Bolsa, mercados y cotizaciones

El BoE y el banco central suizo dan la sorpresa con sus pausas de tipos de interés

  • Solo tres de ocho bancos centrales realizaron un ajuste de sus tipos de interés
madridicon-related

Hasta ocho bancos centrales tomaron una decisión durante la sesión de este jueves del lugar en el que debe estar el tipo de referencia en sus respectivas economías. Y las dos grandes sorpresas se situaron en las dos instituciones de mayor calado de esta jornada: el Banco de Inglaterra y el Banco Nacional de Suiza.

Apenas 24 horas después de la pausa de la Reserva Federal de Estados Unidos el Banco de Inglaterra (BoE, en inglés) y el Banco Nacional de Suiza (SNB) decidieron detener sus alzas, en contra de lo que esperaba el mercado.

El BoE cambió de parecer después de 14 aumentos ininterrumpidos desde diciembre de 2021, con lo que los tipos de interés se quedan en el 5,25%. Tras el anuncio, varias firmas de análisis cambiaron de opinión sobre ver más movimientos al alza por parte del Banco de Inglaterra. "Creemos que el BoE ha terminado y alcanzado su techo en el 5,25%", resumen desde BofA. No obstante, la pausa en la política monetaria del Reino Unido no relajó la rentabilidad de la deuda británica, con el bono soberano a diez años disparándose hasta el 4,3% de rentabilidad y con la libra esterlina a la baja respecto al dólar (se cambia por 1,22 dólares).

El Banco Nacional Suizo también dejó sin cambios sus tipos en el 1,75% aunque en su caso entra en modo espera tras solo cuatro ajustes restrictivos. No obstante, dejaron la puerta abierta a más alzas si la inflación no desciende al ritmo deseado. "No dudaremos en endurecer aún más la política para mantener la inflación por debajo del 2%", explicó su presidente, Thomas Jordan. Y del mismo modo que pasó con la libra esterlina, el franco suizo se vio arrastrado frente al dólar por un escenario de mayor endurecimiento por parte de la política monetaria estadounidense.

El único gran incremento de tipos de la jornada lo protagonizó el banco central turco. El giro de la política monetaria en el país sigue enfocado en atajar la alta inflación de Turquía que se tradujo en un incremento de 500 puntos básicos hasta fijar el tipo de referencia en el país en el 30%.

Y los otros dos bancos que subieron tipos en 25 puntos básicos fueron el noruego y el sueco. Ya con todos los grandes bancos centrales con su hoja de ruta actualizada hasta septiembre, falta la reunión del Banco de Japón que se celebrará hoy. Aunque no esperan cambios por parte de la institución, según Bloomberg, el bono nipón a diez años presiona a la institución al marcar nuevos máximos sobre el 0,73%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud