Bolsa, mercados y cotizaciones

El Banco Nacional de Suiza sufre las mayores pérdidas de toda su historia pese a la subida del oro

  • Se cancela la transferencia de dinero al Tesoro por segunda vez en la historia
  • Las pérdidas del banco central equivalen al 17% de todo el PIB de Suiza
  • Las pérdidas de la banca central serán algo casi generalizado a nivel global
Fachada del Banco Nacional de Suiza (Berna). Foto de iStock

El Banco Nacional de Suiza ha publicado esta mañana un comunicado preocupante. El banco central presentará en 2022 unas pérdidas de récord: "Según cálculos provisionales, el Banco Nacional Suizo reportará una pérdida del orden de 132.000 millones de francos suizos (más de 133.000 millones de euros) para el año fiscal 2022". Esta cantidad es el equivalente al 17% del PIB de Suiza.

Ni la subida del precio del oro (el oro solía ser uno de los activos más importantes en el balance de los bancos centrales) ha logrado compensar apenas las grandes pérdidas protagonizadas por el hundimiento de los precios de los bonos, que a día de hoy se han convertido en el componente con mayor peso en el balance de los bancos centrales. | ¿Caerá en quiebra el BCE?

Pérdidas del Banco Nacional de Suiza
Pérdidas del Banco Nacional de Suiza

Las perdidas se han producido en las posiciones en moneda extranjera (bonos americanos, europeos...), que ascendió a alrededor de 131.000 millones de francos suizos, mientras que el oro ha compensado una pequeña parte de estas pérdidas con una ganancia de valoración de 400 millones de francos suizos (una cantidad irrisoria). Por su parte, el BNS también perdió 1.000 millones de francos en activos denominados en su misma moneda.

Suiza se queda sin 'dividendo'

De este modo, el gobierno de Suiza no recibirá ninguna transferencia del Banco Nacional Suizo en 2022. El banco central presentará la mayor pérdida en sus 116 años de historia, lo que impedirá el tradicional reparto de 'dividendos' que solía realizar el banco central al Tesoro suizo de forma anual.

Es la segunda vez en la historia, desde que se creó el SNB en 1906, que el banco central no puede realizar su pago anual al gobierno federal y los cantones suizos, lo que obliga a muchos de los 26 distritos administrativos a ajustar sus planes de gastos. Para 2021, la institución había desembolsado 6.000 millones de francos.

La conferencia de jefes de finanzas cantonales ha reconocido que el resultado de estas pérdidas es "lamentable". "Es un hecho establecido que las ganancias del SNB fluctúan ampliamente y las distribuciones (de dividendo) no pueden darse por sentadas", dijo el organismo citado.

También el BCE o la Fed

La pérdida de 2022 en Suiza es uno de los ejemplos más sorprendentes de cómo el entorno global de aumento de los tipos interés ha cambiado el contexto financiero de los bancos centrales con las consecuencias fiscales asociadas.

El Banco Central Europeo o la Reserva Federal de EEUU publicarán, probablemente, pérdidas históricas en las próximas semanas. La fuerte subida de los tipos de interés está generando una caída histórica en el precio de los bonos, que es el principal activo en los balances de los bancos centrales de las economías desarrolladas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud