Bolsa, mercados y cotizaciones

Las grandes del Ibex aún cotizan con un descuento del 28% frente a su media de la última década

Sede de Inditex
Madridicon-related

En el último año y medio, el Ibex 35 ha terminado de recuperar todo lo perdido por la pandemia del Covid. El índice ha pasado de cotizar por debajo de los 8.000 puntos a superar en los últimos días la cota de los 11.000 enteros, algo que no había ocurrido desde 2017.

Este fuerte rebote, que en el año se acerca ya al 8%, puede animar a los inversores que estén posicionados a recoger beneficios a la espera de que futuras consolidaciones vuelvan a abrir mejores oportunidades de compra en el selectivo nacional.

Sin embargo, atendiendo a los multiplicadores de beneficios, todavía hay margen hasta que el Ibex cierre la brecha que tiene frente a su media de la última década. Actualmente, se pagan 11 veces los beneficios de este año mientras que desde 2014 el promedio ha sido de 15 veces. Es decir, todavía podría revalorizarse un 35% para cotizar en esos niveles por PER (veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción).

Y es que, si se atiende a la evolución de las grandes firmas del Ibex, todas cotizan todavía con descuento frente a sus multiplicadores medios de la década. De media, Inditex, Santander, Iberdrola, BBVA y CaixaBank se compran un 28% más baratas que su promedio desde 2014.

La fuerte revalorización que anotan las acciones de Inditex en bolsa en el último año, que alcanzaba niveles históricos de cotización en el mes de marzo, no le priva de seguir ofreciendo descuento respecto a su propia media de la década. Concretamente, la textil gallega se compra un 25% más barata que la media de los últimos 10 años, con un multiplicador de 23,2 veces. Una ratio que se ha abaratado más en los últimos días, ya que, aunque en el conjunto del ejercicio ya gane un 11% en bolsa, las últimas jornadas no han sido tan positivas para sus títulos, con cinco sesiones consecutivas en rojo, la racha más larga desde agosto de 2022.

Los expertos que vigilan sus títulos en bolsa muestran su confianza en la matriz de Zara, que se queda con un potencial de cerca del 3% tras las últimas correcciones, hasta alcanzar el precio objetivo de 45,42 euros. Así, entre las firmas que revisan sus títulos en las últimas semanas, siete de ellas valoran a la compañía por encima de los 50 euros, lo que supone la valoración más alta de la historia. Bestinver Securities y Oddo son las que dan un mayor recorrido a las acciones de Inditex, que la valoran en los 53 euros en los próximos meses.

La firma, que ha revalidado récords de beneficios una y otra vez en las últimas presentaciones de resultados, volverá a hacerlo este año. O así lo creen los expertos. Una mayor inversión en tecnología estará entre las claves para obtener mayores ingresos: "La inversión logística prevista por Inditex, de 1.800 millones de euros, complementa la reciente actualización a un chip de identificación por radiofrecuencia de segunda generación para garantizar que Zara mantenga su ventaja competitiva a lo largo de toda la cadena de suministro. La profunda integración online amplía el liderazgo operativo de la empresa, con un crecimiento en EE.UU. que muestra cómo lo digital puede construir una posición sustancial en el mercado", explican desde Bloomberg Intelligence.

En el caso de Iberdrola, la cual ha perdido el segundo puesto por capitalización del Ibex en los últimos días, el crecimiento progresivo año a año de sus beneficios le ha permitido mantener sus ratios a raya en los últimos ejercicios. Actualmente cotiza sobre las 14 veces PER, lo que implica un descuento del 15% frente a su nivel medio de la década.

Esto no significa que no pase por un gran momento ya que la utility recibe ahora su mayor valoración de la historia por parte del consenso de analistas. El precio objetivo medio de las firmas que la siguen se sitúa en los 12,7 euros, lo que le deja un potencial alcista del 14% desde los niveles actuales.

La banca aún tiene margen

La banca ha sido probablemente el sector protagonista de los últimos meses en la bolsa española. Primero las subidas de tipos y luego el mantenimiento por más tiempo de los tipos altos ha permitido disparar los negocios de las entidades españolas, que han protagonizado algunos de los mayores rebotes bursátiles en los últimos tiempos.

Santander, sin ir más lejos, se ha colocado como la segunda empresa del Ibex más grande al superar hace justo una semana a Iberdrola. Pese a este repunte, con un multiplicador de beneficios de 6,6 veces para 2024, ofrece un abaratamiento del 27,5% con respecto a su propia media de la década, y es junto con Sabadell y Unicaja el banco más barato del índice nacional.

La compañía sigue la estela del sector bancario, con beneficios nunca vistos al calor de la subida de tipos de interés en el último año. Sin embargo, los pronósticos que maneja el consenso de expertos para el banco para 2025 son mucho más alentadores que para sus homólogos del sector, ya que es el único banco que logrará crecimientos. La firma presidida por Ana Botín ganará un 1,3% más en el conjunto del año que viene que en 2024, según el consenso de FactSet, al alcanzar los 11.326 millones de euros, frente a los 11.183 millones que esperan para este curso.

Las credenciales también le llegan por la parte de la recomendación, donde también ocupa un lugar especial dentro del sector español y es el único banco, junto a CaixaBank, que tiene consejo de compra por parte de los expertos. De hecho, desde Barclays cambian la recomendación de mantener a comprar los títulos de Santander por unas mejores previsiones de beneficio por acción para el año que viene: "Cambiamos la recomendación de Santander a comprar, basándonos en una valoración con descuento con la mejor progresión del BPA en el año fiscal 2025, respaldada por los recortes de tipos, el impulso de los ingresos, el enfoque en los costes y la disminución del número de acciones", indican desde la firma.

BBVA se sitúa como uno de los valores más alcistas del Ibex este año, con un repunte de más del 25% que la ha llevado incluso a superar los 11 euros por acción, algo que no sucedía desde 2010. El buen momento de su negocio internacional le ha permitido mejorar la rentabilidad del grupo hasta situarla incluso por encima de la de Bankinter.

E incluso con esta situación, sus beneficios de este año se pagan a 7,4 veces, un 23% por debajo de la media de la última década, que se sitúa cerca de las 10 veces. Para JP Morgan, BBVA es su "mejor elección en España", y elevan su valoración en la última revisión. "Ajustamos nuestras estimaciones de BBVA a los últimos tipos de cambio y estimaciones de inflación, lo que conlleva cambios limitados en los ingresos netos, pero cambios de un solo dígito en los ingresos y costes".

Por último, CaixaBank, que en los últimos 10 años ha cotizado a un PER medio de casi 15 veces. Sin embargo ahora lo hace prácticamente a la mitad, en las 7 veces. Al igual que el resto del sector, sus títulos no han parado de subir en los últimos meses y recientemente han tocado máximos de 2014.

El catalán es uno de los dos bancos españoles que ahora reciben una recomendación de compra y, entre sus atractivos para el inversor, ofrece el mayor potencial alcista, con más de un 13% y la mayor rentabilidad por dividendo, cercana al 8,7% a precios actuales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud