Bolsa, mercados y cotizaciones

Los 12 'supervillanos' a los que se enfrentó Gotham City Research: quiénes son y quiénes le vencieron

  • Tres de las doce firmas que fueron atacadas por el bajista se recuperaron del golpe
  • Desde 2013 la firma ha señalado a empresas cotizadas de todo el mundo
  • The Tile Shop, Aurelius Equity y AAC se defendieron con éxito del ataque
Tres firmas consiguieron escapar del ataque del bajista. Foto: Dreamstime
Madrid icon-related

Gotham City Research tiene doce casos previos al de Grifols y, salvo en tres ocasiones, las acciones de la firma llegaron a tocar los precios objetivos en los que se las valoraba, o directamente quebraron tras confirmarse las acusaciones de los bajistas. La mayor parte de empresas no han sido capaces de recuperar los precios que mantenían antes de que la firma los atacase, pero ha habido tres que consigueron escapar de sus garras: The Tile Shop, Aurelius Equity Opportunities y AAC Technologies.

Ebix Inc, crónica de una (lenta) muerte anunciada

El primer caso de fraude en el que Gotham City Research participó fue el de la compañía tecnológica Ebix Inc, una empresa que a principios de siglo surgió como un buscador en la red, y que en 2013 se enfrentó a una investigación por parte del regulador estadounidense (SEC), y de la fiscalía de Atlanta, por posible fraude en su contabilidad, además de asumir una denuncia de Microsoft por violar derechos de propiedad intelectual. La compañía ya estaba siendo atacada por los bajistas y, cuando la firma cotizaba en el entorno de los 20 dólares, Gotham City publicó un informe en el que la valoraba entre 8 y 0 dólares. Gotham defendía que, con múltiplos normalizados de la industria, sus ingresos la situaban en 9,7 dólares, sin contar que el valor en libros por acción era negativo debido a los costes que tendría que pagar la empresa por sus irregularidades en las cuentas.

Gotham City estimaba que la compañía debería pagar unos 100 millones de dólares en impuestos atrasados, multas e intereses, pero esta cifra no se cumplió: en 2017 terminaron todas las investigaciones, con un pago total de unos 27 millones de dólares, después de años de pesquisas por parte de las autoridades y un largo culebrón en el que Robin Raina, presidente de la compañía, intentó vender la empresa a Goldman Sachs y la operación fue bloqueada en el último momento por el regulador.

En diciembre de 2023, 11 años después del informe de Gotham, Ebix ha declarado la quiebra

Aunque la estimación de Gotham City no se cumplió durante más de una década, en ese primer informe incorporaba un análisis más allá de las cifras que, 11 años después, ha demostrado ser acertado: "No se debe confiar en un CEO que miente sobre sus finanzas, y punto", además de insistir en que "no hay margen de seguridad frente al fraude, como nos enseñaron los famosos inversores Benjamin Graham y Seth Klarman".

Ebix, presionada en los últimos años por problemas de endeudamiento excesivo y el impacto de la subida de tipos y, a pesar de que llegó a cotizar por encima de los 86 dólares en 2018, se ha declarado en quiebra el pasado 18 de diciembre de 2023.

Tile Shop, un escándalo reputacional, pero no contable

El segundo 'supervillano' contra el que se enfrentó Gotham City Research fue la compañía The Tile Shop, una empresa dedicada a la venta de suelos cerámicos y de porcelana. En este caso, Gotham City no tuvo éxito en la previsión de caídas que se producirían en la empresa, pero sí destapó un escándalo real en la compañía.

Gotham publicó en noviembre de 2013 que la valoración real de Tile Shop no debía superar los 3,34 dólares, cuando la firma cotizaba en el entorno de los 21 dólares. Para la firma de análisis, los ingresos de la empresa durante el año se habían inflado "un 200%", y avisaba de que la empresa debería pagar durante años haber llevado a cabo estas prácticas ilegales en su contabilidad.

El informe explicaba cómo el principal proveedor de Tile Shop, una empresa llamada Beijing Pingxiu, estaba controlada en secreto por otro empleado de Tile Shop, Fumitake Nishi, el cuñado de Robert Rucker, CEO de la empresa de suelos, y que a través de esta relación se habían inflado los ingresos de la compañía. Destacaba, además, que el flujo de caja de la empresa llevaba 9 meses siendo negativo, y que habían cambiado tres veces de auditor en dos años, algo muy sospechoso.

El regulador sentenció que no había "evidencias de contabilidad impropia", pero Fumitake Nishi fue despedido

El culebrón se saldó con consecuencias menos graves de lo que esperaba Gotham: Fumitake Nishi fue despedido de Tile Shop y la investigación que se llevó a cabo concluyó que "no había evidencias de que los resultados financieros de la empresa implicasen contabilidad impropia". Eso sí, el análisis de la fiabilidad de un CEO que ya había lanzado Gotham en el caso de Ebix también fue correcto en este caso, con la empresa atravesando años de problemas financieros desde 2017, llegando a cotizar cerca de 1 dólar por acción a finales de 2019, y en 0,55 dólares durante el Covid. Actualmente se ha recuperado hasta el entorno de los 6,9 dólares.

Blucora, un buscador que recibía 'clicks' falsos, ilegales o involuntarios

En febrero de 2014 Gotham City publicaba un nuevo informe en el que señalaba a otro buscador de Internet, Blucora, antes conocido como Infospace. La firma de análisis destacaba que más del 60% de los ingresos de Blucora se evaporarían con el paso de los trimestres, a medida que Google, Yahoo, sus patrocinadores y / o el regulador estadounidense se diesen cuenta de que más de la mitad del tráfico del buscador provenía de clicks fraudulentos.

Gotham denunciaba que "la mayor parte de los ingresos por visitas del buscador son resultado de clicks involuntarios (que engañan a usuarios vulnerables, como los ancianos, a través de malware), clicks artificiales (por ejemplo, contratando mano de obra barata en India para que pinchen durante todo el día), o ilícitos (usuarios interesados en contenido pirata, pornografía infantil, o similar)". Para Gotham, todas las principales webs del grupo estaban ligadas a malware o virus, y tildaba el motor de búsqueda de la empresa como "fraudulento".

Blucora capitalizaba 1.000 millones de dólares cuando Gotham la atacó; 2 años después fue vendida por 50 millones

Con una valoración objetivo de 5 dólares cuando la empresa cotizaba en el entorno de los 23,7, Blucora cayó casi sin pausa durante varios años desde la publicación del informe, hasta alcanzar los 4,76 dólares en el primer trimestre de 2016. En julio de ese mismo año la empresa fue vendida a la firma privada OpenMail por 45 millones de dólares; cuando Gotham City publicó su informe, apenas dos años antes, la cotización rozaba los 1.000 millones.

Quindell, el club de campo que tenía los márgenes de beneficio de Google

Apenas dos meses después de destapar el escándalo de Blucora, en abril de 2014, Gotham City volvía a la carga contra una nueva empresa fraudulenta. Quindell Plc, una firma británica que hasta 2009 era un simple club de campo fundado por Robert Terry, CEO de la empresa, de sopetón comenzó a publicar unos resultados excepcionales dedicándose al negocio asegurador. Tanto, que los márgenes competían con los modelos de negocio de Google y Microsoft, y levantó las sospechas de Gotham. "No somos capaces de explicar entre el 40% y el 80% del beneficio bruto de la empresa", y destacaban varias cuestiones que les hacían empezar a entender por qué.

Según Gotham, la gran mayoría de los ingresos que recibía la empresa provenían de ventas a clientes que eran propiedad del propio CEO, de sus socios del pasado, o de empresas relacionadas con ejecutivos de Quindell. Además, indagando más en el pasado de Terry, Gotham alegaba haber descubierto que antiguos socios reclamaban que les había mentido y que llevó a cabo empresas previas que fueron esquemas ponzi. Con un flujo de caja inexistente, y tres auditores diferentes en tres años, entre otras pistas claras de fraude, todo parecía claro para Gotham, y más después de una llamada telefónica a las supuestas oficinas de Nueva York de la empresa británica. En esta llamada, la recepcionista del edificio aseguró que no existía una empresa llamada Quindell en esas oficinas, y que la novena planta, donde supuestamente estaba la compañía, estaba totalmente deshabitada.

Quindell capitalizaba 2.400 millones cuando Gotham la señaló; hoy apenas vale 3 millones

Gotham City valoró las acciones de la empresa en 3 peniques, cuando cotizaba más de 10 veces por encima de ese precio, y en apenas 7 meses la empresa ya había caído a ese nivel. Un año después se había hundido hasta los 2 peniques, a pesar de haber llevado a Gotham a los tribunales y conseguir una sentencia favorable. La empresa cotizaba por encima de los 2.400 millones de libras cuando Gotham publicó el informe, y a día de hoy, después de cambiar de nombre a Watchstone Group, capitaliza 3 millones de libras.

Gowex, el rey español del 'Wifi' que inflaba sus cuentas

En 2014 el justiciero Gotham no descansaba, y en julio volvía a la carga con un nuevo informe, esta vez sobre una empresa española, Gowex, una compañía fundada en 1999 que saltó al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) en 2010. La compañía se dedicaba a crear redes wifi en ciudades por todo el mundo y en el transporte público, y tenía en mente salir a bolsa en Estados Unidos. Incluso llegó a ser una de las empresas en las quinielas para saltar al Ibex 35.

El 1 de julio de 2014, cuando la firma española capitalizaba 1.430 millones de euros, Gotham publicaba el informe que destaparía uno de los mayores escándalos de la historia de la bolsa española: Gowex era un fraude total, e inflaba sus ingresos artificialmente. Para Gotham era claro que los ingresos de la compañía no alcanzaban ni el 10% de lo que decían ser, y tenía pruebas de ello. Una de las primeras pistas la encontró cuando analizó lo que pagaba a su auditor: 40.000 euros, algo que no encajaba en absoluto con las cifras de ingresos que recibía la empresa, ya que los auditores cobraban en porcentaje del volumen total.

Gotham alegaba que la empresa valía 0, y destacaba que el mayor cliente de la firma era ella misma. Su página web llevaba años sin actualizarse, y cuando Gotham empezó a cruzar datos, se dio cuenta de que Jenaro García, el fundador de la empresa, había mentido con los ingresos que recibió por un contrato con la ciudad de Nueva York. A algunos clientes les dijo que alcanzaba los 7,5 millones de euros, mientras que a la propia Gotham le declaró que fueron 2 millones. Una vez el analista se puso en contacto con Nueva York, descubrió que no llegaba ni a los 200.000 euros.

Gowex pidió concurso de acreedores tras dimitir su presidente, quien sigue en espera de juicio

Con el paso de los días el escándalo se fue destapando, hasta que el propio García reconoció su culpabilidad. La empresa pidió concurso de acreedores tras dimitir su presidente, quien, a día de hoy, todavía está esperando juicio y ha pedido perdón públicamente por lo ocurrido.

Endurance no quebró, pero el regulador la consideró culpable

Ya en 2015, Gotham publicaba un nuevo informe, de nuevo sobre una empresa del sector tecnológico que inflaba sus ingresos por encima de la realidad. Endurance International Group cotizaba en el Nasdaq y capitalizaba más de 3.000 millones de dólares, pero, como ocurría con Gowex, a ojos de Gotham sus acciones no tenían ningún valor. El analista alegaba que no sería capaz de cumplir con sus acreedores, ya que el beneficio bruto real de la empresa no era suficiente ni siquiera para pagar los intereses de su deuda, lo que se conoce habitualmente en el mercado como una empresa 'zombie'.

La empresa se dedicaba a ofrecer servicios en la nube para pequeñas y medianas empresas. Gotham descubrió que algunos de los portales web que alojaba la compañía eran páginas de grupos terroristas, y que en su sistema había cientos de páginas relacionadas con spam o malware. De nuevo, unos márgenes de beneficio muy superiores a los de sus rivales llamó la atención de Gotham, y destacaba en su informe cómo el CEO de la firma, Hari Ravichandran, se dedicaba casi sólo a promocionar la empresa en bolsa, y no a gestionar el negocio como tal.

En este caso, los pronósticos de Gotham no se cumplieron por completo, ya que la firma no terminó en quiebra. La empresa tiene numerosas críticas en la red por estafa, y sufrió mucho en bolsa tras el informe del 'vigilante', pasando de los 22 dólares a cotizar en 2 dólares. Posteriormente recuperó los 8 dólares y en ese momento, en el año 2021, la compró Clearlake y la renombró a Newfold Digital, firma no cotizada que todavía sigue operando a día de hoy.

La acción de Endurance pasó de los 22 dólares a los 2 dólares antes de ser comprada por Clearlake

La empresa no llegó a los 0 dólares que esperaba Gotham, pero su CEO, Ravichandran, tuvo que enfrentarse a una investigación de la SEC estadounidense, en 2018, por las malas prácticas que llevó a cabo en Endurance. La investigación prosperó, confirmando las acusaciones de Gotham, y se saldó ese mismo año con una multa de 8 millones de dólares para Endurance, y con casi 1,4 millones de euros de multa para Ravichandran, quien, a día de hoy, es un empresario consolidado de la industria tecnológica.

MDC Partners se saldó con multas a los directivos y a la empresa

El caso de MDC Partners no terminó en quiebra, pero sí se cumplieron los pronósticos de Gotham en cuanto al precio que llegaría a alcanzar la acción. La compañía era una agencia de publicidad, y cuando Gotham publicó su temido informe, en abril de 2016, cotizaba en unos 23 dólares por acción. Para el analista su valor real era de 1 dólar, y la empresa ya estaba en aquel momento bajo investigación por parte del regulador del mercado estadounidense por supuestos pagos a los directivos que no habían sido debidamente contabilizados. Gotham insistía en que este escándalo no terminaría ahí, ya que la empresa infravaloraba su deuda en un 23%, como mínimo, y su crecimiento orgánico en 2015 era 4 veces menor de lo que había declarado la compañía.

El culebrón se saldó con multas a los directivos, a la propia empresa, y con la cotización de la empresa hundiéndose años después hasta caer por debajo de los niveles que había destacado Gotham. En 2017, Miles Nadal, quien ya había sido apartado de MDC por ser el foco de la investigación de la SEC, fue condenado a pagar 5,5 millones en multa, además de tener que devolver otros 12 millones que había recibido de forma ilícita. La empresa, por su parte, fue condenada a pagar 1,5 millones en multa.

MDC cotizaba en 23 dólares por acción en 2016; pocos años después cayó hasta los 0,5 dólares

Tras la publicación del informe las acciones de la empresa se hundieron hasta los 3,4 dólares, al cierre de 2016, y con el paso de los años siguió cayendo, llegando a tocar los 0,5 dólares, sus mínimos históricos, en 2020. Con el paso de los años ha logrado recuperar parte de lo perdido, y en la actualidad cotiza en el entorno de los 6,4 dólares.

Aurelius Equity, el fondo que duplicaba los resultados de Warren Buffet

En 2017, Aurelius Equity Opportunities era una sociedad de inversión de éxito; tanto, que duplicaba los resultados de Berkshire Hathaway en el largo plazo, la gestora del célebre Warren Buffet, y esto hizo que Gotham empezase a analizar la compañía. "Hemos encontrado muy pocos inversores que tengan la habilidad de mantener un crecimiento de largo plazo anualizado superior al 20%, y ya no digamos del 40%", explicaba la firma de análisis en marzo de 2017.

El fondo puso en duda la existencia de las empresas subsidiarias de Aurelius en Suecia, algo que habría hecho la empresa, a su juicio, para inflar sus ingresos artificialmente, y destacaba cómo la empresa habitualmente dejaba quebrar las firmas en las que invertía. Para Gotham, se trataba de una empresa muy similar a Arques AG, una compañía que terminó hundida, y que, según Gotham incurría en unas prácticas similares a las de Aurelius. Para Gotham, entre el 43% y el total de los ingresos reportados por Aurelius entre 2012 y 2015 eran sospechosos, y también dudaba de que la firma hubiese optado por cotizar en un mercado alemán similar al MAB, a pesar de tener una capitalización de más de 2.000 millones de euros. Las ventas de acciones de la empresa por parte de algunos de los ejecutivos de la empresa, a precios muy por debajo de mercado, también ponían a la empresa alemana bajo sospecha de Gotham.

Gotham publicó tres informes sobre Aurelius en un mes, y las acciones de la empresa sufrieron las consecuencias, a pesar de defenderse con varios comunicados. Pasó de cotizar en casi 70 euros cuando Gotham publicó el informe, a hacerlo por debajo de 40 en pocos días. Para Gotham, esa cantidad no era suficiente, ya que valoraba los títulos de la firma en unos 8,5 euros, un precio al que nunca ha llegado desde entonces.

Aurelius debía caer hasta 8,5 euros, según Gotham, pero no bajó de los 40 euros

Es una de las pocas empresas que ha escapado de las garras de Gotham, ya que el pronóstico de la casa de análisis, aunque es cierto que sus acciones no han dejado de caer en los últimos años, hasta el entorno de los 10 euros, muy cerca de los niveles que esperaba Gotham. De hecho, Aurelius no ha sido víctima sólo de Gotham: un ataque de otro bajista, Ontake Research, que también acusó a la empresa de inflar el valor de sus inversiones artificialmente, continúa en los tribunales alemanes después de que la sociedad de inversión decidiese denunciar por lo criminal.

AAC Technologies, la asiática que venció a Gotham, y cayó por la guerra comercial

2017 no fue el mejor año de Gotham City, ya que la otra apuesta bajista que llevó a cabo fue la que peores resultados le ha podido dar en su historia, teniendo en cuenta que las acciones de la firma acusada, AAC Technologies, se recuperaron rápidamente del golpe inicial. La firma china, cotizada en la bolsa de Shenzhen, era una de las principales proveedoras de componentes para Apple. Lo que llamó la atención de Gotham fue que la compañía consiguiese unos márgenes de beneficio superiores a los de la empresa estadounidense, y la casa de análisis sospechaba que AAC había utilizado "más de 20 empresas no reveladas para hacer contabilidad dudosa e incrementar sus beneficios desde el año 2014", señalaba en su informe.

Además, Gotham tenía claro que la firma asiática estaba incumpliendo los estándares laborales que exige Apple en su código de conducta, algo que tenía potencial de hacerles perder a la empresa más grande del planeta como cliente. El inversor corto asumía en el informe que Apple llevaría a cabo investigaciones que corroborarían sus sospechas.

AAC, sin embargo, peleó panza arriba contra las acusaciones, a pesar de sufrir un desplome de sus acciones. Cuando Gotham publicó el informe los títulos de la firma se pagaban a 111 dólares de Hong Kong, y retrocedieron rápidamente hasta los 81 dólares. Sin embargo, a final de ese mismo año la empresa marcaba nuevos máximos históricos, por encima de 179 dólares, y el ataque de Gotham se quedó en una anécdota en un año magnífico en bolsa para la empresa.

AAC es el mayor error de Gotham; terminó el año del ataque disparándose hasta maximos históricos

El precio objetivo en el que Gotham situaba a la empresa, los 44 dólares de Hong Kong, se cumplió, pero por motivos diferentes. La guerra comercial que inició Donald Trump contra China, y especialmente enfocada en Huawei, otro gran cliente de AAC, castigó a la empresa, que, a principios de 2019 había caído por debajo de 50 dólares. El Covid, y la posterior crisis económica que sigue sufriendo China, también han pesado en la cotización de la empresa, que a día de hoy se mueve en el entorno de los 20 dólares.

Criteo, otro caso de visitas falsas en la web

La firma francesa Criteo se dedica a la publicidad online, y fue acusada por Gotham por motivos similares a los de Blucora. Los analistas alegaban que, después de leer un informe elaborado por Method Media Intelligence, una empresa dedicada al análisis y detección de fraudes en los anuncios online, todo apuntaba a que Criteo estaba, efectivamente, cometiendo prácticas ilícitas.

Gotham alegaba que más de la mitad de las visitas por la publicidad de Criteo llegaba por parte de páginas sospechosas y, alegaba haber analizado más de medio millón de sitios web. Además, descubrieron que había casi 1.000 páginas asociadas con dominios de Criteo que eran maliciosas, y un porcentaje de casi el 33% de los socios y proveedores de la empresa se había probado que llevaban a cabo malas prácticas, como malware, o la introducción de virus.

Con una capitalización de unos 2.700 millones de dólares cuando Gotham lanzó su primer informe, y un precio de 50 dólares, las acciones corrigieron rápidamente hasta cerrar el año en entorno de los 22 dólares. No llegó a alcanzar los 12,5 dólares en los que Gotham situaba su precio objetivo, pero la empresa tampoco recuperó nunca los niveles de cotización que mantenía antes del informe de Gotham.

Criteo no llegó al precio que esperaba Gotham, pero no se ha recuperado del golpe

En 2023 Criteo ha sido condenada a pagar una multa de 60 millones de euros por parte del organismo regulador de la privacidad de Francia, por haber llevado a cabo malas prácticas de "focalización conductual" (behavioral targeting), una práctica prohibida en el negocio de la publicidad. Después de negociar, la multa se ha reducido hasta los 40 millones de euros.

Medifast, una nutricionista para bajar peso con exceso de plomo en sus productos

La farmacéutica estadounidense Medifast fue la única compañía a la que atacó Gotham en 2018. En septiembre de ese año los bajistas publicaron un informe en el que destacaban los resultados de varios análisis que habían llevado a cabo a medicamentos de la empresa Optavia, del grupo Medifast. Según los resultados, y teniendo en cuenta que en el pasado la empresa había tenido problemas similares, se certificó que los medicamentos de Optavia tenían "niveles preocupantes de plomo y cadmio", explicaba Gotham.

Además, destacaba cómo los precios de los productos de la empresa deberían bajar, ya que eran entre 2 y 4 veces más caros que los de sus rivales, y señalaba cómo la compañía tendría que enfrentarse a problemas como la exigencia de poner etiquetas de advertencias en las cajas de sus productos.

Medifast cotiza hoy un 68% por debajo de los precios que mantenía cuando Gotham la señaló

Con un precio superior a los 200 dólares cuando se lanzó el informe, Gotham situaba las acciones de la firma en 79 dólares, niveles que, dos años después, llegó a alcanzar. A pesar del posterior rebote que experimentó la empresa como consecuencia de la recuperación del Covid, las acciones han vuelto a hundirse con el paso de los años hasta los 63,9 dólares en los que cotiza hoy, un 68% por debajo de los precios que mantenía cuando Gotham lanzó su primer ataque.

SES Imagotag, el rey del etiquetado no se recupera del golpe

El último ataque de Gotham antes del informe sobre Grifols fue el año pasado. En verano de 2023, el inversor bajista publicaba un informe sobre la empresa francesa SES-Imagotag, un documento en el que, entre otras cosas, acusaba a la empresa de cometer irregularidades contables, para luego seguir con un segundo informe en el que les señalaba por cometer "graves conductas indebidas y conflictos de interés", y les acusaba de mantener 5 miembros en el consejo que oficialmente eran independientes, pero que en realidad no lo eran, ya que invertían "masivamente" en la empresa.

SES-Imagotag se dedica al etiquetado electrónico de estanterías y productos. El 80% de la empresa fue comprada por la firma china BOE Technology en 2018 y desde entonces, con la entrada de Amazon y Walmart como socios, vivió un rápido ascenso, con una revalorización del 460% desde 2020. En la actualidad la firma cuenta con 350 millones de etiquetas vendidas en 2022 entre casi 35.000 tiendas en más de 60 países. Sin embargo, a pesar de todo este currículum, su acción se ha visto arrastrada al caos en los últimos mese por el ataque del bajista.

SES-Imagotag cotiza en 122 euros, frente a los 172 en los que se movía el verano pasado, cuando Gotham la señaló

Aunque el segundo informe de Gotham City era menos severo que el primero, y generó un rebote de las acciones de la firma del 30% en un día, los títulos de la firma no se han recuperado todavía del golpe que sufrió por el informe, cotizando en este momento en el entorno de los 122 euros por acción, frente a los 172 en los que se movía antes de la publicación del bajista.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud