Bolsa, mercados y cotizaciones

El factor que puede desencadenar una caída en picado del petróleo: la 'prima' que mantiene en vilo al crudo

  • BloombergNEF cree que el petróleo podría caer rápidamente a los 66 dólares
  • El nivel elevado de inventarios no se corresponde con el precio del petróleo
  • Se cree que la 'prima de guerra' supone hoy 25 dólares del precio del crudo

Los precios del petróleo se están comportando de una forma un tanto curiosa. Tras registrar varias semanas de subidas relativamente intensas, los precios del crudo cayeron la semana pasada en medio de crecientes tensiones geopolíticas en Oriente Medio y el amago de guerra entre Irán e Israel. El petróleo subió con fuerza con los rumores y se desinfló levemente con los hechos o confirmación de esos mismos rumores. Lo cierto es que la 'prima' que generan estas tensiones ya se encontraba dentro de la formación del precio del petróleo. Aunque este término parezca un tanto abstracto y técnico, es mucho más importante de lo que parece: el petróleo sería mucho más barato si desapareciesen las tensiones geopolíticas globales.

Según ha publicado esta semana el centro de investigación de materias primas BloombergNEF la 'prima de guerra' (la parte del precio que descuente algún incidente bélico o sanciones en una zona importante para la producción de crudo) del petróleo es en la actualidad de 25 dólares por barril. Además, esta parte del precio ya estaba incorporada en los precios del petróleo incluso antes del ataque de Irán contra Israel el 13 de abril. De modo que el crudo podría ser hasta un 23% más barato que su nivel actual.

¿Cómo calculan desde BloombergNEF (BNEF) esta prima? Los precios de las materias primas a corto plazo suelen presentar una relación inversa razonablemente intensa con sus niveles de inventario: cuanto mayor es el nivel de inventario (petróleo, cobre... acumulado en tanques, almacenes, etc), más bajos son los precios.

La explicación es sencilla: un nivel creciente de inventario o stock revela que en el mercado la oferta domina a la demanda, es decir, que se está produciendo una mayor cantidad de petróleo del que se está consumiendo, por lo que el excedente se acumula y se contabiliza como inventario. Este stock, a su vez, dependiendo de su tamaño, servirá para amortiguar la subida del precio del petróleo cuando el ciclo cambie y la demanda vuelva a superar a la oferta. Los mercados de materias primas suelen estar dominados por ciclos de este tipo que provocan grandes oscilaciones en los precios.

Los expertos de BloombergNEF creen que el nivel actual de inventarios no muestra apenas relación con los precios del mercado. El nivel de stock de barriles de petróleo crudo es alto a nivel mundial, mientras que en EEUU ha mostrado una tendencia al alza en las últimas semanas. Sin embargo, el petróleo, en lugar de bajar, se ha mantenido cerca de los 90 dólares. Realizando ciertos cálculos y paralelismo con otras épocas de elevados inventarios, el precio del petróleo debería ser hoy mucho más barato.

Los inventarios y el petróleo

Los expertos de BloombergNEF explican que "los precios del petróleo crudo han estado cotizando a un nivel mucho más alto de lo que los inventarios pueden explicar. Los futuros de Brent, el grado de referencia mundial del petróleo crudo, cotizaban a 87 dólares por barril justo antes del ataque de Israel del 1 de abril. Desde BNEF estiman que los precios del futuro de Brent deberían estar más cerca de los 66 dólares por barril si no hubiera riesgos geopolíticos en Oriente Medio, así como el riesgo que genera la actual guerra entre Rusia y Ucrania.

De cara al futuro, un conflicto cada vez más encarnizado en Oriente Medio tiene la capacidad hacer subir los precios del petróleo. No obstante, esta prima ha llegado a ser incluso más alta en los últimos tiempos. BNEF calcula que la prima de guerra estuvo entre los 30 a 35 dólares inmediatamente después de que Rusia invadiera Ucrania, lo que implica que la prima de guerra del petróleo crudo podría subir otros 5 a 10 dólares si estallan las tensiones.

Esta prima de 35 dólares se generó cuando el precio del crudo superó con creces los 100 dólares por barril al comienzo de la guerra. Aunque pocas cosas habían cambiado en el juego de la oferta y la demanda, el precio del petróleo se disparó al incluir en el precio las futuras sanciones a Rusia y otros posibles agravantes de la guerra.

Una caída en picado del petróleo

Por otro lado, los investigadores de BNEF también creen que se puede ver una rápida e intensa caída del precio del petróleo: "La prima de guerra de 25 dólares podría esfumarse rápidamente si Irán e Israel reducen la escalada de su confrontación. Israel lanzó un ataque contra una base aérea de Irán el 18 de abril, como respuesta al ataque de Teherán durante el fin de semana. Los precios del petróleo crudo Brent inmediatamente alcanzaron los 90,70 dólares en el mercado, mientras los operadores comenzaron a temer lo peor. Sin embargo, los precios cayeron rápidamente cuando Irán minimizó las consecuencias del ataque en los medios, indicando su voluntad de reducir las tensiones", explican desde este centro de investigación estratégica.

BNEF estima que la prima de guerra suponía en el precio del crudo unos 11 dólares por barril en el primer trimestre de 2024, antes del ataque a la embajada de Irán en Siria, pero teniendo en cuenta la guerra entre Rusia y Ucrania. De modo, que estos expertos calculan que los precios del petróleo crudo Brent pueden retroceder entre 10 y 15 dólares si la prima de guerra vuelve a los niveles del primer trimestre de 2024 y en 25 dólares si la prima de guerra desaparece por completo.

Además, los analistas de BNEF ponen otro argumento que podría presionar a la baja el precio del crudo: los inventarios de petróleo crudo de Estados Unidos han ido aumentando en las últimas cuatro semanas, lo que históricamente es una señal bajista para los precios.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud