Bolsa, mercados y cotizaciones

Los gigantes del Ibex que compran más y menos los gestores activos

Inditex es la clara favorita. Istock.
Madridicon-related

Se decantan mayoritariamente por Inditex e Iberdrola; anteponen Caixabank antes que Santander y BBVA; y desechan a Telefónica y Naturgy al trastero entre los 10 valores más grandes.

Cuando alguien compra una acción en bolsa en ocasiones lo hace casi como si comenzase una relación emocional, con el objetivo de largo plazo y el final del cuento de que se comerán perdices. El problema es que la fórmula más sencilla y tramposa que se hacen los inversores para seguir adelante es la resistencia. Este es el motivo por el que en muchas ocasiones se construyen carteras desordenadas en las que se van comprando acciones como si se construyese una casa a través de sucesivas ampliaciones en las que se hacen cosas nuevas sin destruir las antiguas que se han deteriorado.

Para discernir hoy qué es lo que tenemos en casa que se ha quedado viejuno y que está de moda en elEconomista.es hemos hecho uno de los ejercicios que mejor puede ayudar a conocer qué grandes compañías deberíamos sobreponderar y cuáles infraponderar en función de los criterios de los arquitectos más reconocibles del mercado, los gestores responsables de los fondos de bolsa española, con carteras que no mimetizan al Ibex 35.

La conclusión determinante de este ejercicio es que si se cogen las diez mayores compañías de la bolsa española incluidas en los fondos activos de esta categoría, los gestores se decantan por Inditex e Iberdrola; anteponen Caixabank entre los bancos; y desechan a Telefónica, Aena y Naturgy al trastero. Hay que apuntar que algunos de los fondos value de la bolsa española como Horos, Azvalor, Cobas y Metavalor no tienen ninguna de las diez grandes compañías.

La favorita de los gestores

Hay 18 fondos, de un total de 27, que incluyen a Inditex en sus carteras. En realidad la lista de fondos activos de bolsa española se compone de 30, pero tres invierten en empresas de pequeña y mediana capitalización, por lo que no han sido tenidos en cuenta. Caja Ingenieros Iberian Equity y Fidelity Iberia son los que dan mayor ponderación a la textil gallega, según las últimas carteras disponibles, con más de un 9%. Inditex es una de las compañías mejor preparadas para el periodo de tipos altos que se avecina gracias a su posición de caja neta, que históricamente ha sido una de las más elevadas de la bolsa española. Se espera que a final de año alcance los casi 12.000 millones de euros, según FactSet, que equivale a una décima parte de su valor bursátil. "La fuerte posición de caja neta resulta en ingresos financieros netos", recuerda el equipo de análisis de Bankinter. Esto les permite afrontar las inversiones con tranquilidad, "lo que potencialmente puede incrementar su crecimiento", explican. "Su caja también les posibilita mejorar la remuneración a los accionistas año tras año", concluyen.

Además de la sostenida generación de tesorería, los márgenes de la textil también han demostrado resiliencia en un entorno económico difícil. El buen momento que atraviesa Inditex se refleja en su cotización. En lo que va de año, el precio de la acción repunta más de un 37% y está muy cerca de superar su máximo histórico, que se encuentra en los 36,66 euros a los que llegó en 2017. Los analistas fijan su precio objetivo por encima de este nivel, en los 38,92 euros, lo que significa que todavía tiene margen para escalar otro 15% en los próximos doce meses. Lejos de que su subida en bolsa haya encarecido al título, en Bankinter consideran que los múltiplos que paga hoy un inversor por comprar Inditex son razonables para sus perspectivas de crecimiento y rentabilidad.

La segunda acción que más ponderan los fondos activos de bolsa española es Iberdrola, que está incluida en catorce vehículos. En dos de ellos, la compañía supera el 8% de la cartera (ver gráfico). En su caso, el precio de sus acciones comenzó a caer en julio, mes en el que Goldman Sachs empeoró su recomendación, de comprar a neutral, bajo el argumento de que Iberdrola se había comido buena parte de su potencial. En sólo una semana, la acción pasó de cotizar en 12,165 euros a negociarse en 11,13 euros. A finales de agosto llegó otro contratiempo, en forma de profit warning de la danesa Orsted, que opera parques eólicos marinos y terrestres, cuya cotización se hundió en bolsa tras advertir de "deterioros" por 2.150 millones de euros en su cartera de proyectos estadounidenses. El mismo día que esto sucedió, Iberdrola emitió un comunicado en el que afirmaba no tener "que contabilizar ninguna deficiencia en su sector de parques eólicos marinos".

Desde aquel 30 de agosto en el que Orsted rebajó sus previsiones, la acción de Iberdrola cede algo más de un 7%. En el año, su precio también cae en torno a un 4,6%. Sin embargo, los bancos de inversión mantienen su confianza en el valor, que recomiendan comprar, al considerar que Iberdrola es un claro ganador en el proceso de mayor electrificación y descarbonización del nuevo modelo energético. "Su posicionamiento en renovables y en redes, la diversificación geográfica y una sólida estructura financiera le permite capturar las oportunidades en el nuevo escenario de transición energética", indican en Bankinter. A su favor juega también que gran parte de su negocio está protegido de la inflación y del escenario de tipos altos durante más tiempo, ya que el 85% de su deuda es a tipo fijo, con una vida media de 6 años.

CaixaBank antes que BBVA y Santander

CaixaBank es el tercer banco más grande del Ibex, por detrás de Santander y BBVA, y el que más gusta a los gestores activos de bolsa española. Su exceso de liquidez y su elevado nivel de solvencia son algunos de los puntos fuertes de la entidad, que además contempla en su plan estratégico una remuneración al accionista de 9.000 millones en 2022/2024, de los cuales 5.500 millones corresponden a este año y el que viene –el equivalente al 19% de su capitalización bursátil–.

Ese es uno de los motivos –la elevada rentabilidad para el inversor que lleva a Barclays a afirmar en un informe reciente que "CaixaBank es uno de nuestros valores europeos preferidos". Según sus cálculos, el rendimiento para el accionista será un 30% superior en 2025 respecto al año en curso, una expectativa que basan en la importante generación de capital del banco y en la ausencia de vientos en contra regulatorios. "Vemos un rendimiento total del 14,5% en 2024 y del 15,6% en el ejercicio 25 (14,7% si se prorroga el gravamen del impuesto bancario), incluidas recompras de acciones por valor de 1.000 millones de euros cada año", detallan.

Las más infraponderadas

El valor más infraponderado en las carteras de los fondos activos es Naturgy. Tan solo uno de los 27 la incluye (ver gráfico). El precio de sus acciones se ha incrementado en un 38% desde que el fondo australiano IFM lanzó una opa sobre la compañía, en enero de 2021, pasando de los 19,2 euros a los 26,7 actuales. Por el camino, IFM se ha ido reforzando en Naturgy, alcanzando el 14,5%de su capital. Esta subida en bolsa ha hecho que la acción esté sobrevalorada a ojos de los analistas, que sitúan su precio objetivo más abajo, en los 24,91 euros. También recibe una de las tres recomendaciones de venta de todo Ibex, junto a Enagás y Redeia.

Aena y Telefónica también se encuentran entre las compañías más infraponderadas en los fondos activos. La teleco ha presentado esta semana su plan estratégico 2023-2026 bajo la premisa de acelerar el crecimiento, mejorar la rentabilidad y afianzar la sostenibilidad. El enfoque del grupo estará en la generación de caja, al considerar que el periodo pico de inversión ya ha pasado. "De momento, el mercado no espera mejoras de FCF [flujo de caja] 2026 respecto a 2023 al considerar, primero, un menor potencial del ebitda y, segundo, que Telefónica mantendrá un capex sólo ligeramente inferior al actual", indican en Renta 4.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud