Bolsa, mercados y cotizaciones

Estos son los mejores dividendos de Wall Street que baten la rentabilidad del 4,3% del bono de EEUU

El reparto de dividendos que prometen las compañías de Wall Street. Dreamstime
Madridicon-related

La deuda soberana de Estados Unidos ha dado mucho que hablar en la semana ante la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) mantenga su política monetaria sin cambios por más tiempo del esperado. Esto ha llevado al bono estadounidense a diez años a ofrecer una rentabilidad superior al 4,3%. Pero, a pesar del aumento del rendimiento exigido por estos títulos de deuda, existen compañías en Wall Street que ofrecen una rentabilidad por dividendo que bate al bono a diez años. Como ejemplo, un 13% del S&P 500 pagará a los inversores un dividendo más atractivo con relación al precio de las acciones que los bonos de EEUU con valores como Altria, AT&T, Pfizer o Ford entre las mejores del ranking de la bolsa estadounidense.

Podría darse el caso que el reparto de beneficios en Wall Street incrementara su rendimiento por un desplome de la bolsa, ya que a menor valor de mercado mayor es el retornod e dividendo. No ha sido así hasta la fecha porque el S&P 500 avanza en el año casi un 8% (aunque flaquee en las últimas sesiones). Por eso, un inversor tiene la oportunidad de escoger entre deuda a largo plazo a un 4,3% de rendimiento pensando en que este rendimiento tendería a caer en el mercado secundario una vez comiencen a bajar los tipos de interés, previsiblemente este año, (el precio subirá y hará más llamativo el cobro de cupones). Por el otro lado, podría decantarse por dividendos más atractivos que ese 4,3% que tienen el añadido de incrementar la inversión si la acción de estas compañías también se revaloriza (vender por un precio superior al de la compra).

Así, los diez valores que ofrecerán el mejor retorno de beneficios del S&P 500 sin expectativa de que sus beneficios vayan a caer en 2024 (algo que pondría en riesgo el dividendo esperado), sin acumular una caída en bolsa superior al 10% en el año (distorsionaría su rentabilidad), con potencial alcista y sin contar con una recomendación de venta, según FactSet, son: Altria, AT&T, Verizon, Kinder, Pfizer, Realty incomes, Philip Morris, VICI Properties, Ford y Eversource. Y es que cabe recordar que el retorno del dividendo medio del S&P 500 está por debajo del 1,4% en la actualidad.

Altria, una de las compañías tabacaleras más grandes del mundo, encabeza la lista del S&P 500 en cuanto a su rendimiento por dividendos ya que se espera que supere el 9% que doblaría al bono estadounidense a diez años y que se sitúa por encima de lo visto en ejercicios anteriores en la propia compañía. El consenso de mercado que recoge FacSet baraja que a cargo del 2024, Altria repartirá cuatro dólares por acción, nunca antes alcanzado y que mantendrá un retorno alrededor del 10% en los próximos tres años gracias a su capacidad de generación de caja. En principio, lo anotado en el ejercicio en curso no será tan alto como lo visto en el 2023, según los expertos pero se mantendrá sobre los 8.000 millones de dólares de aquí al 2026.

Philip Morris también está en la lista con un dividend yield de casi el 6%. La que antes formaba parte de un grupo con Altria (Philip Morris se quedó con el negocio internacional y Altria con la producción y distribución en Estados Unidos) arrojará al cierre del año una rentabilidad no vista desde 2018. Según las firmas de análisis, esta otra tabacalera cumplirá con su objetivo de free cash flow (generación de efectivo) al rozar los 10.000 millones de dólares. Además, es la que cuenta con el mayor margen de mejora sobre el parqué, según la media de expertos ya que cuenta con un potencial casi del 20% hasta los 107,8 dólares de precio objetivo.

AT&T repartirá este año el mismo dividendo que el distribuido en 2023 y en 2022: 1,11 dólares por título, según FactSet. La compañía se ha comprometido a generar entre 17.000 y 18.000 millones de dólares de caja para reinvertir en el negocio o distribuir entre los accionistas. De hecho, el pasado jueves la teleco estadounidense cerró su año fiscal del 2023 con un compromiso puesto en mantener su nivel de endeudamiento y en el pago a sus accionistas. Así, no se espera que el payout (beneficio neto destinado a la retribución al accionista) de AT&T se salga del rango habitual que va del 60% al 70% de los beneficios ni que genere menos free cash flow del pautado por la propia compañía.

Verizon es otra de esas compañías que también cumplirá con sus guidance en cuanto a generación de efectivo con el que retribuir a sus accionistas. La teleoperadora y también empresa de telecomunicaciones es otra histórica del dividendo estadounidense por encimad el 6% en los últimos ejercicios. La firma Janus Henderson incluso la tiene entre sus favoritas por su alta rentabilidad y por estar presente desde 2017 en el top 10 mundial del rédito por dividendos (a excepción de un ejercicio). "Vemos en Verizon un valor muy defensivo con una sólida generación de caja y con una buena cobertura de dividendos", completa el analista de JP Morgan, Sebastiano C Petti.

Pfizer es un valor que tocó suelo sobre el parqué recientemente y cotiza lejos de sus máximos de la recuperación de la pandemia, donde llegó a moverse por encima de los 60 dólares por acción. No obstante, su política de reparto de beneficios no se ha visto alterada y su beneficio operativo volverá en 2024 a marcar niveles normalizados previos a la pandemia ya que se espera supere los 19.000 millones de dólares. Con un dividendo por acción de reparto de casi 1,7 dólares marca una rentabilidad por encima del 6% con el compromiso de mantener un payout de entre el 40% y el 50% de los beneficios ajustados por acción.

Realty Income es una compañía cotizada inmobiliaria que es sinónimo de altos dividendos. En un sector que es la competencia directa de los bonos soberanos para los perfiles de inversores más conservadores, Realty Income (con casinos y grandes superficies de supermercados en su cartera de activos) también ofrece un rendimiento del 6%. Además, la compañía se enorgullece de pagar dividendos todos los meses en lugar de trimestral, como es más habitual en el sector en Estados Unidos. En el conjunto de todos los pagos se espera un reparto por encima de los 3 dólares por acción.

También en posesión de casinos está Vici Properties (5,8% de retorno por dividendo para este ejercicio). La compañía distribuirá el mayor beneficio de su historia, según el consenso de expertos, hasta rozar los 1,7 dólares. La ocupación de sus activos está al 100% desde hace tres años y así seguirá durante otros tres más, según las expectativas de FactSet. Además, la compañía cuenta con un ratio loan to value por debajo del 40% lo que implica que el valor de sus activos está muy por debajo del importe de sus deudas financiera.

Si hay algo con lo que cuentan las compañías automovilísticas es con caja para contentar a sus accionistas. Y Ford es la encargada de representar al grupo entre inmobiliarias, telecos y utilities. El mercado no considera que Ford pueda cumplir con su objetivo de generación de caja proyectado por la compañía para este año (se quedaría un 10% por debajo de su rango bajo, que está en los 6.000 millones de dólares). Aún así se espera que mantendrá su habitual dividendo por acción de 0,6 dólares en próximos años que supone una rentabilidad del dividendo del 5,2%.

Además, existen dos compañías del sector de infraestructura energética dentro de la lista (se trata de un sector que se caracteriza por un alto reparto de beneficios). Kinder Morgan, que distribuye gas y petróleo desde Canadá a México registra una rentabilidad por dividendo del 6,2% mientras que Eversource, enfocada en la distribución eléctrica principalmente, rozará el 5% con cargo al 2024, según Factset.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud