Bolsa, mercados y cotizaciones

La bolsa reparte un dividendo récord de 0,57 billones de dólares en el segundo trimestre

  • La retribución creció un 4,9% gracias a las europeas y al sector bancario
  • El 2023 se cerrará con el máximo importe repartido por encima de los 1,6 billones
madridicon-related

Con el cierre de la campaña de resultados del segundo trimestre del año, el reparto de beneficios al accionista ha dejado un nuevo récord. Los dividendos mundiales ascendieron a los 568.100 millones de dólares de abril a junio del 2023 lo que refleja un alza del 4,9% y la cifra más alta en un trimestre nunca antes alcanzada.

Por regiones, las compañías europeas suponen el mayor contribuidor a este nuevo récord con el reparto de 184.500 millones de dólares, seguidos del mercado norteamericano y de los países emergentes que alcanzan los 202.000 millones entre ambas, según los datos de Janus Henderson, que analiza los dividendos que distribuyen las 1.200 empresas más importantes por capitalización de mercado.

Así, se observa que el pago de dividendos aún mantiene su peso en el Viejo Continente mientras en regiones como Estados Unidos la recompra de acciones se impone como vía para remunerar al accionista. Del mismo modo, muchas compañías europeas pagan un único dividendo anual en este periodo (dos terceras partes de las compañías europeas distribuyen todo su beneficio entre los accionistas en el segundo trimestre) en el que el 86% de las empresas elevó o mantuvo el importe bruto previamente anunciado.

No obstante, es en el enfoque sectorial donde se encuentra el mayor protagonista del dividendo del segundo cuarto del año a ambos lados del Atlántico. El sector bancario distribuyó uno de cada dos dólares en el último trimestre a escala global al repartir entre los accionistas parte de las ganancias obtenidas por el aumento de los tipos de interés. Así, las entidades aportan la mitad del crecimiento mundial en el segundo trimestre con un aumento del 19,7% interanual. Las automovilísticas están en la segunda posición mientras que las empresas ligadas a las materias primas -como el gas, petróleo o las compañías mineras- soportan los mayores retrocesos tras un 2022 de beneficios extraordinarios y con dividendos que fueron en la misma línea.

Según Janus Henderson, los dividendos crecerán un 5,2% en 2023 respecto al año pasado, lo que supondría alcanzar los 1,64 billones de dólares a escala mundial. Sin embargo, también alertan que las actuales previsiones llevan a incrementar la incertidumbre en el devenir de la economía global, por lo que la retribución al accionista se puede ver condicionada en próximos resultados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud