ante el Comité de Auditoría Ambiental de la Cámara de los Comunes (EAC).

Este hallazgo se produce tras una serie de estudios realizados por el buque Alexander Karpinsky, operado por Rosgeo (Russian Geological Exploration Holding), la agencia rusa encargada de encontrar reservas minerales para explotación comercial. La Antártida está protegida por el Tratado Antártico de 1959 que prohíbe todos los desarrollos minerales o petroleros. Además, los intereses del Reino Unido son supervisados por el Ministerio de Asuntos Exteriores, pero se ha acusado a este ministerio de ignorar la crisis emergente.

El parlamentario británico y miembro del Gobierno David Rutley aseguró la semana pasada que había decidido confiar en las garantías rusas de que sólo estaba realizando investigaciones científicas, y agregó: "Rusia ha reafirmado recientemente su compromiso con los elementos clave del tratado". Los expertos en la región no están de acuerdo y advierten de que confiar en que Rusia cumpla con sus obligaciones es ingenuo, como lo demuestra su invasión de Ucrania.

El petróleo y el Tratado Antártico

Klaus Dodds, profesor de geopolítica en el Royal Holloway College, experto en la Antártida, que también prestó testimonio, ha asegurado que las actividades de Rusia estaban mucho más cerca de la prospección de petróleo y gas que de la ciencia como tal, según ha revelado en declaraciones a The Telegraph. "El Tratado Antártico se enfrenta ahora a nuevos desafíos, sobre todo por parte de Rusia, un actor de mala fe, y de una China cada vez más asertiva".

"Rosgeo ha estado participando en estudios sísmicos y otros trabajos topográficos relacionados... Las actividades de Rusia deben entenderse como una decisión para socavar las normas asociadas con la investigación de estudios sísmicos y, en última instancia, un precursor de la futura extracción de recursos", asegura este experto.

La Antártida ya era una tierra codiciada por sus riquezas, pero ahora que se conoce que hay grandes cantidades de petróleo lo va a ser aún más. Esos 511.000 millones de barriles de crudo dan para mucho. Para situar algo más esta cantidad merece la pena señalar que Venezuela, el país con mayores reservas probadas de petróleo del mundo, cuenta con 303.000 millones de barriles.

Por otro lado, Arabia Saudí, mayor exportador de crudo del mundo, cuenta con unas reservas de 262.000 millones de barriles; Irán cuenta con 208.000 millones de barriles; Canadá con unos 160.000 millones de barriles recuperables, aunque la mayoría se encuentran en lo que se conoce como arenas bituminosas (una mezcla de arena, arcilla y bitumen de las que se puede extraer crudo); Irak tiene 145.000 millones; Emiratos Árabes Unidos cuenta con 107.000 millones de barriles.

Rusia, el país que ha logrado este hallazgo en la Antártida, cuenta con 80.000 millones de crudo recuperable. De modo que el petróleo de la Antártida supondría multiplicar por más de cinco sus reservas actuales de crudo. Esto es lo que podría tentar a Moscú para intentar explotar ese petróleo.

Moscú tiene motivos para hacerlo. Tras invadir la península de Crimea nadie hizo para detener al país gobernado por Vladimir Putin. Pocos años después inició la invasión de Ucrania. Aunque Occidente ha armado a Kiev, por ahora ningún ejército se ha atrevido a intervenir. Con estos precedentes, Moscú podría verse con fuerza para comenzar a explotar ese petróleo, al fin y al cabo Rusia ya está bajo las sanciones internacionales, ¿qué más va a hacer Occidente?

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud