Bolsa, mercados y cotizaciones

La bolsa china cotiza con un descuento del 5% frente a su media histórica

  • Los expertos aún ven mayor crecimiento de su economía que de los países desarrollados
  • Pesa la incertidumbre de su sector inmobiliario, el yuan y la última crisis crediticia
Un huevo de oro sobre billetes de yuan. Dreamstime
Madridicon-related

La renta variable china acumula tres años consecutivos a la baja, contando este 2023, tanto en divisa local como en dólares. Los inversores han castigado a las compañías dentro de los principales índices bursátiles chinos, como es el Shanghai Shenzhen Csi 300, al no haber cristalizado la prometida recuperación tras la pandemia. Sin embargo, aún se prevé un crecimiento de la economía del país superior a la de otros mercados más maduros en un momento en el que el Csi 300 cotiza con un descuento del 25,4% frente a su media histórica.

El PER (veces que el beneficio neto queda recogido en la capitalización bursátil) del Csi 300 se sitúa en las 13,1 veces frente a su media de los últimos 20 años que está en las 17,9. Y este descuento sobre sí mismo se ampliará de cara al cierre del año donde se estima que alcanzará un PER por debajo de las 12 veces, según Bloomberg. También otros índices como el Stoxx 600 o el S&P 500 de Wall Street están por debajo de sus respectivas medias, pero no con tanto descuento. La pregunta es, ¿está barata la bolsa china o se regala por las malas previsiones que aventuran los expertos para la economía del gigante asiático en los próximos años?

La continua publicación de datos macroeconómicos negativos socava ese rápido crecimiento que se espera en China. "Los persistentes problemas en el sector inmobiliario, la baja confianza de los consumidores y empresas, así como la débil demanda global de exportaciones chinas, podrían conducir a una moderación del crecimiento en el cuarto trimestre de 2023", estimó la economista de Julius Baer, Sophie Altermatt.

El propio Fondo Monetario Internacional prevé una ralentización paulatina del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del país hasta 2028. Sin embargo, el FMI aún cree que el PIB chino crecerá un 5,4% este año y un 4,6% en el 2024. Estas previsiones (que se alinean con las estimaciones del consenso de mercado que recoge Bloomberg) se sitúan por encima de lo previsto para la eurozona para el año que viene (0,7%) o en Estados Unidos (2,1%).

El elevado endeudamiento de los grandes grupos inmobiliarios del país son una de las mayores preocupaciones del mercado, que pueden provocar un efecto dominó similar o mayor al visto con el caso de Evergrande (que llevó a su quiebra en agosto de este año). Como ejemplo, el grupo inmobiliario Gemdale lidera las caídas en el año dentro del Csi 300 aunque otras ligadas a las materias primas, como Joyoung, también ceden casi un 50% en 2023 ante la caída de la demanda y el consumo tanto fuera como dentro de las fronteras nacionales. Pero también se han producido conatos de crisis de crédito como lo ocurrido en octubre.

La necesidad de capital por parte de varias compañías chinas al cierre del mes y la pasividad del banco central nacional llevó a solicitudes de crédito con intereses del 50% antes de que la autoridad en política monetaria del gigante asiático tuviera que intervenir. "No es de extrañar que las comparaciones con Japón abunden. Al igual que su vecino, China podría sufrir una burbuja inmobiliaria y envejecimiento rápido", explicó el economista de abrdn, Bob Gilhooly. Pero el experto incide en que los problemas de Japón llegaron con su economía ya desarrollada y China aún tiene porcentajes de crecimiento muy por encima de la media de los países desarrollados.

La mala evolución de la renta variable china tiene su reflejo entre los principales fondos enfocados en el gigante asiático (con un mínimo del 90% de la cartera con exposición a este mercado, bien cotizado en China o con ADR en Wall Street) en divisa europea. En esta categoría no existen vehículos de inversión que saquen un rendimiento positivo en el año, según los datos que arroja Morningstar, y también escasean los fondos con rendimientos anualizados a tres años. Entre los 20 fondos más veteranos en la región solo cinco sacan rédito de China en los últimos cinco años: JPM China A-Share Opps D EUR, BNP Paribas China A-Shares C Eur C, OP-Kiina A, Allianz Enhanced All China Eq A EUR y Russell Investments China Eq D EUR Acc.

El producto de JP Morgan se anota un 5,7% anualizado en cinco años, el mejor de su categoría, aunque en lo que va de año sea uno de los que más se dejan. Así, de los cinco mejores en este lustro anualizado Allianz Enhanced All China Eq A es el fondo que menos cede en 2023: un 10% con datos al cierre del 8 de noviembre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud