Bolsa, mercados y cotizaciones

El petróleo se asoma al abismo: el resbalón 'técnico' que amenaza con provocar una caída en picado del crudo

  • El West Texas ha perdido un soporte psicológico clave en los 80 dólares
  • Las grietas en el seno de la OPEP se convierten en otra amenaza para el crudo
  • En el peor escenario, el petróleo Texas podría hundirse hasta los 68 dólares

El petróleo ha vivido unos últimos días un tanto convulsos. Buena prueba de ello fue la intensa caída del precio del barril de más del 5% el pasado miércoles, después de que el Departamento de Energía publicase un nuevo incremento del nivel de inventarios en EEUU. Con todo, el precio del petróleo cerró la semana con un descenso superior al 6%, que deja el crudo de tipo Brent, de referencia en Europa, en los 83,8 dólares, y al West Texas, referencia en EEUU, en la zona de los 78-79 dólares. Estas caídas están llevando al precio del crudo al borde del abismo técnico. La pérdida del los 80 dólares del West Texas ha supuesto la ruptura de un soporte psicológico para este tipo de crudo, que ahora se podría enfrentar a nuevas caídas: "Su cotización ha entrado en fase de corrección". El análisis técnico, controvertido en ocasiones y criticado, es muchas veces el reflejo de lo que está ocurriendo el mercado (de los fundamentales y del sentimiento), entonces la gran pregunta es ¿por qué está corrigiendo el precio del petróleo?

"La caída del 6% en el precio del petróleo Brent la semana pasada se debe, en parte, a la disminución de los temores de que una escalada de hostilidades en Oriente Medio pueda poner en peligro el suministro de petróleo. La geopolítica en esa región seguirá siendo el foco de atención en los mercados petroleros durante los próximos dos meses", aseguran desde Capital Economics. Igual que Oriente Medio 'hinchó' el precio del petróleo cuando una guerra total entre Israel e Irán parecía inminente, ahora con la relajación de las tensiones está jugando el papel opuesto.

Lo que parece evidente es que en las últimas semanas el precio del petróleo está bajo presión. "Parece que los acontecimientos políticos en Oriente Medio determinan las tendencias a corto plazo", comentan Carsten Fritsch y Barbara Lambrecht, economistas de Commerzbank, en alusión también al descenso de la tensión entre Israel e Irán. Pero quedarse en los riesgos geopolíticos para analizar el petróleo es un error. En el mercado existen fundamentales que también dan pistas, mientras que el análisis técnico revela que el petróleo se está asomando a un peligroso abismo. Esta zona puede funcionar de soporte e impedir nuevas caídas, pero cualquier 'empujón' (un nuevo dato de acumulación de inventarios u otro factor bajista para el crudo) pueden llevar al petróleo a ceder varios dólares de golpe.

Los inventarios de petróleo se acumulan

Los datos de inventarios tampoco están ayudando. Las existencias de petróleo crudo de Estados Unidos aumentaron bruscamente la semana pasada, según datos publicados el miércoles por la Administración de Información Energética de Estados Unidos. Los inventarios comerciales de petróleo crudo, excluyendo la Reserva Estratégica de Petróleo, aumentaron en 7,3 millones de barriles hasta los 460,9 millones de barriles en la semana que finalizó el 26 de abril, según la EIA.

Los analistas encuestados por The Wall Street Journal habían pronosticado una disminución de 1,5 millones de barriles en los inventarios de crudo. Unas reservas de petróleo al alza suelen ser el presagio de nuevas caídas del precio del crudo: cuando más crudo se acumule en los tanques de almacenamiento, menos crudo se necesitará extraer en las próximas semanas para producir gasolina, diésel...


Hace poco más de una semana, el centro de investigación de materias primas BloombergNEF publicaba que, según el nivel actual de inventarios de crudo en los países avanzados, el petróleo debería estar unos 25 dólares por debajo del nivel actual. Sin embargo, la prima de riesgo que generan las guerras y las tensiones en Oriente Medio están manteniendo el precio del petróleo relativamente 'hinchado'. Esta hipótesis encaja con la evolución que ha mostrado el precio del crudo a medida que la tensión entre Israel e Irán se ha ido desinflando.

La Fed ya no piensa en recortes de tipos

Otro punto importante que parece pasar algo más desapercibido es el cambio en la hoja de ruta de los bancos centrales y, sobre todo, de la Reserva Federal de EEUU. Todo hace indicar que las bajadas de tipos no llegarán este año en la primera economía del mundo. Aunque terminen llegando, el ritmo y la intensidad será menor de lo que se preveía. Unos tipos de interés altos en EEUU suponen, en principio, una demanda e inversión más contenidas, ergo menor consumo de petróleo. Por otro lado, unos tipos altos fortalecen en términos relativos al dólar, lo que presiona a la baja el precio del crudo (para encontrar compradores) que esté denominado en dólares.

Además de lo anterior, por el lado de la oferta, también se están produciendo algunos encontronazos en el seno de la OPEP. Los países del cártel empiezan a ponerse nerviosos, puesto que ya son muchos meses de recortes de producción en unas economías que son capaces de bombear mucho más petróleo del que están bombeando en la actualidad. Con todo, "la OPEP produjo en abril más petróleo crudo de lo acordado. Según una encuesta de Bloomberg, la producción de petróleo en los nueve países sujetos a los objetivos de la OPEP+ (OPEP-9) superó el nivel acordado en 426.000 mil barriles por día", aseguran desde Commerzbank.

"Más de la mitad de la desviación se debió a Irak, que produjo en abril algo más que el mes anterior, lo que llevó la desviación a unos buenos 220.000 barriles por día. Según un estudio de Reuters, Irak redujo ligeramente su volumen de producción en abril, pero todavía estaba 140.000 barriles por día por encima del objetivo... Los datos de que dispone Bloomberg sobre las exportaciones de petróleo iraquí confirman este panorama. Según los datos, las exportaciones de petróleo aumentaron a 3,41 millones de barriles por día en abril, 250.000 por día más que en marzo", aseguran estos expertos.

Irak y Kazajistán han tenido que mostrar a la OPEP sus planes para reducir su producción de petróleo, pero una cosa es mostrar los planes y otra muy diferente ejecutarlos: "Los próximos revelarán si estos planes se implementan. De lo contrario, la voluntad de otros países para mantener los recortes de producción acordados podría disminuir. Como resultado, el mercado del petróleo tendría un exceso de oferta y el precio del petróleo podría verse bajo presión", avisan desde Commerzbank.

El abismo técnico del petróleo

Todo lo que está ocurriendo en el mercado 'real', lo que sucede con los fundamentales (oferta y demanda) tiene su reflejo en el análisis técnico. Los precios se mueven dibujando gráficos cuya interpretación puede ejercer una mayor presión (al alza o a la baja) todavía sobre las tendencias que ya vienen mostrando los precios. En el caso del barril de Brent se espera que la zona de los 83 dólares dé cierto soporte a los precios del crudo, mientras que en el West Texas esta zona se encuentra en los 78-79 dólares. Sin embargo, cualquier acontecimiento bajista podría llevar al crudo a caer por el acantilado, lo que podría llevar a los precios del 'oro negro' a los mínimos de estos últimos años.

Joan Cabrero, asesor de Ecotrader, explica en declaraciones a elEconomista.es que "la pérdida del soporte que presentaba el crudo en su referencia West Texas en los 80,70 dólares nos advierte de que su cotización ha entrado en fase de corrección del amplio movimiento alcista que inició a finales del año pasado desde los 68 dólares, que encontró techo en los máximos de abril en torno a los 87,80 dólares".

"Una corrección del 61,80% de Fibonacci o de dos terceras partes de esta subida, que es un soporte según la Teoría de Dow, supondría asistir a caídas hacia los 75,35 y 74,50 dólares respectivamente. Si cae ese rango de soporte aumentarían las probabilidades de que el crudo pudiera optar por desandar toda la subida, esto es ir a buscar los 68 dólares, que sería lo más probable si perdiera los 72 dólares", sentencia Cabrero.

Los analistas de Windsor Broker ya señalaban el pasado viernes que el West Texas había perdido un soporte psicológico importante al caer por debajo de los 80 dólares. El sentimiento bajista domina el mercado ahora. El sentimiento de los inversores puede agravar las ventas en el mercado de crudo y llevar al petróleo a niveles todavía más bajos, lo que supondría sin duda un gran alivio para las renovadas presiones inflacionistas a las que se enfrentan EEUU y Europa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud