Bolsa, mercados y cotizaciones

El país con la mayor acumulación de arenas petrolíferas del mundo pasa desapercibido para la OPEP

  • Estas arenas tienen reservas de petróleo equivalente a 160.000 millones de barriles
  • La OPEP no las contabiliza en sus informes y 'margina' a Canadá en el ranking
  • Canadá se ha convertido en el cuarto mayor productor de crudo del mundo

Cada año, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) publica su boletín anual en el que sintetiza los datos más importantes sobre el mercado de petróleo. Entre ellos destacan las reservas probadas de crudo a nivel mundial, donde tres países de la OPEP (Venezuela, Arabia Saudí o Irán) dominan con gran diferencia, al menos en los datos que publica la OPEP. Hay un tipo de petróleo que la OPEP no contabiliza, pero que con los precios actuales es muy relevante. Además, este crudo es un tanto singular, puesto que se encuentra, prácticamente, solo Canadá y es muy abundante.

Cuando se habla del petróleo en América, a todo el mundo le viene a la cabeza EEUU, que es el mayor productor de crudo del mundo (con un bombeo de 13 millones de barriles diarios), o Venezuela, el país con más reservas de petróleo probadas del mundo. Sin embargo, Canadá pasa un tanto desapercibido pese a ser uno de los mayores productores del mundo (el cuarto, concretamente).

¿Por qué pasa tan desapercibido a nivel mediático el petróleo de Canadá? Existe cierta controversia con su petróleo, lo que lleva a que algunas fuentes dejen la participación de sus reservas probadas en una cantidad totalmente prescindible para el mundo. Un buen ejemplo es el informe que se mencionaba anteriormente de la OPEP.

Según los expertos del cártel, Canadá cuenta con unas reservas de crudo de 'solo' 4.731 millones de barriles. Una cantidad relativamente pequeña si se compara con los primeros países que en el ranking que publica la OPEP: Venezuela con 303.221 millones de barriles o Irán y Arabia Saudí con más de 200.000 millones de barriles cada uno. En total, la OPEP calcula que hay unos 1,56 billones de barriles de petróleo en reservas probadas en el mundo, de las que Canadá representa poco más del 0,3%.

Sin embargo, cuando se atiende a los datos de producción (el petróleo que bombea cada país por día), se puede ver que Canadá ocupa el cuarto puesto mundial en los últimos años, llegando a producir en su pico más de 4,8 millones de barriles por día. Hay algo que no cuadra. ¿Cómo puede ser que el país que solo tiene el 0,3% de las reservas mundiales produzca alrededor de 5% de todo el petróleo del mundo? La clave está en que Canadá tiene mucho más petróleo del que dice la OPEP. El secreto está en sus arenas bituminosas. Teniendo en cuenta las arenas bituminosas, las reservas de petróleo probadas de Canadá multiplican por cuatro a las de EEUU, por ejemplo.

Se calcula que de ese tipo de crudo se podrían extraer entre 160.000 y 170.000 millones de barriles de crudo, por lo que, de contabilizarse, Canadá pasaría a ser el tercer o cuarto país del mundo con mayores reservas probadas de petróleo, rozando los talones a los todopoderosos Irán y Arabia Saudí.

El petróleo que brota de la arena

Las arenas bituminosas son una parte importante de la producción petrolera de Canadá. En 2023, alrededor del 77% de toda la producción del país provino de las arenas bituminosas, lo que representa unos 3,79 millones de barriles al día. El restante 23% de la producción canadiense, aproximadamente 1,12 millones de barriles diarios, fue de un crudo más liviano extraído de yacimientos convencionales, que tienen unas reservas probadas estimadas en unos 4.300 millones de barriles (la OPEP eleva sus estimaciones de reservas de petróleo convencional a 4.700 millones de barriles), explica Jorge Navarro, vicepresidente de AGGEP (Asociación de Geólogos y Geofísicos Españoles del Petróleo), en declaraciones a elEconomista.es.

Teniendo en cuenta este tipo de petróleo, Canadá es una auténtica potencia: "Con unas reservas probadas estimadas en aproximadamente 160.000 millones de barriles, las arenas bituminosas de Canadá destacan como una de las mayores acumulaciones de petróleo del mundo, situando al país en el tercer lugar, detrás de Venezuela y Arabia Saudí en términos de reservas probadas de petróleo", asegura Navarro.

Las arenas bituminosas o arenas petrolíferas

Este experto explica a elEconomista.es de forma minuciosa cómo se trabaja con este petróleo que es realmente útil y rentable cuando los precios son elevados como en la actualidad (se suele vender con un descuento de varios dólares respecto al West Texas, un crudo ligero y dulce). Las arenas bituminosas, conocidas como 'oil sands' en inglés (cuya traducción más precisa sería 'arenas petrolíferas') son un tipo de almacén de petróleo no convencional, donde un petróleo pesado y extremadamente viscoso, junto con agua, se encuentra entre los poros de una arena con arcilla y otros minerales.

"En realidad, se trata originalmente de un almacén convencional de un petróleo más ligero que, a lo largo de millones de años, ha sido degradado por procesos orgánicos, resultando en un crudo pesado y viscoso que actualmente se encuentra relativamente cerca de la superficie", comenta Navarro.

Situadas principalmente en la provincia de Alberta, las arenas bituminosas de Canadá abarcan un área de aproximadamente 140.000 kilómetros cuadrados. La técnica de extracción del crudo varía dependiendo de la profundidad a la que se encuentren las arenas. Cuando se encuentran a menos de 70 metros, se explotan por minería a cielo abierto, donde grandes palas excavadoras extraen las arenas, que luego son transportadas en camiones de gran tonelaje a instalaciones donde son trituradas, comenta Navarro. Posteriormente, las arenas petrolíferas se mezclan con agua caliente y diluyentes en una planta donde el crudo se separa por gravedad de la arena, arcilla y agua.

Por otro lado, si las arenas se encuentran a más de 70 metros de profundidad, se perforan pozos que atraviesan las arenas con una trayectoria horizontal, a través de los cuales se inyecta vapor de agua para conseguir que el hidrocarburo se vuelva lo suficientemente líquido y poder bombearlo a la superficie. Más del 95% de la producción actual de crudo de las arenas bituminosas se lleva a cabo con este último método, que implica un menor impacto medioambiental. Una vez extraído, el crudo de las arenas bituminosas se puede refinar para obtener productos petrolíferos más ligeros como gasolina, queroseno o gasóleo, tan demandados en estos momentos de cierta escasez en el mercado.

Ante la fuerte subida del precio del crudo y la mejora en los procesos de extracción del crudo de las arenas bituminosas, Canadá se ha convertido en una auténtica potencia. "El fuerte aumento en la producción de petróleo este año es el resultado de varios factores, entre los que destaca la tan esperada ampliación del Trans Mountain Pipeline (TMP), que está prácticamente completa, lo que permitirán añadir 600.000 barriles por día (bpd) de capacidad de extracción. Sumado a esto, hay un contexto saludable para las materias primas que está estimulando las sólidas intenciones de gasto de capital para 2024 con el fin de respaldar el aumento de la producción industrial", sentencian los expertos de TD Securities en una nota publicada hace unas semanas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud