Bolsa, mercados y cotizaciones

La OPEP no logra detener la sangría del petróleo y podría verse forzada a presentar su rendición

Una bomba de extracción de petróleo en el campo. Foto de Dreamstime

El petróleo no levanta cabeza. Aunque parezca contradictorio, los descensos de los futuros de crudo se han agudizado desde que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia (OPEP+) anunciasen un nuevo recorte de la producción. La falta de credibilidad del cártel y la creciente oferta en otras partes del mundo (Guyana, EEUU, Brasil...) están lastrando los precios del crudo y sus expectativas, que ya rozan niveles no vistos desde este verano. Algunos expertos empiezan a creer que la OPEP podría capitular antes de tiempo ante la falta eficacia de sus políticas.

El precio del petróleo cae más de un 1% este lunes, después de haber corregido un 2% el pasado viernes. El barril de Brent se sitúa ya por debajo de 78 dólares, niveles que rozan los mínimos del pasado verano. "Los recortes voluntarios de producción anunciados por la OPEP+ la semana pasada deberían respaldar los precios del petróleo en el primer trimestre del próximo año, pero hay claramente un enorme desacuerdo entre sus filas. Creemos que el próximo paso de la OPEP+ será aumentar la producción", aseguran desde Capital Economics.

OPEP petróleo EEUU producción
La OPEP pierde peso en la producción de petróleo global

La OPEP y Rusia han gastado su última bala con estos recortes voluntarios. Cualquier otro movimiento en la misma dirección seguirá reduciendo su cuota de mercado, que ya ha caído con intensidad desde que comenzaron esta política de recortes, como se puede apreciar en el gráfico. Es cierto que los recortes ayudan a estimular los precios del petróleo, pero también lo es que cada barril no vendido en el mercado por Arabia Saudí u otro miembro de la OPEP puede ser sustituido por uno de EEUU, Guyana o Canadá. En la actualidad, la producción de petróleo se encuentra mucho más diversificada a nivel global que en los años 70. Cada vez hay más petróleo en diferentes zonas del mundo.

Después del intenso debate que forzó al cartel a posponer la fecha de la reunión oficial, algunos miembros de la OPEP+ acordaron recortar voluntariamente el suministro de crudo en casi 2,2 millones de barriles diarios (bpd) en el primer trimestre de 2024. La mayor parte de este supuesto nuevo recorte fue una prórroga de los recortes ya puestos en marcha por parte de Arabia Saudí y Rusia, que mantendrán su recorte de producción de 1 millón de bpd, en el caso de Riad, mientras que Moscú mantiene su recorte de las exportaciones de crudo de 300.000 bpd respectivamente.

"Los precios del petróleo inicialmente subieron en anticipación a la reunión, pero cayeron después debido a que la escala de los recortes fue decepcionante. Los precios terminaron la semana prácticamente sin cambios. La OPEP+, y en particular Arabia Saudí, parecen estar acorralados. Como ahora se esperan en gran medida recortes en el suministro, no implementarlos supondría el riesgo de que los precios del petróleo caigan", aseguran los economistas de Capital Economics. Mientras tanto, los inventarios de petróleo siguen aumentando y acercándose a su media móvil de los últimos cinco años.

Los díscolos de la OPEP rompen el pacto

Sin embargo, hay nuevos signos evidentes de que muchos miembros del grupo están haciendo una suerte de campaña para aumentar la producción. "El objetivo de producción de Nigeria fue revisado al alza y, aunque el de Angola fue revisado a la baja, ha anunciado que ignorará el nuevo objetivo. Más importante aún, la OPEP+ ha declarado explícitamente que a partir de abril de 2024 los recortes voluntarios ese implementarán gradualmente dependiendo de las condiciones del mercado".

"Sospechamos que el próximo paso de la OPEP+ será aumentar la producción y que todos los recortes voluntarios anunciados se irán retirando gradualmente para finales de 2024", avisan desde Capital Economics.

Este tipo de dudas ya se plantearon la semana pasada tras la reacción bajista del crudo a un recorte de producción (un recorte de la producción de petróleo debe generar subidas en el precio, no bajadas, salvo que el mercado crea que el recorte es inferior a lo necesario o directamente no se lo crean).

"El mercado probablemente tendrá serias dudas acerca de si cada país realmente reducirá la producción de acuerdo con los compromisos voluntarios, sobre todo teniendo en cuenta la mala comunicación", señalaba la experta Arne Lohmann Rasmussen, jefe de investigación de A/S Global Risk Management, en declaraciones recogidas por la agencia Bloomberg. Por su parte Clyde Russell, columnista de Reuters aseguraba que "la OPEP+ puede haber jugado su última carta con recortes voluntarios de crudo".

La última oportunidad para el petróleo

Este comentario va en línea con las expectativas de Capital Economics. Bill Weatherburn, economista de esta casa de análisis, sostiene que la reunión de la semana pasada del cártel fue la última oportunidad de la OPEP para reanimar el petróleo. Después de esa reunión, todo hace indicar que el siguiente movimiento será un aumento de la producción, ya sea comunicado de forma oficial o velada.

La falta de compromiso de buena parte de los miembros de la OPEP puede desembocar en la ira de Arabia Saudí, cansada de asumir casi siempre la mayor parte de los recortes (tanto en términos absolutos como en relativos). Riad ya ha amenazado a los gorrones del petróleo en varias ocasiones, pero parece que en la última reunión les ha concedido una oportunidad más. Si los países africanos y algún otro miembro siguen actuando por libre, Riad podría optar por abrir las espitas y expulsar a los rivales menos competitivos, como ya sucediera en 2016 o 2020.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud